Cuatro éxitos cinematográficos de la temporada bancaria

Mario Cantalapiedra – Economista

La crisis financiera ha traído a nuestra cartelera bancaria una serie de estrenos en los que el éxito de público ha venido motivado, creo yo, más por la obligación de asistencia a los mismos que por el propio deseo de la audiencia. Veamos las sinopsis de cuatro de los éxitos cinematográficos de la temporada bancaria:

1. Cariño, he encogido el crédito

A pesar de que su actividad sigue siendo rentable y ha podido resistir los embates de la crisis, un empresario necesitado de financiación ajena recibe una extraña carta de su entidad bancaria en la que ésta le comunica que su póliza de crédito, próxima a renovarse, va a verse reducida en un cincuenta por ciento. La aparición de un lejano amigo, llamado ICO, que en principio acude al rescate del empresario, proporciona un giro a la historia.

2. El Comité de Riesgos I: La amenaza fantasma

Después de preparar el expediente completo de la solicitud de un crédito y dar los pasos necesarios para acceder al mismo, un empresario se encuentra que su petición es finalmente denegada por la decisión del Comité de Riesgos de una entidad bancaria, ente que, aunque parece ser que existe, muy pocos han visto, y menos aún han podido acceder a él. La acción desemboca en una alocada carrera por comprobar la existencia de dicho Comité, contactar con él, y lograr salvar el crédito.

3. Avalaló como puedas

La renovación de la póliza de crédito de un empresario se acompaña de nuevas peticiones de avales a añadir sobre las que ya eran costumbre. Además de avalar con los bienes de su empresa y los de su propio patrimonio personal, el banco pide al empresario la garantía de la caseta del perro de su vecino, hecho que motivará todo tipo de conflictos y situaciones.

4. El crédito tenía un precio

Un empresario feliz por lograr al fin crédito de una entidad bancaria, ve como su realidad se complica cuando conoce realmente las condiciones financieras impuestas al mismo. El dinero es un bien escaso, y tiene un precio. Acostumbrado a pagar un pequeño diferencial sobre el Euribor, ve como ha de aceptar un tipo fijo muy alto si quiere obtener la financiación. Oculto en el clausulado de la póliza se esconde un aparentemente inofensivo “contrato de permuta financiera”, cuya aparición desencadenará una inesperada y trágica situación para el empresario.

Aunque os guste mucho el cine, si no habéis tenido que asistir al visionado de alguna de estas películas, no seré yo, por supuesto, el que os recomiende que vayáis a hacerlo.

Un pensamiento en “Cuatro éxitos cinematográficos de la temporada bancaria”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *