Archivo de la categoría: Análisis de Riesgos

Si no puedo controlar a diario el B.O.E perderé derechos y dinero en el concurso de acreedores de mis deudores

Hace años, antes de que operase la reforma de la Ley Concursal instrumentada mediante la Ley 38/2011, si uno de nuestros clientes se declaraba en concurso de acreedores recibíamos la comunicación de la existencia del procedimiento concursal del Administrador del Concurso, comenzando a partir de ese momento a contar el plazo para comunicar nuestro crédito.

Desde la citada reforma se modificaron los artículos 23, 85 y 21 de la Ley Concursal de tal manera que el plazo para comunicar un crédito comienza desde el día en que se publica en el B.O.E. el auto admitiendo a trámite el concurso e, igualmente, comienza a computarse desde dicha publicación oficial el plazo para solicitar a la Agencia Tributaria la devolución del I.V.A. de las facturas que resultaron impagadas por la concursada.

Algunos Administradores Concursales, desde dicha reforma, ni siquiera envían la comunicación del inicio del concurso a los acreedores. Otros lo hacen pero cuando recibimos la carta de la Administración concursal ya se ha consumido en todo o en parte nuestro plazo de 1 mes para comunicar nuestro crédito en el procedimiento concursal.

Esto, como he tenido la oportunidad de comprobar con varios clientes, genera una serie de graves problemas para nuestra empresa que son:

1-      Si se nos pasa el plazo para comunicar el crédito corremos el riesgo de que el mismo no sea reconocido en el concurso o de que lo sea pero con el carácter de crédito subordinado, los últimos en cobrar en la prelación de cobros de la Ley Concursal.

2-      Si se nos pasa el plazo para reclamar la devolución del I.V.A. de las facturas que han resultado impagadas no tendremos otra oportunidad, perderemos el importe del I.V.A que hemos adelantado y que hoy por hoy asciende a un 21% de la factura, una quinta parte de nuestro crédito que dejamos de recuperar sólo por no haber controlado el B.O.E.

Sin embargo, el evitar los dos riesgos hasta ahora descritos genera un tercer problema a nuestra empresa, tener que controlar a diario el B.O.E. sobre todos y cada uno de nuestros clientes para verificar si han sido declarados o no en concurso de acreedores lo que, en empresas de gran envergadura, supondría contratar a un número considerable de personas sólo para desempeñar esta ardua tarea, debido al gran número de clientes que verificar cada mañana.

Ciertamente roza un poco en lo absurdo que sea una obligación del acreedor de la concursada, ya suficientemente perjudicado por la declaración en concurso, el tener que controlar a diario si alguno de sus clientes entra en concurso de acreedores pero, absurdo o no, así es en la cruda realidad.

El consejo que normalmente doy a mis clientes al respecto consiste en contratar herramientas informáticas de inteligencia de negocio con alertas enfocadas a la gestión del riesgo de crédito, hay algunas muy buenas y que cada mañana nos dan toda la información y novedades que atañen a todos y cada uno de nuestros clientes, incluyendo en esa información la aparición o no en el B.O.E. de su declaración de concurso, evitando con ello que perdamos la inclusión de nuestro crédito o el derecho a recuperar el I.V.A. adelantado en su momento.

                                                                                                    Fdo: Gonzalo Quiroga Sardi

Responsable Comisión Morosidad ASSET

                                                                                                      Socio AGM ABOGADOS

INSIGHTCABECERA

Europa debe apostar por la calidad de los productos que fabrica

Mario Cantalapiedra – Economista

Para los economistas hay un concepto básico muy presente en los análisis que realizamos y que no es otro que el de la eficiencia económica. De hecho definimos el problema económico como la asignación eficiente de recursos escasos para satisfacer las necesidades ilimitadas de la sociedad. Y dicha asignación eficiente supone, ni más ni menos que, utilizar al mínimo los recursos que están disponibles, es decir, hacer las cosas al menor coste posible.

Con el proceso de globalización de la economía mundial vivido en las últimas décadas, las posibilidades de encontrar lo más eficiente se han multiplicado. En la actualidad el sistema de producción que consigue fabricar al menor coste puede ubicarse en cualquier parte del mundo. En esta tesitura Europa y sus grandes corporaciones empresariales se han embarcado en una espiral de búsqueda de mayor eficiencia a costa de deslocalizar sus procesos fabriles, de irse de aquí para instalarse en el exterior, con el foco asiático como destino preferente. El problema es que para las empresas que todavía mantienen sus fabricas instaladas en el viejo continente se hace imposible competir con el coste de mano de obra que los países asiáticos pueden ofrecer, con China a la cabeza, paradigma mundial de la producción barata, el país más eficiente, el que parece que va a marcar el devenir de la economía global en los próximos años. Lo cierto es que sería interesante también analizar las circunstancias concretas que hacen que la mano de obra asiática sea tan barata, pero me temo que ante una búsqueda casi obsesiva de la eficiencia económica este aspecto ha quedado relegado a un segundo plano.

Por mucho que Europa, instalada en su profunda crisis, se empeñe en abaratar el coste de su mano de obra no parece que pueda rivalizar a corto plazo con Asia. Si no se reacciona a tiempo y se buscan nuevos canales para competir, el riesgo de que el continente europeo pase a convertirse en un mero balneario al que los ricos asiáticos vengan a pasar sus temporadas de holganza está presente. La pregunta es que si los procesos fabriles radicados en Europa no pueden mejorar la cantidad, el coste que China y los países de su entorno ofrecen, ¿qué pueden hacer entonces? Se me ocurre que pueden aventajarlos en la calidad de los productos fabricados, ahí Europa puede y debe ganar la partida.

Despejando dudas sobre el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito

Mario Cantalapiedra – Economista

El Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito (FGD) tiene por objeto garantizar a los depositantes de las entidades de crédito y a los titulares de valores u otros instrumentos financieros confiados a las mismas, la recuperación de sus depósitos dinerarios y en valores hasta ciertos límites. Es un fondo que se nutre de las aportaciones de los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito que se integran en él.

Por las conversaciones que he tenido con diversas personas últimamente, aun existen ciertas dudas sobre el montante que queda asegurado mediante este mecanismo. Pues bien, el FGD garantiza 100.000 euros por titular y entidad financiera para los depósitos que realicen las personas físicas o jurídicas. Por ejemplo, una cuenta corriente abierta en una entidad de crédito que tenga como titulares a dos personas distintas, garantizará 100.000 euros a cada uno de ellos. Del mismo modo, para los inversores que hayan confiado a las entidades de crédito valores o instrumentos financieros, existe la misma garantía de 100.000 euros por titular del valor garantizado. Es importante señalar que esta garantía funciona de modo independiente y complementario a la que se prevé para los depósitos.

En el caso concreto de los depósitos, la garantía se satisfará a los depositantes dinerarios, ya sean personas físicas o jurídicas, cuando se haya dictado auto declarando el concurso de acreedores de la entidad de crédito correspondiente o cuando no habiéndose declarado dicho concurso, el Banco de España determine que la entidad de crédito afectada, por razones directamente derivadas de su situación financiera, se encuentra en la imposibilidad de restituir el dinero y no parezca tener perspectivas de poder hacerlo en un futuro inmediato. Por el dinero depositado en la entidad de crédito que supere la garantía de los 100.000 euros, los titulares serán considerados acreedores ordinarios de la misma.

Todas las entidades de crédito españolas han de pertenecer con carácter obligatorio al FGD, salvo los establecimientos financieros de crédito y el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Con respecto a las sucursales de entidades de crédito extranjeras que operan en España, te recomiendo que confirmes con ellas su pertenencia o no al FGD español o a otro fondo distinto. Ante la duda, te recomiendo que acudas a consultar la web del FGD http://www.fgd.es donde puedes encontrar el listado completo y actualizado de las entidades adheridas.

¿Estamos infoxicados?

Ignacio Jiménez – Iberinform

Normalmente, el deterioro de la capacidad de pago de un cliente se produce de forma gradual y genera señales de alerta que hay que saber interpretar.  El problema es que esta información puede aparecer de múltiples fuentes de información, pero no siempre las tenemos localizadas y hacemos un adecuado seguimiento de ellas.

Tener poca información genera riesgos innecesarios, pero tener demasiada o mal estructurada solo lleva a lainfoxicación” (intoxicación de información) y puede producir riegos igualmente importantes. Por ese motivo es conveniente apoyarse en herramientas de Inteligencia de Negocio (Business Intelligence) que nos permitan tener una visión más global de nuestra cartera de clientes.  En un contexto como el actual, ser capaces de identificar la información relevante, en el momento que la necesitamos, es clave para la toma de decisiones de negocio adecuadas.

  • La información interna es rica y actualizada y además no tiene coste, pero debemos gestionar su falta de estructuración y la subjetividad que arrastra.
  • La información externa ayudará a valorar el contexto en el que se encuentra la empresa, pero no tiene estructura ni es fácil de tratar de forma sistemática.
  • La información pública suele ser  muy rica y objetiva, pero aparece de forma muy dispersa y es difícil de aprovechar si no es tratada previamente.

Sólo una adecuada combinación de las distintas fuentes de información evitará que nos “infoxiquemos” y podamos tomar decisiones basadas en la información más completa y actualizada.

 

Infoxicados 

Infoxicados

 

 

FinanceInsight from FinanceInsight on Vimeo.

¿Se ajusta nuestra forma de vender a la situación actual del mercado?

Ignacio Jimenez – Director comercial de Iberinform

Cualquier persona a la que se le pregunte cómo hace su trabajo se sentirá incómoda. A ningún profesional le gusta que se le cuestione cómo hace las cosas, pero no hay que olvidar que sin una sana autocrítica no se aprende ni se mejora. Además, un contexto tan desfavorable como el actual pone a prueba las capacidades y metodologías de trabajo. Ahora más que nunca es necesario revisar con una mente abierta y crítica cómo gestionamos los clientes, analizar cómo lo hacen en otras empresas y plantearse si hay algo que se puede mejorar.

Si se le pregunta al director comercial de cualquier empresa si cree que su equipo vende bien, la respuesta será, casi con total seguridad: “Claro que sí. Hasta que la crisis lo complicó todo, cumplíamos los objetivos de venta marcados por la dirección de la empresa”. Si, a continuación, se le comenta cuál es el conocimiento que tiene de sus clientes, seguro que afirma que mantiene una excelente relación personal con los más importantes, que a menudo se reúne con ellos para comer, que tiene los datos de sus clientes en el CRM de la empresa, etc…

¿Es eso vender bien? ¿Son esos clientes los que realmente interesan a la empresa? Estas sí son cuestiones que vale la pena plantearse. Hasta hace poco tiempo, las áreas de marketing y ventas podían permitirse el lujo de centrarse únicamente en captar clientes, satisfacer sus necesidades y fidelizarlos. Se invertían grandes sumas en campañas de marketing para atraer nuevos clientes y se dedicaban esfuerzos igualmente importantes a construir relaciones personales con los clientes estratégicos para así minimizar el riesgo de que se fueran a la competencia.

Se puede decir que prácticamente todos los clientes pagaban. En este contexto, ¿qué sentido tenía aplicar costosos controles que sólo limitan las ventas? De hecho, las posibilidades de financiación bancaria eran casi ilimitadas y, por tanto, se dedicaban pocos recursos a tratar de acortar los plazos de pago y los minimizar los retrasos del cobro.

Hoy la situación es muy distinta. En un contexto económico tan adverso como el actual, es necesario revisar cómo gestionamos a los clientes y buscar la forma de mejorar nuestra estrategia de comercialización y marketing. Sólo aquellas empresas que sean capaces de adaptarse a un entorno mucho más exigente podrán sobrevivir.

Seminario Recuperación de Impagados y Ley Antimorosidad

Seminario
Seminario

Una problemática capital para las empresas en el entorno económico actual es la recuperación de los impagados aplicando las últimas técnicas de cobro. Así mismo, la Ley de Lucha contra la Morosidad lleva ya más de un año de aplicación y es hora de analizar las formas en que las empresas han abordado su cumplimiento y las oportunidades que puede brindar para la mejora de la tesorería. También se trata la reclamación judicial de los impagados y las diversas opciones que existen para reclamar deudas en este ámbito.

  • Conocer las características de la venta a crédito y de las opciones que existen de asegurar el cobro.
  • Conocer las últimas técnicas de recobro de impagados y cómo debe abordarse al deudor según su tipología.
  • Prevenir la morosidad analizando las causas de la misma.
  • Comprender los diferentes procedimientos judiciales para el cobro de deudas, plazos y formas que pueden adoptar según la naturaleza de las reclamaciones.

Con la participación de:
D. Ignacio Jiménez, Director Comercial y de Marketing de IBERINFORM.
D. Gonzalo Quiroga, Director del Departamento Procesal Civil e Impagados en CIRCULO LEGAL. Presidente de la Comisión de Morosidad de ASSET.

Los post más interesantes del año 2011

A finales del año pasado, ya apuntábamos que 2011 iba a ser un año complicado, pero esperábamos una cierta mejoría que finalmente no se ha producido, generado un contexto donde la gestión de riesgos ha sido un elemento clave para la supervivencia de muchas organizaciones.

En unos días dejaremos atrás el que ha sido calificado como uno de los años más complicados de la historia económica reciente.  Un momento interesante para identificar qué contenidos del blog han despertado más interés entre las más de 150.000 visitas que hemos recibido durante el año.  

Hemos analizado los post más visitados, los más comentados y aquellos mejor valorados durante el 2011, y finalmente el equipo que gestiona gestoresderiesgo.com ha seleccionado los siguientes: 

 Legislación relacionada con la morosidad

 Gestión de los Riesgos Comerciales

 Varios

 

La intensa actividad que ha recogido gestoresderiesgo.com,  nos sitúa como el principal referente entre los blogs relacionados con la gestión de riesgos y morosidad, pero nos gustaría animaros a que sigáis sugiriendo temas y aportando comentarios que ayuden a personas que realizan funciones relacionadas con la gestión de riesgo a afrontar este difícil reto al que se enfrentan.

Esperamos que la situación económica mejore y aprovechamos para recordaros que en estos momentos  también existen muchas oportunidades para aquellos que saben verlas.

Os deseamos que paséis unas felices fiestas.

Leer artículos anteriores: 1 2 3 4 ... 6 7 8 Pág. Siguiente