Evolución de la morosidad bancaria durante 2015

Mario Cantalapiedra – Economista

La morosidad de los créditos concedidos por entidades de depósito (bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito) y establecimientos financieros de crédito, ha mostrado una progresiva mejora a lo largo de 2015 (con los datos presentados por el Banco de España hasta el mes de noviembre). Si en enero los créditos bancarios dudosos ascendían a los 171.724 millones de euros, lo que representaba una tasa del 12,55 por ciento sobre el total, en noviembre el volumen dudoso se ha reducido a los 138.894 millones de euros con una tasa del 10,35 por ciento, una disminución de más de dos puntos porcentuales. Luego, a la espera, del dato de diciembre, se puede decir que el 2015 ha sido un buen año en lo que a la mejora de la morosidad bancaria se refiere. Lejos queda ya la tasa máxima histórica de la serie, registrada a finales de 2013, con el 13,62 por ciento.

No obstante, que, de cada 100 euros que presta un banco, haya dudas sobre la devolución de algo más de 10, me sigue pareciendo un dato demasiado elevado para darnos por satisfechos.

Evolución morosidad bancaria (enero-noviembre 2015)

table

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Banco de España (BDE)

Imagen1Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Banco de España (BDE)

Disponible el formulario que permite solicitar el acuerdo extrajudicial de pagos

Mario Cantalapiedra – Economista

El artículo 231 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, permite a los deudores personas naturales que se encuentren en situación de insolvencia o prevean que no podrán cumplir regularmente con sus obligaciones, iniciar un procedimiento para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con sus acreedores, con la ayuda de un mediador concursal, y siempre que su pasivo no supere los cinco millones de euros. También pueden acudir a este acuerdo, las personas jurídicas que se encuentren en estado de insolvencia, que hayan sido declaradas en concurso de no especial complejidad y que dispongan de activos suficientes para satisfacer los gastos propios del acuerdo.

En este sentido, la solicitud del procedimiento deberá ser realizada mediante un formulario normalizado, aprobado por la Orden JUS/2831/2015, de 17 de diciembre, y que ha entrado en vigor el 18 de enero de 2016, el cual se estructura en los cuatro apartados siguientes:

  1. Identificación del solicitante del procedimiento, ya sea persona natural o jurídica, en todo lo referente a su situación personal, familiar y laboral o profesional, según proceda.
  2. Comprobación de que concurren las condiciones que permiten iniciar el procedimiento. Por ejemplo, el deudor habrá de declarar el tipo de insolvencia en el que se encuentra: actual (no puede cumplir regularmente sus obligaciones) o inminente (prevé que no podrá cumplir sus obligaciones), o los hechos de los que deriva dicha insolvencia (desempleo, sobreendeudamiento, pérdidas empresariales o profesionales, etcétera).
  3. Inventario de los bienes y derechos del deudor, incluyendo la totalidad de su patrimonio. Según el caso, se deberá aportar una documentación u otra para justificar este inventario. En el caso de que el deudor está obligado a llevar contabilidad, se deberán aportar las cuentas anuales de los últimos tres ejercicios.
  4. Lista de acreedores, en la que se declaren tanto el número de los mismos como sus datos identificativos.

Como se señala en la propia Orden JUS/2831/2015, esta información permitirá un tratamiento más adecuado de la situación de insolvencia de que se trate, favoreciendo el buen desenvolvimiento y fin de los acuerdos extrajudiciales de pago. En el caso de que la solicitud corresponda a un deudor no empresarial, deberá dirigirse al notario correspondiente a su domicilio. Mientras que, los empresarios o entidades inscribibles en el Registro Mercantil, podrán dirigirla al registrador mercantil o a la Cámaras Oficiales de Comercio, Industria, Servicios y Navegación, cuando éstas hayan asumido funciones de mediación.

Cinco prioridades del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) en 2016

Mario Cantalapiedra – Economista

El Mecanismo Único de Supervisión (MUS) ha establecido las cinco prioridades que guiarán su actividad supervisora a lo largo de 2016. Este sistema de supervisión financiera, que empezó a funcionar el 4 de noviembre de 2014, está integrado por el Banco Central Europeo (BCE) y las autoridades supervisoras de los países de la Unión Europea (UE) participantes, y tiene por objetivos principales velar por la seguridad y la solidez del sistema bancario europeo, así como potenciar la integración y la estabilidad financieras. Es el primer paso hacia la unión bancaria, la cual se prevé completar con un mecanismo único de resolución y un sistema armonizado de garantías de depósitos.

Las cinco áreas fundamentales identificadas por el MUS, se basan en la valoración de los principales riesgos a los que se enfrentan las entidades de crédito actualmente, y son esenciales para coordinar las actuaciones supervisoras que emprendan.

1. Modelos de negocio y rentabilidad

Estos dos elementos son lo que más preocupan al MUS, en un contexto en el que tanto el modelo de negocio como la rentabilidad de los bancos se ven afectados por el nivel de deterioro de los activos y el prolongado período de bajos tipos de interés. La supervisión se centrará en examinar si los bancos logran rentabilidad, entre otros aspectos, relajando las condiciones de concesión de crédito, teniendo una mayor dependencia de la financiación a corto, o incrementando sus exposiciones de forma no proporcional al apetito de riesgo que declaran.

2. Riesgo de crédito

Los elevados niveles de morosidad en los créditos y préstamos bancarios también preocupan al MUS, sobre todo en la banca de los países europeos, como España, que han sido más castigados por la crisis. Se propondrán actuaciones a seguir para las entidades que tengan niveles elevados de préstamos morosos. Asimismo, se someterá a un examen supervisor más estricto la concentración del riesgo en áreas como el sector inmobiliario.

3. Adecuación de capital

Otra de las prioridades del MUS será que los bancos estén adecuadamente capitalizados, teniendo en cuenta tanto la calidad como la composición de su capital.

4. Gobernanza de los riesgos y calidad de los datos

La gobernanza de los riesgos de los bancos se evaluará en función del contexto actual (baja rentabilidad y consiguiente búsqueda de beneficios, financiación abundante y a bajo precio ofrecida por los bancos centrales). Los consejos de administración bancarios deberán requerir y recibir información adecuada sobre los riesgos de las decisiones de negocio que tomen, teniendo en cuenta si éstos son acordes con los criterios y umbrales definidos por la entidad. Se trata de no repetir errores cometidos en el pasado reciente.

5. Liquidez

Por último, el MUS analizará los progresos de los bancos en la aplicación y mantenimiento de marcos adecuados para la gestión del riesgo de liquidez y de financiación, tanto en un entorno de normalidad como en situaciones de tensión.

Cinco prioridades del MUS en 2016

Imagen2

Fuente: Banco Central Europeo (BCE)

La recuperación de la posesión por parte el titular inscrito

El Artículo 41 de la Ley Hipotecaria disponía la posibilidad de utilizar  un procedimiento especial dirigido a eliminar los actos de oposición frente a los derechos inscritos en el Registro de la Propiedad. Pese a que la Ley de Enjuiciamiento Civil del 2000 afirma que se suprimen los juicios especiales, ciertamente en el Artículo 250.1.7 de dicha Ley de procedimiento se regula un procedimiento que podemos llamar “especial” , en concreto se indica que se tramitarán por el procedimiento verbal, “las demandas  que , instadas por los titulares de derechos reales inscritos en el Registro de la Propiedad, demanden la efectividad de esos derechos frente a quienes se oponga a ellos o perturben su ejercicio, sin disponer de título inscrito que legitime la oposición o la perturbación”.

Dicho Artículo 41 de la Ley Hipotecaria con la entrada en vigor de la actual y vigente Ley de Enjuiciamiento Civil (en adelante LEC) queda redactado de la siguiente forma: “Las acciones reales procedentes de los derechos inscritos podrán ejercitarse a través del juicio verbal regulado en la LEC, contra quienes, sin título inscrito, se opongan a aquellos derechos o perturben su ejercicio…”

La naturaleza jurídica de este procedimiento es clara, se trata de un procedimiento declarativo al regularse por medio del actual juicio verbal siendo las resoluciones derivadas de dicho proceso, carentes de efectos de cosa juzgada. El demandante acciona en su condición de titular registral del dominio o de un derecho real al que se le perturba en su posesión. Por tanto se trata de un mecanismo de protección que establece el ordenamiento jurídico que intenta proteger lo recogido en el Artículo 38 de la Ley Hipotecaria: “A todos los efectos legales se presumirá que los derechos reales inscritos en el Registro existen y pertenecen a su titular en la forma determinada por el asiento respectivo. De igual modo se presumirá que quien tenga inscrito el dominio de los inmuebles o derechos reales tiene la posesión de los mismos….”

Son presupuestos del ejercicio de la acción los siguientes: 1/titularidad registral, con un asiento vigente a su favor, sin contradicción alguna 2/titularidad registral que publica un derecho inscrito que supone posesión 3/ actos de perturbación, oposición o despojo.

La legitimación activa la tienen los titulares de derechos reales inscritos y la legitimación pasiva la ostentan quienes perturben el ejercicio de tales derechos sin disponer de título inscrito.

La ley establece una caución para accionar/oponerse al actor. Dicha caución se adoptará con audienciadel demandado; dispone el Artículo 439 de la LEC que no se admitirán las demandas … /….1º Cuando en ellas no se expresen medidas que se consideren necesarias para asegurar la eficacia de la sentencia que recayere. 2º Si salvo renuncia del demandante, que hará constar en la demanda, no se señale en ésta la caución que ha de prestar el demandado…en caso de comparecer y contestar, para responder de los frutos que haya percibido indebidamente, de los daños y perjuicios producidos y de las costas del juicio. 3º Si no acompañare el actor a la demanda certificación literal del Registro de la Propiedad que acredite la vigencia, sin contradicción alguna, del asiento que legitima al demandante.

 

 

 

 

Existe un principio de audiencia al demandado, establecido para hacer posible el derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos” según dispone el Artículo 24 de la Constitución puesto que dicha caución no puede adoptarse automáticamente y sin audiencia de la parte demandada, y por otra parte, se exige que el importe de dicha caución se fije en la cuantía que, tras oír al demandado, el tribunal determine dentro de la solicitada por el demandante.

Son motivos de oposición la falsedad de la certificación del Registro u omisión en ella de derechos o condiciones inscritas que desvirtúen la acción ejercitada, poseer el demandado la finca o disfrutar el derecho discutido por contrato u otra cualquier relación jurídica directa con el último titular o con titulares anteriores o en virtud de prescripción, que el bien o derecho figure inscrito a favor del demandado y finalmente no ser la finca inscrita la que efectivamente posea el demandado.

En cuanto a la finalización de este proceso, la ley no admite reconvención nunca, y la sentencia que recae no produce efectos de cosa juzgada pudiendo las partes acudir al juicio declarativo correspondiente para instar la revisión de lo en él resuelto.

En definitiva se trata del cauce procedimental más apropiado para ser utilizado por un propietario que ve como su finca es ocupada y poseída por la vía de hecho.

Las transferencias SEPA se consolidan como el instrumento de pago más utilizado

Mario Cantalapiedra – Economista

En base a los datos publicados por el Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE), sistema español que procesa las transacciones originadas con instrumentos de pago al por menor, las transferencias SEPA son el medio de pago más utilizado si se tiene en cuenta el importe total de las operaciones efectuadas. Te recuerdo que estas transferencias son el instrumento de pago básico para efectuar abonos en euros, sin límite de importe, entre cuentas bancarias de clientes en el ámbito de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA), de forma totalmente electrónica y automatizada, y cuya utilización es obligatoria en España desde el 18 de marzo de 2014.

Pues bien, si se toma como referencia el período transcurrido entre enero y noviembre de 2015, estas transferencias representaron el 64 por ciento de importe total de las operaciones procesadas por el SNCE, seguidas a mucha distancia por los cheques y pagarés, que representan el 17,2 por ciento. A continuación se sitúan los adeudos directos SEPA, con un 15,7 por ciento del total, los efectos, con un 3 por ciento y el resto de instrumentos de pago (entre los que se incluyen los cheques carburante, los cheques de viajes y las operaciones residuales) con un modesto 0,1 por ciento.

Si sumamos a las transferencias los adeudos directos, encontramos como la suma de estos dos instrumentos adaptados a SEPA, representan casi el 80 por ciento del total, por lo que se comprueba como nuestro mercado de pagos va optando mayoritariamente por el uso de los mismos, aunque con una clara preferencia por la transferencia.

Realmente que el medio más utilizado sea la transferencia, desde una óptica empresarial de gestión del riesgo comercial, supone que, en la mayor parte de los casos, la iniciativa de pago la tenga el cliente, a diferencia de lo que ocurre con otros medios como los adeudos directos.

La desaparición el 1 de febrero de los productos nicho (anticipos de crédito, gestionados a través del cuaderno 58, y remesas de efectos, vinculados al cuaderno 32), que, en principio, han de migrar a cualquiera de los esquemas de adeudos directos SEPA (Core o B2B), habrá que ver cómo afecta a esta clasificación de instrumentos más utilizados.

Importe de operaciones por subsistema de pago (enero-noviembre 2015)

Imagen1

Fuente: Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE)

SEPA: Cambios que entran en vigor el 1 de febrero de 2016

Mario Cantalapiedra – Economista

El próximo 1 de febrero es la fecha límite para que se realice en España la migración a la zona única de pagos en euros (SEPA) de los denominados productos nicho, es decir, de los anticipos de crédito a los que se refiere el cuaderno 58 (créditos comunicados mediante fichero informático para su anticipo y gestión de cobro), y de los recibos incluidos en el cuaderno 32 (remesas de efectos en fichero informático de clientes a entidades financieras). Te recuerdo que la comunidad bancaria española solicitó, en su día, prolongar la fecha de migración de estos instrumentos de pago con objeto de minimizar el impacto en sus clientes y poder adaptar sus negocios. Pues bien, a partir del 1 de febrero, no se podrán utilizar más, ni los anticipos de crédito (cuaderno 58), ni lo recibos (cuaderno 32), los cuales habrán de ser sustituidos por adeudos directos SEPA en alguna de sus dos modalidades: básica (Core) o B2B.

En cuanto al formato con el que se deben emitir los adeudos, todos los usuarios estarán obligados a utilizar el XML ISO 20022, a excepción de los consumidores y las microempresas (aquellas que cuentan con menos de 10 empleados y una cifra de negocio anual o un balance general anual no superior a 2 millones de euros), que podrán seguir utilizando formatos de texto plano (TXT).

Un tema que preocupaba especialmente a las empresas, fundamentalmente a las pymes, era el de poder seguir recurriendo a la financiación, en este caso, de los adeudos directos. Lo cierto es que podrán hacerlo si cuentan con línea financiera en el banco y añaden al fichero la etiqueta FSDD, la cual indicará la orden de anticipar los adeudos. Esta etiqueta será válida tanto para los adeudos directos SEPA que se emitan en la modalidad básica como en la B2B.

El 1 de febrero también dejará de ser necesaria la comunicación del BIC (código de identificación bancaria) en las operaciones de pago transnacionales dentro de SEPA, de tal modo que el IBAN (código internacional de cuenta bancaria) será el único código identificador necesario para realizar cobros y pagos tanto nacionales como transnacionales dentro de esta zona. Por otro lado, también en esta fecha termina el plazo para que los proveedores de servicios de pago ofrezcan a sus clientes servicios de conversión gratuitos de CCC (código cuenta cliente) a IBAN.

Tipo legal de interés de demora para el primer semestre de 2016

Mario Cantalapiedra – Economista

Mediante Resolución de 29 de diciembre de 2015, de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, se ha establecido que el tipo legal de interés de demora a aplicar en las operaciones comerciales durante el primer semestre natural del año 2016 sea del 8,05 por 100, por lo que se mantiene el tipo vigente en los dos semestres anteriores.

Por tanto y a efectos de lo previsto en el artículo 7 de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, el 8,05 por 100 será el tipo de interés de demora a aplicar por defecto en el caso de morosidad en el pago de las facturas, siempre que no se haya pactado otro distinto en el contrato firmado con el deudor.

Los intereses de demora surgen automáticamente si no se paga en el plazo pactado o legalmente establecido sin necesidad de aviso ni requerimiento previo. El acreedor tiene derecho a ellos siempre que haya cumplido sus obligaciones contractuales y legales y no haya recibido a tiempo la cantidad debida, salvo que el deudor demuestre que no es responsable del retraso.

Imagen1