Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), fruto de su colaboración con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Asociación de Directivos de Comunicación (DIRCOM), ha publicado una serie de buenas prácticas que deben presidir las relaciones entre empresas cotizadas y medios de comunicación, y la información de interés para los mercados de valores que difunden los medios, en concreto referidas a los cinco ámbitos siguientes:

Conferencias de prensa

Se considera positiva la práctica empresarial de convocar a los medios de comunicación, al menos una vez al año, con motivo de la presentación de sus resultados anuales, con participación de sus máximos ejecutivos, para informar sobre la marcha de la empresa y sus proyectos. En este tipo de reuniones los responsables de la empresa deben cuidar no facilitar información relevante que no haya sido hecha pública previamente por los cauces legales correspondientes.

check-3183193_1920Difusión de otros indicadores financieros

Se deben tener en cuenta las recomendaciones de ESMA (Autoridad Europea de Valores y Mercados) sobre la utilización de “medidas alternativas de rendimiento” en todas las informaciones que faciliten las empresas a los medios de comunicación, y no solamente en las informaciones relevantes difundidas a través de la CNMV. Estas medidas proceden o se basan en los estados financieros elaborados según la normativa contable aplicable (balance, cuenta de pérdidas y ganancias, etcétera), la mayoría de las veces añadiendo o restando cantidades a los importes que se presentan en dichos documentos. Por ejemplo, son medidas alternativas de rendimiento el EBITDA o la deuda neta. ESMA busca que se utilicen de modo claro y consistente, para lo que recomienda, por ejemplo, que se refieran a cifras y períodos homogéneos y que se especifique siempre su contenido.

No retraso en la publicación de información relevante

Los emisores deben difundir la información relevante (toda aquella cuyo conocimiento pueda afectar a un inversor razonablemente para adquirir o transmitir valores o instrumentos financieros y por tanto pueda influir de forma sensible en su cotización en un mercado secundario), tan pronto como sea posible una vez que se produzca el evento o hecho constitutivo de la información. En este sentido, la CNMV considera aconsejable que las decisiones o acuerdos relevantes se adopten o suscriban tras el cierre del mercado, sin perjuicio de que, en los casos en que se adopten o suscriban antes, pueda retrasarse la publicación hasta dicho cierre si concurren los requisitos legales.

Revelación de conflictos de interés

En el caso de artículos de opinión de interés para el mercado o los inversores, en particular si se refieren a situaciones que puedan suscitar controversia, se considera buena práctica revelar las vinculaciones con la materia tratada o posibles conflictos de interés que puedan afectar a sus autores.

Códigos deontológicos

Por último, se considera especialmente relevante y se valora positivamente la función que pueden desempeñar los códigos deontológicos de autorregulación de la profesión periodística en el ámbito de la difusión de información de interés para los mercados.

Foto: geralt