¿Estamos infoxicados?

Ignacio Jiménez – Iberinform

Normalmente, el deterioro de la capacidad de pago de un cliente se produce de forma gradual y genera señales de alerta que hay que saber interpretar.  El problema es que esta información puede aparecer de múltiples fuentes de información, pero no siempre las tenemos localizadas y hacemos un adecuado seguimiento de ellas.

Tener poca información genera riesgos innecesarios, pero tener demasiada o mal estructurada solo lleva a lainfoxicación” (intoxicación de información) y puede producir riegos igualmente importantes. Por ese motivo es conveniente apoyarse en herramientas de Inteligencia de Negocio (Business Intelligence) que nos permitan tener una visión más global de nuestra cartera de clientes.  En un contexto como el actual, ser capaces de identificar la información relevante, en el momento que la necesitamos, es clave para la toma de decisiones de negocio adecuadas.

  • La información interna es rica y actualizada y además no tiene coste, pero debemos gestionar su falta de estructuración y la subjetividad que arrastra.
  • La información externa ayudará a valorar el contexto en el que se encuentra la empresa, pero no tiene estructura ni es fácil de tratar de forma sistemática.
  • La información pública suele ser  muy rica y objetiva, pero aparece de forma muy dispersa y es difícil de aprovechar si no es tratada previamente.

Sólo una adecuada combinación de las distintas fuentes de información evitará que nos “infoxiquemos” y podamos tomar decisiones basadas en la información más completa y actualizada.

 

Infoxicados 

Infoxicados

 

 

FinanceInsight from FinanceInsight on Vimeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *