A partir de ahora los socios de una mercantil podrán responder con su patrimonio de las deudas societarias no satisfechas en el concurso de acreedores.

El pasado viernes 7 de marzo se aprobó por el Consejo de Ministros el Real Decreto Ley 4/2014 de medidas urgentes en materia de refinanciación y reestructuración de la deuda empresarial, por el que se viene a reformar, una vez más, la Ley Concursal para favorecer las posibilidades de refinanciación de empresas que, a pesar de tener problemas financieros que las avocan a una situación concursal, sean igualmente productivas y susceptibles de continuar funcionando en el mercado sin necesidad de proceder a su liquidación.

Este texto, además de reformar la legislación concursal para introducir nuevas fórmulas que faciliten la viabilidad financiera de la empresa y eviten la liquidación de la misma, introduce en la Ley Concursal una nueva redacción de los artículos 165.4,  172  y 172 bis que supone la vulneración de uno de los principios básicos del funcionamiento del sistema de sociedades de capital: la no responsabilidad de los socios por las deudas sociales.

Así, hasta la fecha:

  • La sociedad de capital respondía con sus bienes y derechos de las deudas de la sociedad.
  • El administrador de la sociedad, su liquidador o, en algunos casos, su apoderado general, podrían ser declarados como responsables, con carácter solidario y con su patrimonio personal, de las deudas de la sociedad. En aquellos casos en los que hubiesen incumplido sus obligaciones legales o cuando sus actos, contrarios a la Ley o los Estatutos, hubiesen sido causantes de la imposibilidad de la Sociedad para hacer frente a sus deudas.
  • Los socios sólo respondían hasta el límite del valor de sus acciones/participaciones, de forma que lo máximo que podían perder era el valor que habían invertido en la sociedad.

Sin embargo, la nueva redacción de los artículos 165, 172 y 172 bis de la Ley Concursal vienen a establecer que, declarado el concurso como culpable, puede declararse la responsabilidad personal respecto a las deudas sociales no cubiertas con el concurso de acreedores de aquellos socios que se hubiesen opuesto a la aprobación de un acuerdo de refinanciación consistente en una capitalización de créditos o en la emisión de obligaciones siempre que en dicho acuerdo se le ofreciese un derecho de adquisición preferente en una futura venta de esas acciones, participaciones o títulos valores emitidos con el acuerdo en cuestión.

A mi entender, dicha medida pone en riesgo la esencia misma del funcionamiento del sistema de sociedades de capital, aumentando inusitadamente el riesgo que asume el socio /inversor de una sociedad de capital y poniendo, con ello, en riesgo la inversión en este tipo de sociedades.

Fdo: Gonzalo Quiroga Sardi – Socio de AGM ABOGADOS

Un pensamiento en “A partir de ahora los socios de una mercantil podrán responder con su patrimonio de las deudas societarias no satisfechas en el concurso de acreedores.”

  1. Aún estando de acuerdo con tu exposición, es cierto que el RDL 4/14 tiene aciertos es su exposición de Motivos, puesto que el fin del legislador es revitalizar el mecanismo de refinanciación, el llamado en Derecho Comparado, fresh money, donde en España ha sido un fracaso absoluto, con la excepción de la macro operación financiera del Grupo Corte Inglés, por dos motivos principales:
    1º La exposición a la acción rescisoria concursal y,
    2º. La calificación fraccionada al 50% como crédito contra la masa, y crédito con privilegio general.
    La modificación del art. 5 bis, art. 56, art. 71, art. 71 bis y art. 92 son esenciales para crear un puerto seguro que permita la negociación directa del deudor con uno o más acreedores en la negociación.
    La modificación del artículo 92, que prevé expresamente que quienes hayan adquirido la condición de socios en virtud de la capitalización de deuda acordada en el contexto de una operación de refinanciación, no serán considerados como personas especialmente relacionadas a efectos de calificar como subordinada la financiación por ellos otorgada como consecuencia de dicha operación. Creo que es el otro lado de la balanza de tu exposición.

    Fdo. PIlar Samaniego de Tiedra – Socia de SAMANIEGO CONSULTORIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *