¿Habrá finalmente sanciones tributarias para las grandes empresas morosas?

Mario Cantalapiedra – Economista

Durante la comparecencia del pasado 12 de enero del ministro Montoro en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados, salió a relucir una cuestión que nos ocupa y preocupa en este blog desde hace tiempo, en concreto, la de la posibilidad de penalizar a las grandes empresas que pagan las facturas de sus proveedores a plazos excesivamente largos.

Montoro cree firmemente que los mecanismos de financiación extraordinaria y de liquidez aprobados por el Gobierno han sido muy útiles para reducir la morosidad pública. En sus propias palabras “la utilidad ha sido muy grande, porque ha reducido la morosidad de nuestras administraciones públicas de una manera formidable y nunca antes los proveedores de nuestras administraciones territoriales habían cobrado en los plazos en los que están cobrando en este año”.

Pues bien, la idea del Gobierno es trasladar esta experiencia positiva al sector privado. Según Montoro “no es aceptable que, con la Ley de morosidad vigente, se esté produciendo un abuso por parte las empresas de mayor tamaño a la hora de forzar condiciones de financiación a pequeñas empresas”. Inclusive el ministro habló en su comparecencia de que la coyuntura financiera invita a arreglar esta situación: “hoy no tiene ningún sentido tal como está la financiación general del país, con los bancos abiertos y con el acceso a mercados de capitales y demás, y el Gobierno sí puede actuar utilizando, por ejemplo, penalizaciones en materia tributaria”.

No es la primera vez que desde Hacienda se anuncian este tipo de medidas, muy demandadas por autónomos y pymes, principales damnificados por este comportamiento abusivo de las grandes empresas. Puede que, en esta ocasión, la amenaza se convierta en realidad y veamos al fin sanciones tributarias.

 

Evolución plazos de pago por tamaño de empresa (Datos en días)

plazos2b

Fuente: Observatorio de Riesgo de Crédito del IE Business School – Iberinform (análisis realizado a partir de Insight View). Noviembre 2016.

Un portal de la CNMV para fomentar iniciativas empresariales “fintech” en España

Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) considera que los modelos de negocio fintech, que unen tecnología y finanzas, suponen una oportunidad para mejorar los mercados financieros puesto que se orientan más al inversor final e incrementan la eficiencia y la competitividad de dichos mercados. En este sentido, el organismo público acaba de habilitar un portal con la intención general de promover iniciativas empresariales fintech en España y dos objetivos concretos:

1. Facilitar ayuda a promotores y entidades financieras sobre aspectos normativos del mercado de valores que pudieran afectar a sus proyectos.

2. Crear un espacio informal de comunicación con promotores y entidades financieras sobre sus iniciativas en este ámbito.

Como sabes la CNMV se encarga de autorizar e inscribir en un registro oficial a las plataformas de financiación participativa que recurren a préstamos, valores o participaciones en sociedades de responsabilidad limitada, y que están reguladas por la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial. No obstante, opina que existen otra serie de productos, servicios o procesos innovadores relacionados con el mercado de valores que podrían precisar de su autorización. Entre otros ejemplos cita al asesoramiento automatizado o la gestión de cartera automatizada, a los canales de distribución alternativos aplicados al mercado de valores, al big data o a la tecnología blockchain. De este modo, se trata de que las startups que consideren que sus proyectos fintech pueden estar relacionados con el mercado de valores se pongan en contacto con la propia CNMV para clarificar sus dudas sobre normativa aplicable y plantear sugerencias o facilitar información, para lo cual se ha previsto el siguiente mecanismo: se ha habilitado un formulario para que los emprendedores lo remitan por email, el cual una vez recibido debe ser contestado dentro de los tres días hábiles siguientes. Las comunicaciones serán de carácter informal y tendrán lugar por email o teléfono, inclusive podrán concertarse reuniones físicas con los emprendedores si así lo considera el organismo público. Una vez evaluados los proyectos, los que se requieran autorización serán derivados al departamento de la CNMV correspondiente. No obstante, los contactos a través del portal fintech no implican el inicio de un procedimiento administrativo ni tienen la consideración de asesoramiento legal con efecto vinculante. También se asegura que la información aportada será tratada de forma confidencial.