Consejos para elaborar el presupuesto de tesorería

Mario Cantalapiedra – Economista

En la confección del presupuesto de tesorería de cualquier empresa bastará con reflejar, en forma de tabla, los cobros y pagos previstos para cada uno de los períodos, normalmente de forma separada. El saldo inicial del presupuesto se obtendrá del último balance cerrado por la compañía, representando lo que se conoce como posición inicial de tesorería. Sumando a este saldo, en cada uno de los periodos que se consideren, la diferencia prevista entre cobros y pagos se llega al saldo final. Como no puede ser de otro modo, el saldo final de un período será el inicial del siguiente.

Es muy importante tratar de incluir en el presupuesto todos los cobros y pagos que puedan acontecer en la empresa, sin olvidar aquello de que “hacer predicciones es muy difícil sobre todo si se refieren al futuro” tal como proclamaba el Premio Nobel danés Niels Bohr.

Los cobros que formarán parte del presupuesto de tesorería podrán tener la siguiente procedencia:

  • Por ventas. Se obtendrán a partir del presupuesto de ventas y según las condiciones de cobro pactadas con los diferentes clientes. Tal como os comente en el post anterior, mi criterio es ser conservador a la hora de incluir las cifras previstas de cobros en el presupuesto de tesorería, teniendo en cuenta, independientemente de las condiciones pactadas con los clientes, factores correctores en función de la morosidad que sufra la empresa.
  • Otros cobros. Por intereses por depósitos o cuentas bancarias, por ventas de activos no corrientes, por subvenciones (si es que todavía queda alguna a la que se pueda optar), por préstamos recibidos, por ampliaciones de capital, etcétera.

Los pagos a incluir en este presupuesto podrán tener los siguientes orígenes:

  • Por compras de materias primas. Se obtendrán del presupuesto de compras, teniendo en cuenta las condiciones de pago a proveedores.
  • Por remuneraciones al personal productivo.
  • Por gastos generales de producción (luz, limpieza, seguros, reparaciones, etcétera).
  • Por gastos de administración y venta (salarios del personal no productivo, teléfono, material de oficina, etcétera).
  • Otros pagos. Pagos correspondientes a impuestos que no representan gasto (como, por ejemplo, el IVA), pagos por devolución de financiación ajena (préstamos, arrendamientos financieros, etcétera), por liquidaciones de intereses y comisiones de las entidades bancarias, por dividendos, por inversión en activo no corriente, y cualesquiera otros que la empresa tenga que afrontar.

Resulta primordial prever, y aquí es muchas veces donde nos podemos encontrar posteriores sorpresas muy desagradables, los pagos que se producen con una menor frecuencia en el ejercicio, tales como seguros, impuestos anuales o comisiones de avales bancarios. Dentro de este tipo de pagos, y siempre que sea factible, se deberá procurar solicitar comunicaciones previas de las entidades acreedoras correspondientes donde se nos informe de las fechas e importes que serán cargados en nuestras cuentas. Procedimiento que, por ejemplo, es habitual que sigan las compañías aseguradoras con los seguros domiciliados. 

Acceso al RAI online - 3 Informes Gratis
Acceso al RAI online - 3 Informes Gratis

Cómo incorporar información de los aplazamientos de pago en la memoria de las cuentas anuales

Novedades en la presentación de las memorias de cuentas anuales del ejercicio 2010

 

Ignacio JiménezIberinform 

En el BOE del día 31 de diciembre de 2010 (resolución de 29 de diciembre) se ha publicado la Resolucion Instituto de Contabilidad y Auditoria de cuentas (ICAC), Organismo Autónomo adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda, donde se establece la obligación de incorporar en la memoria de las cuentas anuales del ejercicio 2010 el importe del saldo pendiente de pago a proveedores en operaciones comerciales, que al cierre del ejercicio acumule un aplazamiento superior al plazo legal de pago.

  • Esta Resolución será de aplicación a todas las empresas españolas, tanto para las cuentas anuales individuales como las consolidadas.
  • La norma deja fuera de su ámbito de aplicación a los acreedores o proveedores que no cumplen tal condición (proveedores de inmovilizado o los acreedores por arrendamiento financiero).
  • Las empresas que utilicen el modelo abreviado o que opten por la aplicación del Plan General de Contabilidad de PYMES no estarán obligadas a informar del plazo medio ponderado excedido.
  • En el primer ejercicio se informará del saldo pendiente de pago que acumule un aplazamiento superior al plazo legal de pago.

 

_______________________________________________

 TEXTO COMPLETO

La disposición adicional tercera. Deber de información de la Ley 15/2010, de 5 de julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, señala:

 «Las sociedades deberán publicar de forma expresa las informaciones sobre plazos de pago a sus proveedores en la Memoria de sus cuentas anuales.

El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas resolverá sobre la información oportuna a incorporar en la Memoria de Cuentas Anuales de las empresas para que, a partir de las correspondientes al ejercicio 2010, la Auditoría Contable contenga la información necesaria que acredite si los aplazamientos de pago efectuados se encuentren dentro de los límites indicados en esta Ley.»

Considerando lo anterior, la presente Resolución tiene como objetivo dar cumplimiento al mandato expreso contenido en la citada Ley 15/2010, de 5 de julio, y es conforme con la habilitación general contenida en la disposición final tercera del Real Decreto 1514/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad, que faculta al Instituto de Contabilidad y Auditoria de Cuentas (ICAC) a dictar normas de obligado cumplimiento en desarrollo del citado Plan, en particular, en relación con las normas de elaboración de las cuentas anuales.

El ámbito de aplicación de la Resolución se regula en la norma primera en sintonía con el alcance definido en la disposición adicional tercera de la Ley 15/2010, de 5 de julio.

A tal efecto, se considera como «empresa» a cualquier persona jurídica o empresario persona física que actúe en el ejercicio de su actividad independiente económica o profesional que deba elaborar cuentas anuales de acuerdo con nuestro Derecho contable o que las elabore voluntariamente.

Hay que advertir que las empresas que formulen cuentas consolidadas también se incluyen en el ámbito de aplicación de esta Norma, si bien exclusivamente respecto a las empresas radicadas en España que se consolidan por el método de integración global o proporcional al margen del marco de información financiera en que se formulen las citadas cuentas.

La Resolución exige que se informe sobre el número de días en que la empresa ha superado el plazo legal de pago. Para ello, en la medida que la empresa puede tener que cumplir con distintos plazos legales en función de la naturaleza del bien, servicio de que se trate o actividad desarrollada, y al objeto de ponderar el citado incumplimiento se ha considerado oportuno emplear el indicador «Plazo medio ponderado excedido de pagos».

En la norma segunda se define este concepto, cuyo cálculo requiere computar el número de días de retraso sobre el plazo legal en cada uno de los pagos incumplidos y ponderarlo por el importe del respectivo pago, circunstancia que exige identificar el plazo legal de pago que, en cada caso, corresponda de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, y durante el periodo a que se extiende el régimen transitorio en la Ley 15/2010, de 5 de julio.

Es conveniente precisar que el «Deber de información» afecta a las operaciones comerciales de pago. Es decir, a los acreedores comerciales incluidos en el correspondiente epígrafe del pasivo corriente del modelo de balance, por tanto, la norma deja fuera de su ámbito objetivo de aplicación a los acreedores o proveedores que no cumplen tal condición para el sujeto deudor que informa, como son los proveedores de inmovilizado o los acreedores por arrendamiento financiero.

La norma tercera recoge la información que se considera oportuna para poder apreciar el grado de cumplimiento de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre. En particular las empresas que elaboren la memoria en el modelo normal deberán incluir en una nota independiente la siguiente información:

  • Importe pagado fuera o dentro del plazo legal.
  • Plazo medio ponderado excedido de pagos durante el ejercicio.
  • Saldo pendiente de pago al cierre del mismo que acumule un aplazamiento superior al permitido por la ley.

No obstante, como es usual en los restantes requerimientos contables, se ha estimado proporcionado, en razón de su magnitud, exigir un menor detalle de información contable a las pequeñas y medianas empresas. Siguiendo este criterio, las empresas que puedan elaborar la memoria en modelo abreviado o que opten por la aplicación del Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas no estarán obligadas a informar del plazo medio ponderado excedido de pagos durante el ejercicio.

Finalmente, la disposición transitoria primera incorpora el régimen transitorio sobre el plazo legal de pago por remisión a lo previsto en la Ley 15/2010, de 5 de julio, en función de la naturaleza de la entrega de bienes o de la prestación de servicios que reciba la entidad.

Por su parte, la disposición transitoria segunda establece el régimen de cumplimento gradual que se ha fijado para el primer ejercicio de aplicación, del que solo se solicita un análisis sobre la antigüedad de los saldos al cierre del mismo, al objeto de facilitar la aplicación de los nuevos requerimientos ante la previsión de que las empresas puedan verse en la necesidad de tener que adaptar sus sistemas informáticos.

En su virtud, de acuerdo con el Consejo de Estado, se dicta la presente Resolución:

 

Norma primera. Objeto y ámbito de aplicación.

1. La presente Resolución tiene por objeto aclarar y sistematizar la información que las empresas deben recoger en la Memoria de sus cuentas anuales individuales y consolidadas, a efectos del deber de información previsto en la disposición adicional tercera de la Ley 15/2010, de 5 de julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

2. Esta Resolución será de aplicación a todas las empresas españolas, en la formulación de las cuentas anuales individuales y consolidadas.

A tal efecto, se considerará como empresa a cualquier persona jurídica o empresario persona física que actúe en el ejercicio de su actividad independiente económica o profesional.

El ámbito de aplicación de la Resolución se corresponde con el de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre.

 

Norma segunda. Definiciones.–A los exclusivos efectos de lo previsto en esta Resolución se entenderá por:

a) Plazo medio ponderado excedido (PMPE) de pagos: el importe resultante del cociente formado en el numerador por el sumatorio de los productos de cada uno de los pagos a proveedores realizados en el ejercicio con un aplazamiento superior al respectivo plazo legal de pago y el número de días de aplazamiento excedido del respectivo plazo, y en el denominador por el importe total de los pagos realizados en el ejercicio con un aplazamiento superior al plazo legal de pago.

b) Proveedores: acreedores comerciales incluidos en el pasivo corriente del balance por deudas con suministradores de bienes o servicios.

 

Norma tercera. Información sobre los aplazamientos de pago efectuados a los proveedores durante el ejercicio.

1. Las empresas incluirán una nota en el modelo normal de la memoria de sus cuentas anuales individuales y en su caso, consolidadas, con la siguiente denominación y contenido:

«Información sobre los aplazamientos de pago efectuados a proveedores. Disposición adicional tercera. «Deber de información» de la Ley 15/2010, de 5 de julio.»

Importe total de pagos realizados a los proveedores en el ejercicio, distinguiendo los que hayan excedido los límites legales de aplazamiento.

Plazo medio ponderado excedido de pagos.

Importe del saldo pendiente de pago a proveedores, que al cierre del ejercicio acumule un aplazamiento superior al plazo legal de pago.

 Esta información deberá suministrarse en el siguiente cuadro:

Resolución de 29 de diciembre de 2010 comunicacion aplazamientos de pago a proveedores en operaciones comerciales.

** El plazo máximo legal de pago será, en cada caso, el que corresponda en función de la naturaleza del bien o servicio recibido por la empresa de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

 2. La información de las cuentas consolidadas estará referida a los proveedores del grupo como entidad que informa, una vez eliminados los créditos y débitos recíprocos de las empresas dependientes y, en su caso, los de las empresas multigrupo de acuerdo con lo dispuesto en las normas de consolidación que resulten aplicables. El cuadro solo recogerá la información correspondiente a las entidades españolas incluidas en el conjunto consolidable.

3. Las empresas que elaboren la memoria en el modelo abreviado del Plan General de Contabilidad, o que opten por la aplicación del Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas incluirán una nota con la siguiente denominación y contenido:

«Información sobre los aplazamientos de pago efectuados a proveedores. Disposición adicional tercera. «Deber de información» de la Ley 15/2010, de 5 de julio.»

Importe total de pagos realizados a los proveedores en el ejercicio, distinguiendo los que hayan excedido los límites legales de aplazamiento.

Importe del saldo pendiente de pago a proveedores, que al cierre del ejercicio acumule un aplazamiento superior al plazo legal de pago.

 Esta información deberá suministrarse en el siguiente cuadro:

relación con los aplazamientos de pago a proveedores en operaciones comerciales.

** El plazo máximo legal de pago será, en cada caso, el que corresponda en función de la naturaleza del bien o servicio recibido por la empresa de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales.

Las empresas que elaboren la memoria en el modelo abreviado deberán cumplimentar la información que se solicita en el apartado 1 de esta norma cuando se incluyan en el conjunto consolidable de una sociedad española.

 

Disposición transitoria primera. Régimen transitorio de los plazos máximos de pago.

El plazo legal máximo de pago que debe cumplir el deudor a partir de la fecha de la prestación de los servicios o de la recepción de las mercancías, distintas de los productos de alimentación frescos y perecederos, se ajustará progresivamente para aquellas empresas que vinieran pactando plazos de pago más elevados al calendario transitorio establecido hasta el 1 de enero de 2013 en las disposiciones transitorias segunda y tercera de la Ley 15/2010, de 5 de julio.

 

Disposición transitoria segunda. Información a incluir en la memoria de las cuentas anuales del primer ejercicio de aplicación de esta Resolución.

En el primer ejercicio de aplicación de esta Resolución, las entidades deberán suministrar exclusivamente la información relativa al importe del saldo pendiente de pago a los proveedores, que al cierre del mismo acumule un aplazamiento superior al plazo legal de pago.

Adicionalmente, en las cuentas anuales de este primer ejercicio no se presentará información comparativa correspondiente a esta nueva obligación, calificándose las cuentas anuales como iniciales a estos exclusivos efectos en lo que se refiere a la aplicación del principio de uniformidad y del requisito de comparabilidad.

 

Disposición final. Entrada en vigor.

La presente Resolución entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

 

Madrid, 29 de diciembre de 2010 – El Presidente del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, José Antonio Gonzalo Angulo

Las tensiones de liquidez y el presupuesto de tesorería

Mario Cantalapiedra – Economista

El presupuesto de tesorería adquiere gran importancia en las pequeñas y medianas empresas donde es habitual que se conviva con tensiones de tesorería y sea, por tanto, necesario controlar continuamente la posición de liquidez. No parece que sea 2011 el año en que esta situación mude, por lo que, de nuevo, los empresarios harán de este presupuesto su compañero fiel e inseparable y el origen de muchos de sus quebraderos de cabeza.

En el presupuesto de tesorería lo que recogemos, a priori, son los flujos de cobro y pago que se producen en el tiempo, es decir, la corriente monetaria de la compañía que se genera a partir de la corriente económica, representada por ingresos y gastos, pero que contempla una distinta evolución temporal. Luego en este documento lo que prima es el principio de caja, el cual se basa en cobros y pagos, antes que el principio contable del devengo, que considera a los ingresos y gastos. No obstante, antes de realizar el presupuesto de cobros y pagos, se deberá contar con la previsión de ingresos y gastos que los originan. Y mucha prudencia a la hora de incluir la previsión de cobros en el presupuesto de tesorería de la empresa, recordar que el tiempo en que una venta significaba un cobro ha quedado atrás, es preferible que tengamos una mentalidad muy conservadora al presupuestar todo aquello factible de cobrarse y, sin embargo, seamos muy estrictos con todo aquello que a buen seguro tendremos que pagar.

El esquema temporal adecuado para el presupuesto de tesorería dependerá de la política de entradas y salidas monetarias concreta que se siga en la empresa, sin que existan soluciones estándares válidas para todas las compañías y en todos los momentos. Una práctica utilizada por algunas empresas, y que puede ser aconsejable, consiste en realizar dos tipos de documentos; uno que muestre la posición inmediata de tesorería, semanal o quincenal, con una evolución detallada de cada cobro o pago a realizar, y otro en el que se contemple un horizonte más amplio, trimestre o semestre, al que llamaríamos auténtico presupuesto de tesorería, donde existe un menor detalle en la corriente de flujos prevista pero que permite tomar decisiones para corregir los desequilibrios futuros con suficiente antelación. No olvidemos que el principal objetivo del presupuesto de tesorería es precisamente detectar la aparición de esos posibles desequilibrios.

Tipo legal interés de demora 1º Semestre 2011

Mario Cantalapiedra – Economista

A efectos de lo previsto en la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en operaciones comerciales, mediante Resolución de 28 de diciembre de 2010, de la Dirección General del Tesoro y Política Financiera, se ha establecido que el tipo legal de interés de demora a aplicar durante el Primer semestre natural del año 2011 seguirá siendo del 8 por 100. Dicho interés no ha variado desde el Segundo semestre de 2009.  En el cuadro podemos ver la evolución sufrida por el mismo desde el inicio de 2007.

Tipo interes de demora

Leer artículos anteriores: Pág. Anterior 1 2