Consejos prácticos sobre el descuento comercial

Mario Cantalapiedra – Economista

En la operación de descuento de efectos comerciales (letras de cambio, pagarés, recibos negociables), la existencia de una serie de costes fijos para todo el período de anticipo eleva el coste efectivo a medida que aproximamos la fecha de descuento al día de vencimiento. Así ocurre, por ejemplo, en el caso de la comisión bancaria, la cual, ya sea fija por efecto o consista en un porcentaje sobre el valor nominal, se cobrará al efectuar el descuento independientemente del número de días que se anticipe. También pasa con los gastos que en concepto de correo repercute la entidad financiera o con el timbre del efecto cuando éste se paga en la modalidad “a metálico”. Te recuerdo que los timbres representan el coste del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados que marca la legislación vigente en los efectos que lo devengan, tales como los documentos en los que figure la cláusula “a la orden”, diciéndose que se pagan a metálico cuando es la propia entidad financiera la que los ingresa en la Administración Tributaria e imputa el coste correspondiente a la empresa que cede los efectos. Por ejemplo, se da en el caso de un pagaré a la orden que tengas de un cliente y lleves al descuento, no así en el de una letra de cambio donde el timbre ya lo pagas al adquirirla con independencia de que posteriormente la descuentes o la lleves al banco en gestión de cobro. Desde este punto de vista y en la medida en que pretendas aprovechar los costes fijos de la operación, timbres pagados a metálico incluidos, deberás llevar los efectos al descuento lo antes posible, siempre claro está que tengas suficiente línea disponible y los efectos que tengas en cartera sean del agrado de la entidad financiera, algo que ahora mismo y dependiendo de tu sector no será nada fácil.

Ya que he hablado de la comisión bancaria, creo que también resulta interesante que no centres la negociación de la operación de descuento comercial con la entidad financiera únicamente en los tipos de interés, puesto que las comisiones que te repercute pueden elevar considerablemente el coste efectivo de la operación. Una estrategia que puede resultar útil consiste en tratar de negociar que la comisión aplicada para los efectos de valor nominal pequeño consista en un porcentaje, mientras que para los de importes más elevados sea fija.

9 pensamientos en “Consejos prácticos sobre el descuento comercial”

  1. Si la empresa tiene muchas operaciones de descuento de remesas de efectos, se podría negociar un tanto por ciento único ideal anual llamado forfait? O como el Sr cantalapiedra nos aconseja, negaciar las comisiones para los importes mas bajos.
    Espero vuestros consejos
    un cordial saludo
    Violeta R. Marcuño

  2. El descuento forfait es una opción muy interesante Violeta, sobre todo a nivel de control del coste de la operación. Por supuesto, en función del tipo aplicado. Si lo puedes conseguir, adelante, pero está difícil ya te lo adelanto. Ahora es habitual que te cobren todo tipo de “comisiones” (los bancos están jugando a esto) además del tipo de interés. Gracias por tu comentario.

  3. Me surge una duda, dando por supuesto que contamos con una situación financiera holgada y cobrando mediante confirming, ¿qué es mas aconsejable?:

    1)Descontar, con el consiguiente pago del alto interés de descuento actual pero tener asegurado el cobro, puesto que está exento de no devolución ó

    2)Esperar a vencimiento, que nos ahorramos el 6-8%, pero pudieramos encontrarnos con alguna sorpresa, al quedar libre de garantia de pago.

    Es una duda que me planteo hace unos días un cliente y quisiera saber tu opinión

    Muchas gracias Mario

  4. Yo personalmente prefiero los confirming ya que el impacto en nuestros coste es muy inferior a los costes de descuento……

  5. Yo personalmente prefiero los confirming ya que el impacto en nuestros coste es muy inferior a los costes de descuento……

  6. Bueno Clara si recuerdas el curso que di en Murcia en la EEN y al que asististes, la clave es que el confirming sea sin recurso (modalidad original pero que hoy en ocasiones no se está respetando) o no lo sea. Si es “sin recurso” solo tienes seguridad en el pago si anticipas, por lo que yo te aconsejaría “de un modo general” (aunque habría que ver caso a caso) anticipar antes de vencimiento (dependería también de tu situación financiera). Si es “con recurso” ya no sería tan importante anticipar (a efectos de seguridad en el cobro te daría igual hacerlo o esperar a vencimiento). Un saludo!!

  7. Jaime, realmente ahora es más sencillo acceder al confirming (en función de la calidad de los clientes con los que trabajes) que al descuento. En cualquier caso, como he reseñado en el comentario anterior a Clara, ruego mucho cuidado al leer la letra pequeña del contrato que se firma para que haya seguridad que lo que se anticipa, en su caso, se hace “sin recurso”.

  8. El dinero es un bien escaso, más escaso que antes, y el cobro es incierto, más incierto que antes… cuanto antes cobres mejor, Clara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *