¿Es el crédito comercial siempre gratuito?

Mario Cantalapiedra – Economista

El crédito comercial o de proveedores es una fuente de financiación automática, pero ¡ojo! no siempre es gratuita, ya que puede aparejar un coste de oportunidad siempre que el proveedor ofrezca un descuento por pronto pago y se renuncie al mismo. Es decir, hemos de plantear esta situación en términos relativos y considerar el descuento por pronto pago como una penalización que el proveedor imputa al no abonar su mercancía por adelantado. Veamos a través de un ejemplo a que me refiero:

Supongamos una empresa que tiene pactado inicialmente con uno de sus proveedores un pago aplazado a 70 días desde la fecha de recepción de las mercancías, y acuerda con él un descuento del 2 por ciento del importe de la compra, si se adelanta el pago a los 10 días desde la fecha de recepción. En concreto, al adelantar el pago a los 10 días, por cada 100 euros de compra se pagarían 98. Por tanto, el hecho de renunciar al descuento por pronto pago y abonar el pedido a 70 días supondrá que el proveedor cargará 2 euros por cada 98, pudiendo pensarse que el coste de oportunidad de la renuncia al descuento sería el siguiente:

Sin embargo, éste es el coste de financiarse únicamente durante 60 días, el plazo que transcurre desde los 10 días bonificados hasta los 70 pactados en origen. Si se supone que la financiación del proveedor se produce durante todo el año, lo que interesa es averiguar el coste anual efectivo de dicha financiación, a partir de la siguiente expresión. Nos hace falta una pizca de matemática financiera, pero creo que entenderéis bien la fórmula que utilizo. Simplemente se trata de aplicar la regla del interés compuesto por el efecto acumulativo de los intereses a lo largo del año:

donde:

ie: coste anual efectivo del descuento.

d: descuento por pronto pago al que se renuncia en porcentaje (en el ejemplo planteado es un 2 por ciento).

p: aplazamiento en el pago (que en el ejemplo es de 60 días).

Por tanto, el coste anual efectivo sería:

El no acudir al descuento por pronto pago del 2 por ciento, significa que la financiación a través del proveedor cuesta un 12,88 por ciento anual a la empresa, el cual no se puede decir que sea un tipo bajo precisamente. Si la empresa puede conseguir fondos a un menor coste, por ejemplo a través de una póliza de crédito bancario, le interesará financiarse con ellos para afrontar el pronto pago al proveedor.

Un pensamiento en “¿Es el crédito comercial siempre gratuito?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *