Aprobada una nueva regulación para las entidades de crédito en España

Mario Cantalapiedra – Economista

La Ley 10/2014, de 26 de junio, de ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito tiene por objeto principal adaptar la normativa aplicable a las entidades de crédito en España a los cambios normativos que se imponen en el ámbito internacional y de la Unión Europa, y supone una importante modificación en aspectos tales como el régimen de supervisión, los requisitos de capital y el régimen sancionador de este tipo de entidades. La nueva regulación viene impulsada, tanto por la evolución internacional del derecho bancario como por la constatación que la crisis financiera ha dejado sobre la necesidad de mejorar la calidad de la regulación prudencial de las entidades de crédito, de tal modo que realicen sus actividades con el menor riesgo posible para la estabilidad financiera del país.

De este modo, la Ley 10/2014 incluye las disposiciones generales del régimen jurídico por el que han de regirse las entidades de crédito, recogiendo su definición y enumerando aquellas entidades que son consideradas así, estableciendo el contenido de su actividad y las fuentes de su régimen jurídico. Regula también su régimen de autorización y revocación, el régimen de participaciones significativas, el régimen de idoneidad e incompatibilidad de los miembros del consejo de administración u órgano equivalente y el régimen de gobierno corporativo y políticas de remuneraciones.

Asimismo la Ley 10/2014 incluye las disposiciones que en materia de solvencia de las entidades de crédito se deben mantener en el ordenamiento nacional, referentes a la evaluación de la adecuación de su capital al riesgo que asumen, a los criterios que debe tener en cuenta el Banco de España para fijarlas posibles requisitos de liquidez buscando prevenir crisis y a los llamados “colchones” de capital, los cuales obedecen a la necesidad de contar con suplementos de capital frente a pérdidas inesperadas o de cubrir los riesgos originados por el carácter sistémico de algunas entidades.

En esta Ley 10/2014 se regulan las funciones de supervisión de las entidades de crédito por parte del Banco de España y el procedimiento sancionador aplicable. No obstante, el texto legal recuerda que, a partir de la entrada en vigor y completa efectividad del Mecanismo Único de Supervisión de la Unión Europea, el Banco de España ejercerá las funciones de supervisión en cooperación y sin perjuicio de las competencias que, en esta materia, sean directamente atribuidas al Banco Central Europeo. Finalmente otras disposiciones que contiene la Ley 10/2014 se refieren al régimen de las participaciones preferentes, que tantos quebraderos de cabeza nos están proporcionando, o a las normas aplicables a los sistemas institucionales de protección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *