Ley lucha de morosidad en las operaciones comerciales

 
 

El 29 de junio de 2010 se ha publicado en el Boletín Oficial de las Cortes Generales el texto definitivo de la Proposición de Ley de modificación de la Ley 3 2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, aprobado por el Congreso de los Diputados el pasado 17 de junio.

 
 

 

 
 

 

 

 

Al banco le gustan las reservas

Mario Cantalapiedra – Economista

Una vez cumplida la obligación de dotar las reservas de tipo obligatorio (legal y, en su caso, estatutarias), la empresa puede optar con el beneficio restante entre repartir dividendos a los accionistas o dotar otras reservas, de tipo voluntario, las cuales serán de libre disposición, a diferencia del resto de reservas sobre las que recaen formalidades legales que dificultan su posterior aplicación.

Llegado a este punto hay empresarios que optan por acudir al reparto sistemático de los beneficios generados por su compañía, la “ordeñan” por decirlo de un modo coloquial, buscando una recompensa por el esfuerzo dedicado en la puesta en marcha y desarrollo del negocio, algo que, hasta cierto punto, parece razonable. No obstante, la experiencia demuestra cómo ante la llegada de periodos con dificultades como lo son los actuales, la probabilidad de supervivencia de una empresa puede depender directamente de las reservas que haya sido capaz de generar y acumular a lo largo de los ejercicios.

Una compañía que muestre una fuerte dependencia de la financiación ajena y no cuente con un nivel mínimo de reservas, puede enfrentarse a serios problemas para superar, por ejemplo, la liquidación de un cliente importante. En estos momentos de crisis donde es tan difícil obtener nueva financiación ajena o incluso renovar los créditos preexistentes, muchas empresas están teniendo que acudir necesariamente a fuentes de financiación propia para sobrevivir. Inclusive las entidades financieras valoran de forma muy positiva la dotación de reservas voluntarias por parte de los empresarios que les solicitan financiación, ya que, en cierto modo, supone convencerles de que están apostando por su propia empresa. Lo mismo podríamos decir de las ampliaciones de capital que consistan en nuevas aportaciones al patrimonio de la empresa.

Por tanto, no se trata de rechazar el reparto de dividendos, sino entender que el mismo debe estar condicionado a la existencia de una estructura financiera sólida que dependerá de las circunstancias singulares de cada empresa, pero que, en cualquier caso, deberá perseguir un correcto equilibrio entre las fuentes financieras propias y ajenas.

Pienso que una empresa que se encuentre en pleno proceso de desarrollo y esté generando resultados positivos, tiene la oportunidad de fortalecer sus recursos propios con la dotación de reservas voluntarias, así como de financiar la propia expansión. La mayor dificultad estriba en lograr que todos los accionistas de la empresa participen de esta mentalidad.

La información sobre impagos y las valoraciones predictivas, lo más valorado para analizar clientes

Grupo Morosidad Impagos Linkedin 

Madrid, 15 de junio de 2010 

Las empresas españolas valoran las incidencias de pago (22,9%) y las valoraciones predictivas (21,2% y que incluye la predicción de impago y opinión de crédito) como ejes fundamentales en el examen que realizan de sus clientes y proveedores. Es la principal conclusión del estudio llevado a cabo por el Grupo Morosidad & Impagados de Linkedin, en base a más de 1000 votos de sus miembros. 

Encuesta morosidad e impagos - Informes comerciales empresas - resultados junio 2010
Encuesta morosidad e impagos - Informes comerciales empresas - resultados junio 2010

 Los siguientes elementos más valorados por las empresas en un informe comercial y financiero de empresa es la información financiera, con un 19,2% de los votos. Este punto incluye las últimas cuentas depositadas, así como información de auditoría y gestión, como por ejemplo memorias. 

Los siguientes elementos más demandados son la Información de administradores, vinculaciones, accionistas y directivos; 12,2% y la Información Investigada con un 12,1% de los votos. Este último punto se refiere a Información que no está disponible en fuentes públicas, necesaria en ocasiones para completar y actualizar la información que se tiene de un cliente o proveedor. 

Lo menos valorado por las empresas para analizar a sus clientes son las alertas de cambios (4,4%) y los recortes de prensa (1,4%), así como otros (6,7%, en el que se incluye informes de instalaciones, comparativas sectoriales o información de contacto).

Informe Comportamientos de Pagos 1T 2010

Elaborado por la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad con ayuda de AGC y del resto de asociaciones miembro.

 

 

La Plataforma Multisectorial Contra la Morosidad (PMCM) ha realizado un ejercicio para conocer la situación de la morosidad en España a través de un sistema de encuesta. Se realizó en junio de 2010 obteniéndose 409 respuestas, en su mayor parte, un 94%, de Pymes.

 

El 51% de las empresas encuestadas ha observado que en el primer trimestre de 2010 que el plazo de cobro con empresas privadas se ha alargado. Para el 44% de las empresas encuestadas dicho plazo se ha mantenido sin variación, y solo el 5% restante ha visto reducido el plazo de cobro con las empresas privadas.

 

 

El plazo medio de cobro que se pactó el primer trimestre de 2010 entre empresas del sector privado fue de 93 días, pero el plazo medio de cobro efectivo fue de 107. Ambos datos contrastan con los 57 días de media en el cobro efectivo en el conjunto de Europa (datos 2009)

Respecto al ratio de impagados, el 29% de las empresas encuestadas ha observado un aumento de sus impagados, para un 53% de las empresas el ratio de impagados se ha mantenido sin variación, y solo el 18% restante ha observado una reducción de sus impagados. 

 

 

La ratio de morosidad en España el primer trimestre de 2010, de acuerdo con la encuesta, se cifró en el 4,9%, porcentaje prácticamente idéntico al registrado en 2009. Este nivel de morosidad contrasta con la ratio del 2% que se registra en la UE.

¿Puedo trabajar con un fondo de maniobra negativo?

Mario Cantalapiedra – Economista

Ahora que la liquidez se ha convertido en la reina de nuestra gestión, si es que no lo es siempre, conviene repasar aspectos referentes al ratio de liquidez (= Activo corriente / Pasivo corriente), aquel que mide la capacidad de nuestra empresa para atender sus compromisos con terceros a corto plazo.

En principio, para que una compañía no presente problemas de liquidez, este ratio habría de ser superior a la unidad, es decir, el activo corriente es superior al pasivo corriente. Pudiera pensarse que bastaría con que fuera igual a 1, no obstante, por lo general debe ser mayor porque en el activo corriente se incluyen partidas tales como los almacenes de la compañía que en algunos casos, no son fácilmente convertibles en dinero a corto plazo, que se lo digan si no a tantas empresas que en los últimos tiempos no han podido dar “salida” a sus existencias debido a la crisis económica. Si el ratio de liquidez es inferior a la unidad, y esta tendencia se mantiene en el tiempo, existen posibilidades de que la empresa tenga problemas para afrontar sus deudas a corto y se vea obligada a solicitar declaración de concurso, aunque, como muchos de vosotros ya estaréis pensando esta afirmación presenta sus matices.

En primer lugar, cuando el ratio de liquidez es superior a 1, una parte del activo corriente es financiada con recursos permanentes (fondos propios y fondos ajenos a largo plazo o pasivo no corriente), permitiendo la existencia de un colchón de liquidez en la empresa y dando lugar a lo que denominamos fondo de maniobra (positivo). Sin embargo, un fondo de maniobra positivo también supone unas mayores necesidades de financiación de los activos corrientes que no pueden ser cubiertas con los acreedores a corto. Entonces, ocurre con este fondo como con tantas otras cosas en la vida, es tan importante no pasarse como el quedarse corto, debiendo contar con un fondo adecuado para el sector en que nos movamos. Esto dicho así queda muy bien, pero ¿cuál es el fondo adecuado para mi sector? Bueno, una referencia que puede valernos es contar con uno que cubra, aproximadamente, el almacén medio de existencias, con él podemos trabajar relativamente tranquilos.

Pero ¿qué pasa si nuestro ratio de liquidez es inferior a la unidad? ¿significa automáticamente que tenemos problemas de liquidez? Pues depende. En muchas empresas de tipo comercial es habitual que el fondo de maniobra sea negativo (pasivo corriente superior al activo corriente), sin que ello signifique que tengan problemas de liquidez. Pensemos, por ejemplo, en el caso típico de una empresa del sector de distribución de electrodomésticos, la cual cobra al contado la mayor parte de sus ventas, y paga a una media de 90 días a sus proveedores, al mismo tiempo que mantiene unas existencias medias reducidas en almacén. En esta empresa su fondo de maniobra será negativo, tendrá, por consiguiente, un coeficiente de liquidez menor a 1, y, sin embargo, no sufrirá problemas de liquidez, puesto que los proveedores están “financiando su actividad”.

Contestando a la pregunta que encabeza el post, a veces es posible trabajar con un fondo de maniobra negativo sin que ello implique tener problemas de liquidez, recurriendo a la financiación que proporcionan los proveedores. De todos modos, cuidado con el recurso permanente a esta financiación, puesto que con la reciente aprobación definitiva de la modificación de la Ley 3/2004 contra la morosidad, ya no se va a poder pagar tan tarde ¿verdad?

¿Qué ocurre si no deposito mis cuentas anuales en el Registro Mercantil?

Mario Cantalapiedra – Economista

En cierto modo es lógico que alguien pueda tener la tentación de no depositar las cuentas anuales de su empresa en el Registro Mercantil, más aún en las circunstancias actuales donde la situación económica y financiera de muchas compañías no puede catalogarse precisamente de buena.

Si no depositamos estas cuentas debemos tener en cuenta una serie de consecuencias a las que nos podemos enfrentar, y que no me gustaría pasar por alto. En primer lugar, quisiera recordaros que la Ley obliga a los administradores de las sociedades mercantiles a presentar las cuentas anuales en el Registro Mercantil para su depósito y publicación, de forma que cualquier interesado pueda tener acceso a las mismas y conocer la evolución de la empresa. Luego la no presentación de cuentas, aparte del incumplimiento legal, el cual puede ser sometido a un régimen sancionador previsto en el artículo 221 de la Ley de Sociedades Anónimas, conlleva empeorar la imagen de la compañía frente a terceros, lo que puede repercutir en informes comerciales negativos, en la pérdida de nuevos clientes o contratos, o en la dificultad de acceder al crédito bancario.

Por otro lado, y según menciona el Reglamento del Registro Mercantil, la falta de depósito de las cuentas anuales transcurrido un año desde la fecha del cierre del ejercicio social, implica la imposibilidad de inscribir en dicho Registro ningún documento presentado con posterioridad, hasta que se practique el mismo. No obstante, hay una serie de documentos que se exceptúan de esta prohibición, como son los títulos relativos al cese o dimisión de administradores, gerentes, directores generales o liquidadores, y a la revocación o renuncia de poderes, así como a la disolución de la sociedad y al nombramiento de liquidadores y a los asientos ordenados por la autoridad judicial o administrativa. Cualquier otro documento referido a nuestra sociedad, por ejemplo, una disminución de capital o una modificación de nuestros estatutos, no podrá ser inscrito hasta que decidamos depositar las cuentas.

Pensemos también que cuando presentamos las cuentas anuales, el Registro Mercantil no suele validar el contenido de las mismas, limitándose a verificar las firmas de los administradores y algún otro aspecto formal. En las cuentas anuales que se presentan de forma telemática, algunos Registros Mercantiles sí suelen emitir una hoja de evaluación.

Luego después de repasar todos los argumentos expuestos mi recomendación es clara en el sentido de efectuar siempre el depósito de las cuentas, de tal modo que, si la empresa tiene problemas, deberemos buscar la solución por otra vía y no por la de ocultar la información de nuestras cuentas anuales.

Cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil por ejercicio contable

cuentas anuales depositadas en el registro mercantil

Fuente: Iberinform.

Iberinform es premiado como mejor proveedor de información para la gestión del riesgo cliente

El premio fue otorgado el 8 de junio por la Asociación de Gerentes de Crédito y la revista EcoFin conjuntamente tras los votos de sus asociados y lectores. Iberinform fue el único proveedor de información de gestión del riesgo premiado en el evento.

Fuente: Iberinform / Fecha: 10/06/2010

Iberinform fue premiada ayer como mejor empresa proveedora para el sector financiero por sus servicios de alertas, control de riesgo y auditoría de clientes. El Premio fue otorgado conjuntamente por la AGC (Asociación de Gerentes de Crédito) y la revista EcoFin, tras los votos obtenidos por sus asociados y sus lectores, respectivamente.

Iberinform es una compañía del Grupo Crédito y Caución con 35 años de experiencia en la gestión del riesgo cliente. Sus informes y valoraciones de empresas ayudan a las empresas en la toma de sus decisiones de negocio y en la gestión de sus riesgos con clientes y proveedores. En este sentido, uno de sus servicios más solicitados es la Valoración Iberinform, un bloque incluido en todos los informes de empresa (disponibles en www.iberinform.es ) que recoge un rating predictivo de morosidad, un rating de rentabilidad, un rating de solvencia y una opinión del crédito máximo que puede soportar esa empresa con todos sus proveedores.

De entre ellos, “el más valorado por nuestros clientes es el rating predictivo de morosidad, ya que mediante una calificación de 0 a 10 pueden saber la probabilidad que tiene una empresa de que incumpla con sus pagos en los próximos doce meses”, afirma su Director General, Andrés Ohlsson.

Valoracion

EXTERNALIZACION DE LA GESTION DE COBRO CON UN PROVEEDOR EFICAZ VS LEGACY

José Antonio Villegas www.solucionados.com  

A continuación mostraré, de forma objetiva, porqué creo en la externalización y, por tanto y porqué los gestores de cobros son sin lugar a dudas una solución, en general, mal valorada -con tanta razón como desatino, dadas las nuevas tendencias- Antes de entrar en el porqué de esa opinión, me gustaría terminar de centrar: para mi en este post:

Gestor de cobro = Empresa de recobro.

Legacy: Todos hemos creído que las empresas de gestión de cobro son empresas cuya acción erosiona la de mi empresa y en general dificulta mi dinámica comercial por cuanto actúan por libre y en muchos casos con métodos cuestionables.

La realidad es que esta actividad se ha vinculado siempre con una demonización del deudor. Ello es fácil de entender ya que el deudor es alguien que no ha cumplido -lo que no quiere decir su incumplimiento sea crónico- y que nos genera un problema. Por ello, con gran desacierto, la mayoría de los acreedores se han mostrado siempre muy negativos a la hora de encajar la morosidad -por razones ovbias- y las empresas de recobro se han aprovechado de esta negatividad para captar clientes. Una vez que el cliente está captado alimentando su motivación no queda más remedio que seguir en esa línea y actuar de forma cuestionable, ya que, a su vez esa negatividad hacia el deudor es el argumento de venta clave. Alguien podrá pensar que esas empresas son unas cuantas que no nombraré… y es cierto, pero, hagamos un ejercicio de memoria: la gente que trabajan en CALL CENTERS de gestión de cobro o en acciones de cobro interno, pensemos en los argumentarios de cobro que hemos tenido… ¿Lo tenemos? bien, estaréis de acuerdo en el impulso negativo que, por definición se ha usado para el cobro y el gran error que ha supuesto dada la erosión que ha generado -tanto en deudor; que al final, en la mayoría de los casos es un cliente que ha de volver a comprar, como en nuestro personal-, como, por ende, en el mercado y consecuentemente en la percepción que el mismo tiene sobre los gestores de cobro.

No puedo cerrar el comentario sin expresar aquello en lo que creemos en mi empresa y que aparte de crear un gran valor ponderable -los propios resultados- para el acreedor, genera otro imponderable incalculable que conlleva, incluso, la fidelización del deudor. Nosotros creemos que:

1) La gran mayoría de los deudores crean el la deuda de forma involuntaria y por tanto, quieren pagarla, al margen de cuáles sean sus circunstancias. La primera clave, aparte de locazar al deudor está en identificar su compromiso con la deuda y proyectarlo en el tiempo con las posibilidades reales del acreedor.

2) Basta una conversación con el deudor para saber si no quiere pagar, probablemente alguna más para saber si realmente quiere pagar, pero SOLO UNA CONVERSACION para saber si no quiere.

3) Puede ser que el deudor muestre resistencia al pago amparándose en sus circunstancias. En ese caso en un tono comercial hemos de mostrarle lo que le espera en caso de no pagar; demanda, embargo de bienes y/o nómina, incapacidad para poder gestionar crédito alguno, etc… Y motivándole con opciones -en el marco del requisito fijado con el acreedor- planes de pagos, quitas en el caso de cancelación total en un plazo cierto e inferior a una semana, retirada del activo (si es posible y/o lo hay) a cambio de aminoración de la deuda y renegociación de la misma.

4) Si persiste en resistirse al pago por activa o pasiva, se procede a mandar el expediente al departamento jurídico, sin traumas. Ya no hay nada que hacer más que esperar a que los abogados hagan su trabajo y generen sentencia a favor. Una vez tenemos sentencia buscamos bienes, hoy, mañana y dentro de 10 años..

Mi visión respecto a la valoración de las empresas de gestión de cobros es pesimista dado que hay muchos tópicos que son muy dificiles de vencer. La receta: trabajar bien todos los días y creer que hay otra forma de hacer las cosas.

 

Leer artículos anteriores: 1 2 Pág. Siguiente