Mejora la morosidad bancaria, pero no termina de aumentar el volumen de crédito

Mario Cantalapiedra – Economista

Según se desprende de los últimos datos publicados por el Banco de España, la tasa de morosidad de los créditos concedidos por las entidades de crédito (bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito) y establecimientos financieros de crédito finalizó el ejercicio de 2017 en el 7,79 por ciento, lejos ya del máximo histórico del 13,61 por ciento que alcanzó allá por diciembre de 2013. Esta tasa se obtiene dividiendo los créditos dudosos (97.691 millones de euros) entre el total del crédito concedido vivo (1,25 billones de euros al cierre de 2017). Por créditos dudosos hemos de entender aquellos que presentan dudas razonables sobre su reembolso total (principal e intereses) en los términos pactados contractualmente. Dentro de ellos se incluyen los créditos morosos, que son los que tienen algún importe vencido, de principal, de intereses o de gastos pactados contractualmente, con más de tres meses de antigüedad.

De los 97.691 millones de euros dudosos, el 62,12 por ciento (60.681 millones) corresponden a créditos dudosos con empresas, mientras que el 37,88 por ciento corresponden, sobre todo, a deudas con familias (35,86 por ciento) y el resto a deudas con instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH), tales como sindicatos, asociaciones religiosas o partidos políticos, y a importes sin clasificar.

Centrándonos en los datos correspondientes a empresas, destaca la reducción de su tasa de morosidad al 10,26 por ciento, frente al 13,10 por ciento que representaba a finales de 2016, y el 14,62 por ciento a finales de 2015. Luego se puede decir que, a pesar de que la morosidad de las empresas sigue superando la barrera psicológica de los dos dígitos, las cosas están mejorando en este ámbito. No obstante, el saldo del total de crédito concedido a empresas (igual que ocurre en el caso general) es inferior al de años anteriores. La duda aquí es si este efecto se debe más a ajuste de deuda por parte de las empresas o a restricciones de préstamo por parte de los bancos.

 

Evolución morosidad bancaria (2011-2017)1Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Banco de España.

Evolución morosidad bancaria con empresas (2011-2017)2Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Banco de España.

¿Qué hacer si se detecta un error en las cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil?

Mario Cantalapiedra – Economista

En ocasiones las empresas descubren que las cuentas anuales que han depositado en el Registro Mercantil contienen algún tipo de error, lo que, tras la lógica preocupación, les lleva a plantearse si deben reformularlas y depositarlas de nuevo. En este sentido, hemos de distinguir entre dos tipos de errores, los de transcripción y los contables.

En el primer caso, errores de transcripción, los datos contables de las cuentas depositadas no son correctos debido a algún error de transcripción desde la contabilidad de la empresa a los modelos normalizados del Registro. La Junta general ha tenido la información contable adecuada que ha aprobado correctamente. En esta situación, la solución es relativamente sencilla, bastando con la presentación de una certificación expedida por el órgano de administración de la sociedad que indique el error, su subsanación y la solicitud al Registrador para su incorporación al depósito ya practicado, junto a los documentos corregidos. No obstante, este tipo de errores debe tender a desaparecer en la medida en que se está generalizando la presentación telemática de cuentas.

mistake-968334_1920

En el segundo caso, errores de tipo contable, antes de reformular las cuentas y solicitar su depósito, ha de valorarse la importancia relativa del error. La norma de registro y valoración 22ª. “Cambios en criterios contables, errores y estimaciones contables” recogida en la segunda parte del PGC, aprobado por el Real Decreto 1514/2007, de 16 de noviembre, señala que “los errores contables incurridos en ejercicios anteriores se subsanarán en el ejercicio en que se detecten, contabilizando el ajuste en una partida de reservas por el efecto acumulado de las variaciones de los activos y pasivos que ponga de manifiesto la subsanación del error”. Al mismo tiempo, en la propia introducción del PGC se señala como “sólo situaciones de carácter excepcional y máxima relevancia en relación con la situación patrimonial de la empresa, de riesgos que aunque conocidos con posterioridad existieran en la fecha de cierre de las cuentas anuales, deberían llevar a una reformulación de las mismas”. Por tanto, con carácter general, los errores contables deberán subsanarse en el ejercicio en que se detectan, reflejando la citada rectificación en las cuentas anuales de dicho ejercicio (por ejemplo, una empresa que contabilizó como gasto la compra de un ordenador en 2017 y lo detecta en 2018, contabilizaría la rectificación en 2018 con contrapartida a reservas). Si, por el contrario, el error detectado fuese muy significativo (de máxima relevancia), entonces sería necesaria la celebración de otra Junta que aprobara las nuevas cuentas, emitiéndose certificación en la que constara que se presentan estas y se detallaran los defectos detectados en las primeras, incorporando los documentos necesarios. Ambas presentaciones (la errónea y la que corrige) quedarían depositadas en el Registro Mercantil.

Foto: stevepb

 

 

 

 

 

 

Las prioridades sobre “FinTech” de la Autoridad Bancaria Europea (EBA)

Mario Cantalapiedra – Economista

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) acaba de publicar su hoja de ruta sobre FinTech, que establece las prioridades en esta materia para el período 2018/2019. Recuerdo que la EBA es una autoridad europea independiente que trabaja para garantizar un nivel efectivo y coherente de regulación y supervisión del sistema bancario dentro de la UE. Sus objetivos generales son mantener la estabilidad financiera en esta zona y velar por la integridad, eficiencia y correcto funcionamiento del sector bancario.

1

La propia EBA, a través de su presidente, Andrea Enría, ha expresado la dificultad de definir el perímetro regulatorio al que deben someterse las empresas FinTech, señalando recientemente que “a pesar de que pueden ofrecer productos similares y competir con la banca tradicional, esto no necesariamente implica que deban ser reguladas como bancos”. En este contexto, la hoja de ruta de la EBA incluye la creación de un “Centro de Conocimiento sobre FinTech”, con el que se pretende mejorar el intercambio de conocimiento, así como fomentar la neutralidad tecnológica (por la que la misma actividad debe estar sujeta a la misma legislación con independencia de la forma en la que se preste) en los enfoques regulatorios y de supervisión.

Con respecto a las prioridades marcadas por la EBA sobre las FinTech para 2018/2019, son las siguientes:

  • Monitorizar el perímetro regulatorio, incluyendo la evaluación de los distintos enfoques que actualmente existen sobre la autorización de compañías FinTech, analizando los denominados regulatory sandboxes (espacios seguros en los que las empresas pueden probar productos, servicios, modelos de negocio y mecanismos de entrega innovadores sin tener que hacer frente desde el principio a todas las consecuencias regulatorias normales que recaen sobre la actividad en cuestión), así como los centros de innovación con el fin de identificar un conjunto de mejores prácticas para dar coherencia y facilitar la coordinación de la supervisión.
  • Monitorizar las tendencias emergentes, analizando el impacto de los modelos de negocio de estas nuevas compañías, y los riesgos y oportunidades que surgen del uso de FinTech con el fin de mejorar el intercambio de conocimientos.
  • Promover las mejores prácticas de supervisión para evaluar la ciberseguridad, así como un marco común de pruebas sobre las amenazas cibernéticas.
  • Abordar las cuestiones planteadas por los consumidores sobre FinTech, especialmente las relacionadas con la regulación confusa que tienen estas empresas y su divulgación a los consumidores, las posibles barreras nacionales que les impiden ampliar sus servicios a todos los consumidores del mercado único europeo, y la adecuación del marco regulatorio actual a las criptomonedas.
  • Identificar y evaluar los riesgos de lavado de dinero y de financiación del terrorismo asociados a las compañías FinTech reguladas, a los proveedores de tecnología y a las soluciones FinTech.

 

 

Los hechos relevantes de las sociedades que cotizan en Bolsa

Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) es el organismo público encargado de velar por el buen funcionamiento de la Bolsa y la protección de aquellos que invierten en ella. En este sentido, vigila que cualquier información que pueda ser interesante para los inversores sobre las sociedades cotizadas, se conozca a través de los denominados “hechos relevantes”.

El artículo 228 del Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Mercado de Valores, considera información relevante “toda aquella cuyo conocimiento pueda afectar a un inversor razonablemente para adquirir o transmitir valores o instrumentos financieros y por tanto pueda influir de forma sensible en su cotización en un mercado secundario”. Esta se refiere a ámbitos tales como instrumentos financieros emitidos, negocio, situación financiera, operaciones corporativas, gobierno corporativo o convocatorias oficiales. Algunos hechos típicos sobre los que informan las sociedades cotizadas son:

  • Aumentos y reducciones de capital social.
  • Anuncio del pago de dividendos.
  • Información sobre resultados.
  • Convocatorias y acuerdos de juntas generales de accionistas.
  • Modificaciones en el consejo de administración.
  • Transformaciones, fusiones y escisiones.

blur-1853262_1920

Aparte de hechos objetivos sobre los que se informa (como, por ejemplo, las mencionadas convocatorias de juntas), las propias sociedades deciden qué información merece publicarse, y lo normal es que lo hagan teniendo en cuenta su importancia relativa en relación con alguna partida (importe neto de la cifra de negocios, total activo, patrimonio neto, etcétera). Según el artículo 228, la comunicación de estos hechos “deberá hacerse simultáneamente a su difusión por cualquier otro medio y tan pronto sea conocido el hecho, se haya adoptado la decisión o firmado el acuerdo o contrato con terceros de que se trate. El contenido de la comunicación debe ser veraz, claro, completo y, cuando lo exija la naturaleza de la información, cuantificado, de manera que no induzca a confusión o engaño”. La comunicación simultánea tiene una excepción, y es cuando el hecho relevante puede perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los valores de la empresa o poner en peligro la protección de los inversores, caso en el que la información debe ser comunicada antes de su publicación a la CNMV, quien la difundirá inmediatamente.

Las sociedades cotizadas pueden retrasar la publicación y difusión de hechos relevantes si creen que les perjudican, siempre que garanticen su confidencialidad y la omisión no sea susceptible de confundir a los inversores, informando inmediatamente de ello a la CNMV. Por otro lado, cuando el organismo público detecta alguna filtración de información que está afectando al precio de la acción, por ejemplo, un rumor de fusión, y la empresa no ha publicado ningún hecho relevante al respecto, puede exigírselo, y en caso de negativa, llegar a suspender la cotización del valor hasta que lo remita. Para realizar esta labor de investigación, la CNMV rastrea permanentemente lo que se publica en agencias de noticias, blogs, foros o redes sociales y que puede afectar al mercado.

En este enlace puedes acceder al registro oficial de hechos relevantes.

Foto: Pexels

Continúa el goteo de plataformas de “crowdfunding” registradas en la CNMV

Mario Cantalapiedra – Economista

Con las dos nuevas incorporaciones efectuadas en lo que llevamos de año, son ya 23 las plataformas de financiación participativa (PFP) o crowdfunding que aparecen registradas en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, lo que les permite operar de forma autorizada. Estas PFP ponen en contacto, de manera profesional y a través de páginas web u otros medios electrónicos, a una pluralidad de personas físicas o jurídicas que ofrecen financiación a cambio de un rendimiento dinerario, con personas físicas o jurídicas que solicitan financiación en nombre propio para destinarlo a un proyecto de financiación participativa.

En el registro oficial de la CNMV puedes encontrar tres modalidades distintas de PFP:

  • PFP de crowdinvesting, donde los inversores entregan dinero a una empresa a cambio de una participación en su capital.
  • PFP de crowdlending, donde los inversores prestan dinero a un proyecto a cambio de un tipo de interés.
  • PFP de ambos tipos (actualmente cinco).

En los siguientes cuadros puedes ver, por un lado, la relación detallada de su registro con número y fecha, denominación social y comercial, así como la modalidad en la que se han dado de alta, y, por otro lado, la relación de sus cuentas en Twitter.

 

Registro oficial plataformas de financiación participativa (PFP)

Imagen1

Fuente: Elaboración propia a partir del registro oficial de la CNMV.

Relación de cuentas en Twitter de PFP registradas

Imagen2

Fuente: Elaboración propia.

Se crean menos sociedades mercantiles en España

Mario Cantalapiedra – Economista

El Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de publicar la estadística de sociedades mercantiles correspondiente al conjunto del año 2017, que muestra un descenso en términos relativos del número de sociedades que se crean en España. De este modo, el pasado año se crearon 94.382 sociedades mercantiles, lo que viene a representar un 6,6 por ciento menos que en 2016. Por su parte, aumentó un 1,6 por ciento el número de sociedades disueltas hasta alcanzar las 21.554. En lo que se refiere a las ampliaciones de capital, 31.007 sociedades las realizaron, un 1,6 por ciento menos que en 2016.

Sociedades mercantiles creadas, disueltas y que amplían capital en 2017

1

Fuente: Elaboración propia a partir datos INE.

Por actividad económica, el porcentaje más elevado de sociedades creadas, el 22,1 por ciento, corresponde al comercio, seguido por inmobiliarias, financieras y seguros, con un 13,6 por ciento y por construcción, con un 13,5 por ciento.

% Sociedades mercantiles creadas en 2017 según actividad económica principal

2Fuente: Elaboración propia a partir datos INE.

En lo que se refiere a los datos por comunidades autónomas, la Comunidad de Madrid y Cataluña encabezan la clasificación, con 20.434 y 18.512 altas, respectivamente. No obstante, mientras en la primera la variación anual fue positiva con un 2,6 por ciento más, en la segunda fue negativa, con un 15 por ciento menos de altas. De hecho, aparte de Madrid, solo Melilla, la Comunidad Foral de Navarra y Canarias tuvieron una variación anual positiva.

Sociedades mercantiles creadas en 2017 por comunidad autónoma

3

Fuente: Elaboración propia a partir datos INE.