Recomendaciones para adaptarse a la LEY 16/2009 DE SERVICIOS DE PAGO

Carlos Muniesa – Director – Strategy & Procedures at Crédito y Caución 

La Ley de Servicios de pago aprobada a finales del año pasado ha introducido cambios muy importantes que obligan a las empresas a revisar, modificar y adecuar sus políticas y estrategias de gestión de cobros a la nueva legislación para protegerse de posibles prácticas que se excedan a los límites expuestos en la Ley.

Desde Crédito y Caución pensamos que la Ley de servicios de pago tiene un largo recorrido y su potencial para  modificar nuestros hábitos de pago es enorme, aunque todavía es pronto para saber el alcance real de sus impactos.

Al margen de informar a nuestros asegurados sobre cómo afecta la Ley de servicios de pago a sus pólizas (que no es necesario modificar, afortunadamente), así como por extensión a todas las empresas, nuestras recomendaciones básicas son que:

  • Centren su atención en las operaciones con cargo directo en cuenta (giros, recibos, e incluso letras sin aceptar), dado que otros medios de pago con los que se opere no se ven afectados.
  • Se aseguren de tener la autorización de todos los clientes con los que operan mediante este sistema, por supuesto para los nuevos clientes pero también para los que ya tienen en cartera. Esta autorización (lo que siempre hemos llamado una orden de domiciliación) no caduca. Por cierto, pedir autorizaciones individuales para cada giro, como en ocasiones se ha sugerido, garantizaría una excelente protección no sólo contra una devolución a 13 meses, sino incluso contra la de 8 semanas. Sin embargo, no la estamos recomendando de forma activa esencialmente por motivos de complejidad de administración y fluidez de la relación comercial.
  • Se recuerde al cliente que debe enviar la autorización al banco, e incluso que sea el propio vendedor quien se la haga llegar. De nuevo, estas actuaciones son recomendables pero deben ser analizadas siempre a la luz de la eficiencia y coste de los procesos internos de cada empresa.
  • Por último, queda el caso del cliente para el que no disponemos de autorización y además se niega a dárnosla o demora su envío. En estos casos, nuestra recomendación es tajante en el sentido de modificar inmediatamente la forma de pago por otras que ofrezcan menos incertidumbre.

 Creemos que el riesgo de operar sin autorización y poder recibir una devolución al cabo de trece meses es demasiado grave, y que el que alguien se niegue a dar su autorización debe ponernos en guardia contra ese posible comportamiento.

 

22 pensamientos en “Recomendaciones para adaptarse a la LEY 16/2009 DE SERVICIOS DE PAGO”

  1. Si alguien me responde a esta pregunta le estaría muy agradecido:

    Que pasa con los clientes comunitarios y extracomunitarios??? Tambien les tendremos que pedir dicha autorizacion??

    Un saludo

  2. Buenos días, Jorge:

    La legislación española como tal sólo es directamente aplicable a los proveedores de servicios de pago (bancos y otras entidades financieras)españoles.

    Con clientes de otros países de la UE miembro de la unión monetaria te vas a encontrar con situaciones muy similares, dado que nuestra ley deriva directamente de los esfuerzos comunitarios para establecer la SEPA y por lo tanto las distintas legislaciones nacionales están armonizadas. Esto es muy relevante si tus clientes son particulares; en el caso de empresas, ya sabes que el cobro por cargo directo en cuenta no suele ser muy habitual fuera de nuestro país.

    En cuanto a clientes extracomunitarios, no creo que se pueda dar una respuesta uniforme. En cada caso dependerá de la ley aplicable en el país en el que se deba realizar el pago.

    No se si esto responde a tu pregunta, pero puedes ampliarla cuanto creas necesario (¡lo que no te puedo garantizar es tener todas las respuestas!)

    Un saludo,

  3. Alguien me puede indicar si ¿la fecha valor del ingreso en efectivo debe ser la del mismo día independientemente de la fecha del ingreso?. Y el ingreso de un cheque ¿cual debe ser la fecha valor?,
    Muchas gracias

  4. Las transacciones en efectivo y mediante cheque caen fuera del ámbito de la Ley de Servicios de Pago, y por lo tanto ésta no se pronuncia sobre la fecha valor de los mismos.

    Es posible que encuentres interesante el comentario del Banco de España en cuanto a la fecha valor de los cheques en http://cort.as/0CSL

    En cuanto al efectivo, su fecha valor debería ser siempre la del día en que se hace el ingreso bancario, a la hora que sea.

    Saludos.

  5. Miquel Ángel, añadir a lo comentado por Carlos Minuesa que con la Ley de Servicios de Pago, si el ingreso en efectivo lo realizas como consumidor, dicho ingreso tendrá valoración del día, independientemente de la hora a la que lo hagas. Mientras que si lo haces en tu cuenta de empresa, la fecha de valoración podrá ser un día hábil después de la fecha del ingreso. Puedes obtener más información en la siguiente dirección del BdE: http://bit.ly/bwgTxC

  6. nuestros clientes son empresas, personas Fisicas y juridicas con actividad comercial, industrial, etc., debemos también tener la autorización para el cargo en la cuenta bancaria de los giros de los recibos, entiendo que es una relacion mercantil, o no nos afecta por esta circunstancia.
    La autorización se debe tener solo para cuando el cliente es un particular?
    Muchas gracias.

  7. Buena tardes, Jaume: la Ley no distingue a estos efectos entre particulares o empresas. Nuestra recomendación es velar por tener las órdenes de domiciliación en todos los casos.

  8. Buenas tardes,
    Un cliente acogiéndose a la ley 16/2009,nos ha devuelto, de momento, 49.000 Euros correspondientes a recibos domiciliados de 8 semanas atrás, y estamos peleando las 13, ya que también intenta devolverlo.

    Estamos emitiendo recibos a este cliente recurrentemente, 4 a la semana, desde el 20 de Julio de 2.009, y ahora que no tienen dinero, con esta ley me lo están sacando de los bolsillos. Esto es una estafa, ya que le he entregado todo su material en tiempo y forma, pero ahora quiere reducirme los márgenes unilateralmetne, y como no lo he aceptado, me está robando de esta manera.
    Si esto es tan facil, supongo que todas las empresas a las que pago por recibo domiciliadao, podré sacarles también el dinero de los bolsillos.

    No entiendo una ley así, ¿podrían informarme como parar esto? A este cliente desde el 1 de Enero de 2010 le he cobrado por este sistema más de 400.000 euros,

    Muchas gracias
    Isabel

  9. Buenos días, Jesús.

    Generalmente consideramos consumidor al comprador final de bienes o servicios, es decir, quien los va a consumir y no a incorporarlos a un proceso productivo de fabricación, comercialización, etc.

    No obstante, me da la sensación de que tu pregunta tiene otro contexto más específico. Si pudieras darnos más detalles intentaríamos darte una respuesta.

  10. Acabo de ver el comentario de Isabel del 23 de enero.

    Lamentablemente, efectivamente la nueva ley se presta a este tipo de comportamientos. Con la misma en la mano no hay una forma fácil de evitarlos, y todos los que utilizamos este medio de pago podemos sufrir el mal uso por parte de algunos.

    Las posibles alternativas son, como mencionábamos en el post, obtener una autorización específica para cada cargo en cuenta (incluyendo fecha e importe exacto), o cambiar el medio de pago utilizado con el cliente. Desgraciadamente, ambas posibilidades tienen sus obvios inconvenientes.

  11. Hola,
    Mi empresa ha estado firmando a todos los clientes la autorizacion de giro para estar cubiertos hasta las ocho semanas, hemos utilizado un modelo estandar cotejado con varias entidades bancarias y en distintas paginas web. Pero hoy alguien ha comentado con mi jefe que en dicha autorizacion debe indicar que “no mas de 15 dias” y yo esto no lo he visto en ningun sitio y pretende que se lo hagamos firmar de nuevo a nuestros 7.000 clientes. Puede decirme si esto es asi??
    Gracias

  12. Elisa:

    Por tu comentario no queda muy claro a qué te refieres con “[…] indicar que “no más de 15 días””.

    Como se menciona en el post original, existe la posibilidad de pedir una autorización expresa para cada recibo que se cargue a un cliente, con lo que éste acepta no sólo el cargo sino también su importe exacto y fecha, excluyendo así una posible devolución en el plazo de ocho semanas.

    Sin embargo, creo que en la mayoría de las empresas el coste administrativo de controlar cada giro y el desgaste en la relación con el cliente que ello implica probablemente hagan que esta solución óptima sea inviable.

    En todo caso, si puedes especificar un poco más tu consulta haré lo posible por contestarte.

  13. Gracias por tu rapida respuesta Carlos. Nosotros estamos firmando las autorizaciones generales ya que como dices una individualizada por importe y fecha es muy muy costoso sobre todo nosotros que tenemos unos 5.000 clientes. A lo que me referia era a indicar en el texto de la autorizacion general una coletilla (no mas de 15 dias) que limitase el plazo de devolucion desde las 8 semanas a esos 15 dias que expecificamos con dicha coletilla. Lo que se pretende es acortar el plazo de posibles devoluciones a 15 dias. No se se me he explicado con claridad.
    Gracias por todo y un saludo.

  14. Hola de nuevo Elisa:

    Efectivamente, la Ley establece que las partes, siempre que una de ellas no sea un consumidor, podrán pactar la exclusión de aplicación del artículo 34 (el que establece la devolución en el plazo máximo de ocho semanas), por lo que teóricamente es posible fijar de mutuo acuerdo un plazo menor.

    Digo teóricamente, porque quien tiene que aplicar lo pactado es el proveedor de servicios de pago (el banco). No tenemos información en cuanto al uso o experiencia de este tipo de cláusulas.

    Entiendo que la ganancia potencial que se puede producir con esta cláusula difícilmente justificará el abrir 5.000 negociaciones para obtener y gestionar 5.000 nuevos documentos, pero en todo caso eso os corresponde valorarlo a vosotros en función de la experiencia que hayáis tenido durante el último año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *