El miedo y la incertidumbre llevan a los depósitos bancarios a cifras récord en España

Mario Cantalapiedra – Economista

Los depósitos bancarios en manos de hogares y empresas residentes en España alcanzaron los 1,1894 billones de euros en septiembre, tras aumentar en 5.700 millones con respecto al mes anterior, según los datos que acaba de proporcionar el Banco de España (BdE). Esta cifra representa un nuevo récord.

Los hogares e ISFLSH (instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares, tales como sindicatos, asociaciones sin ánimo de lucro, etcétera) aumentaron sus depósitos en 800 millones de euros en septiembre, con un crecimiento interanual del 7,2 por ciento. A finales de este mes mantienen depositados en las entidades de crédito, 893.000 millones de euros, récord histórico.

Por su parte, los depósitos bancarios de las empresas crecieron en septiembre 4.900 millones de euros, con un incremento interanual del 14,2 por ciento. Representan un saldo de 296.400 millones de euros, también el máximo de la serie histórica.

Hogares y empresas mantienen gran parte de su dinero en depósitos, a pesar de la muy baja o nula rentabilidad en el caso de las familias, y hasta negativa en el caso de las empresas. Esto que a simple vista puede parecer poco racional, se explica si se enfoca desde el miedo y la incertidumbre que nos rodean en la actual coyuntura económica.

Se suele decir que la incertidumbre es el peor enemigo que tiene la inversión, de tal modo que para muchos es preferible tener el dinero “parado” en el banco antes que buscar alternativas que ahora mismo, y mientras la pandemia siga sin controlarse, llevan asociadas un riesgo muy elevado. Mejor no ganar nada o hasta perder un poco, que perder mucho más. El problema es que esta falta de inversión en productos alternativos a los depósitos, más allá de representar un problema en la economía financiera, tiene su efecto pernicioso en la economía real, la cual sufre la falta de dinero que financie nuevos proyectos que generen empleo y crecimiento.

Por desgracia, se hace difícil pronosticar un cambio de tendencia en la situación descrita hasta que no tengamos mejores noticias en la lucha contra la COVID-19.

Evolución de depósitos en manos de sociedades no financieras y hogares e ISFLSH durante 2020 (Datos en millones de euros)

Depósitos_septiembre_2020Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del BdE.

El 63 por ciento de las empresas cobran por encima del plazo legal en España

Mario Cantalapiedra – Economista

En base a la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, las empresas deben cobrar sus facturas como máximo a los 60 días naturales desde la fecha de recepción de las mercancías o de prestación de los servicios. Pues bien, este plazo no se cumple para el 63 por ciento de las empresas que venden bienes o prestan servicios en España.

Es una de las conclusiones de la oleada de otoño del Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España, impulsado por las compañías Crédito y Caución e Iberinform. Aunque el dato ha mejorado algo con respecto al anterior realizado en primavera, sigue siendo muy alto el número de empresas que declaran no cobrar sus facturas dentro del plazo legal. No parece que la situación económica actual debida a la pandemia sea la más propicia para corregir un problema enquistado hace mucho tiempo en nuestra economía.

Estudio_otoño_plazo_medio

Hasta un 79 por ciento de las empresas consultadas declaran tener que soportar plazos superiores a los deseados, siendo llamativo el crecimiento negativo experimentado por el colectivo de pymes (el 54 por ciento de las empresas consultadas, cuatro puntos más que en primavera, declaran tener que aceptar el cobro de sus clientes pymes más tarde de lo deseado).

Las pequeñas y medianas empresas están siendo muy golpeadas por la COVID-19, especialmente en determinados sectores, y ello se ha de reflejar de un modo u otro en demoras en sus pagos.

Estudio_otoño_aceptar_plazos

Lo difícil de la situación actual también se comprueba con el incremento significativo del retraso intencionado como causa explicativa de la demora en los pagos (del 45 por ciento en primavera pasa a ser el 52 por ciento ahora en la consulta de otoño). Es la segunda causa argumentada por las empresas consultadas, pero está muy cerca ya de la primera, la indisponibilidad de fondos.

Estudio_otoño_Razones

Veremos si la situación de deterioro que se describe en estas gráficas no empeora cuando finalicen los ERTE y los estímulos actuales. Mucho me temo que de no cambiar radicalmente nuestro entorno empresarial, en 2021 lo datos relacionados con el pago entre empresa puedan sufrir un grave deterioro.

Nubarrones negros se ciernen sobre el PIB y la facturación de las empresas en España

Mario Cantalapiedra – Economista

Según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) reflejadas en su último informe de “Perspectivas de la economía mundial”, España se convertirá en la economía avanzada que sufra un mayor retroceso de su producto interior bruto (PIB) en 2020. En concreto, este organismo internacional prevé que la caída del PIB sea nada más y nada menos que del 12,8 por ciento.

Muchas economías van a terminar 2020 en negativo. De hecho el FMI prevé un retroceso del 4,4 por ciento para el producto mundial, y del 5,8 por ciento para las economías avanzadas, de entre las cuales España es la que más cae.

Para nuestro país supone la mayor caída en su indicador de producción desde la Guerra Civil. Nos queda la esperanza de que nuestro producto sea de los que más crezcan en 2021. De hecho, el FMI estima que se incrementará un 7,2 por ciento, pero claro está, no será un nivel suficiente a efectos de recuperar la caída de 2020 (para recuperarla tendría que aumentar un 14,6 por ciento, teniendo en cuenta aquello del diferente comportamiento de los porcentajes en las bajadas y en las subidas).

Proyecciones de crecimiento de Perspectivas de la economía mundial (variación porcentual anual)

FMI_octubre_2020

Fuente: Elaboración propia a partir datos FMI. Octubre 2020.

Y al final estas proyecciones macroeconómicas tienen su fiel reflejo en las previsiones que también realizan los empresarios españoles.

Si atendemos ahora a las conclusiones de la segunda oleada del Estudio del Riesgo de Crédito en España que impulsan Crédito y Caución e Iberinform, el 61 por ciento de las empresas esperan una caída de su facturación en 2020. A pesar de todo, hay cierta mejora con respecto a la anterior oleada de este estudio de primavera de 2020. Entonces eran hasta un 72 por ciento de empresas las que creían que su facturación iba a menguar este año. El que no se consuela es porque no quiere.

14º_Estudio_Gestión_Riesgo_de_Crédito_Iberinform

Aumenta la creación de sociedades mercantiles en España a pesar del “coronavirus”

Mario Cantalapiedra – Economista

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en agosto de este año se crearon en España 5.747 sociedades mercantiles, lo que supone un 7,1 por ciento más que hace justo un año. En medio de la crisis debida al “coronavirus” resulta llamativo que la creación de sociedades haya vuelto a tasas interanuales positivas, algo que no se veía en nuestro país desde diciembre de 2019.

A pesar de la incertidumbre que define a la actual situación socioeconómica, hay empresarios que han detectado oportunidades en el mercado y se han lanzado a tratar de aprovecharlas. Al menos, la valentía no se les puede negar.

Las comunidades autónomas con mayor número de sociedades mercantiles dadas de alta en agosto fueron, por este orden, la Comunidad de Madrid (1.228), Andalucía (1.044) y Cataluña (1.030). En términos de variación interanual, el ranking lo encabezó Baleares (66,4 por ciento más de empresas creadas), Cantabria (45,2 por ciento) y Andalucía (22,1 por ciento).

Por sectores de actividad principal, el 21,6 por ciento de las sociedades mercantiles que fueron creadas en agosto pertenecen al comercio, mientras que el 16,5 por ciento se adscriben al sector de inmobiliarias, financieras y seguros.

En cuanto al dato de sociedades mercantiles disueltas tampoco se puede considerar malo en las actuales circunstancias. 1.123 sociedades fueron disueltas en agosto, lo que representa en términos relativos un 3,8 por ciento menos que en agosto de 2019. No obstante, hay que recordar que muchas empresas se están “financiando” actualmente con los ERTE previstos por el Gobierno, y habrá que ver cuántas de ellas sobreviven cuando el programa excepcional de ayudas termine. De momento, su vigencia está prevista hasta finales de enero de 2021. Sólo entonces será posible calibrar el verdadero descalabro del tejido empresarial en España.

Evolución sociedades mercantiles creadas en España 2019-2020Empresas_creadas_agostoFuente: Elaboración propia a partir datos INE.