¿Debe Hacienda adelantar la presentación del Modelo 347 al mes de enero?

Mario Cantalapiedra – Economista

Hacienda tiene previsto adelantar al mes de enero la presentación de la declaración anual de operaciones con terceras personas, el conocido como modelo 347, que actualmente se presenta en febrero. Esta medida se recoge en un Proyecto de Orden, el cual está abierto hasta el próximo 8 de septiembre a los trámites de audiencia y opinión pública para recabar la opinión de la ciudadanía.

1

El modelo 347 tiene carácter informativo y lo han de presentar las personas físicas o jurídicas, públicas o privadas que desarrollen actividades empresariales o profesionales en España, y tengan la sede de su actividad económica, un establecimiento permanente o su domicilio fiscal en nuestro país. Los declarantes han de relacionar todas aquellas personas o entidades con quienes hayan efectuado operaciones, en el año natural anterior, que superen individualmente la cifra de 3.005,06 euros, computándose por separado las entregas de bienes y prestaciones de servicios (ventas) de las adquisiciones de bienes y servicios (compras). Se ha de declarar el total de la contraprestación, por lo que ha de incluirse, en su caso, el IVA que se haya repercutido en la venta o soportado en la compra.

Para la Agencia Tributaria el modelo 347 es un documento de control mediante el que se comprueba la facturación de las empresas, pudiendo cruzar los datos declarados por dos de ellas y observar si las compras que consigna una se corresponden a las ventas declaradas por la otra, lo que en caso de discrepancias puede llegar a motivar una inspección. También se puede comprobar el cuadre de los datos proporcionados en el 347 con los de otras declaraciones tributarias presentadas por las empresas como, por ejemplo, el resumen anual del IVA.

Las entidades financieras (bancos, plataformas de crowdlending, etcétera) suelen pedir copia del modelo 347 a las empresas que les solicitan financiación con el fin de mejorar el análisis de riesgos que realizan sobre ellas. A través de los datos que ofrece este modelo, por ejemplo, pueden saber cuáles son sus principales clientes y proveedores y ver si tienen dependencia o no de alguno en concreto.

Por tanto, es un documento que las empresas deben realizar con cuidado tratando de no cometer errores, por lo que no parece muy buena idea adelantar su presentación a un mes como el de enero, que ya de por sí es complicado para las empresas (sobre todo para las pymes y los autónomos) en cuanto a sus obligaciones con Hacienda se refiere.

 

Aumenta el uso de tarjetas de pago en España

Mario Cantalapiedra – Economista

El número de tarjetas de pago (de crédito o débito) en circulación está creciendo según los datos de la Memoria Anual sobre la Vigilancia de los Sistemas de Pago 2016, que acaba de publicar el Banco de España (BdE).

Las tarjetas de pago permiten pagar la adquisición de bienes o servicios o retirar efectivo, pudiendo ser de crédito, cuando una entidad financiera concede a sus clientes un límite mensual de crédito del que pueden disponer a través de la propia tarjeta, o de débito, cuando la entidad financiera permite disponer del saldo de una cuenta corriente o de ahorro y realizar operaciones sin necesidad de emplear efectivo, aunque sin conceder crédito. A finales de 2016, las tarjetas emitidas en España ascendían a 74,51 millones, de las cuales 48,75 millones eran de crédito y 25,76 millones de débito. Resulta curioso comprobar como en nuestro país existen más tarjetas de crédito en circulación (48,75 millones) que población (46,5 millones de personas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística referidos a igual fecha). Además las tarjetas de crédito están creciendo en términos relativos a mayor ritmo (8,8 por ciento) que las de débito (2,7 por ciento), lo cual puede ser un indicio de recuperación económica.

Como puedes ver en la tabla adjunta, también existe crecimiento en el número de operaciones realizadas con tarjetas de pago, en el importe total de dichas operaciones, en el número de cajeros existentes y en el de terminales de punto de venta (TPV).

Evolución Tarjetas de pago en España 2015-20162Fuente: Elaboración propia a partir de datos del BdE.

En cuanto a los datos de fraude, el BdE señala que en 2016 se registraron 888.000 operaciones fraudulentas con tarjetas emitidas en España, por importe de alrededor de 56 millones de euros, cifras también superiores a las de 2015. Especialmente destaca el crecimiento interanual del número de operaciones fraudulentas, superior al 29 por ciento. Del total de operaciones fraudulentas, el 69 por ciento corresponden a la operativa a distancia (internet, llamadas telefónicas, correo electrónico), el 28 por ciento a operativa en comercio físico y únicamente un 3 por ciento responde a operativa en cajeros. Recordar que la Ley 16/2009, de servicios de pago, limita actualmente a 150 euros la responsabilidad por las pérdidas provocadas por operaciones no autorizadas por el uso de tarjetas extraviadas o sustraídas, siempre que el titular no actúe fraudulentamente o con negligencia.