Cambios recientes en los modelos de cuentas anuales

Mario Cantalapiedra – Economista

Nos estamos acercando al período en que los empresarios que revisten la forma jurídica de sociedad, además de seguir lidiando con sus problemas de liquidez y de viabilidad de negocio, ¡qué remedio les queda!, tienen que estar pendientes del depósito de las cuentas anuales, correspondientes al ejercicio cerrado el año anterior, en el Registro Mercantil. Por tanto, creo que es interesante repasar algunos aspectos novedosos que afectan al depósito de cuentas de este año.

Conviene saber que los modelos de cuentas anuales vigentes anteriormente, se han visto modificados recientemente por la Resolución de 6 de abril de 2010, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, que ha sido publicada en el BOE de 7 de abril de 2010. La novedad está fundamentada en consultas efectuadas al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), que recordemos actúa como organismo regulador contable, sobre la capitalización de los gastos financieros en el precio de adquisición y sobre el tratamiento contable de la aprobación de un convenio de acreedores. En base a las respuestas del ICAC a los dos temas referidos, se ha creado una nueva partida en la cuenta de pérdidas y ganancias, la cual forma parte del resultado financiero de la empresa, en los tres modelos de presentación previstos (normal, abreviado y pyme). La estructura del cambio en cada caso es la siguiente:

1. Modelos normal y abreviado (se crea una nueva partida en la cuenta de pérdidas y ganancias):

19. Otros ingresos y gastos de carácter financiero. 

a) Incorporación al activo de gastos financieros.

b) Ingresos financieros derivados de convenios de acreedores.

c) Resto de ingresos y gastos.

2. Modelo pymes (de modo similar se crea una nueva partida en la cuenta de pérdidas y ganancias):

18. Otros ingresos y gastos de carácter financiero.

 

a) Incorporación al activo de gastos financieros.

b) Ingresos financieros derivados de convenios de acreedores.

c) Resto de ingresos y gastos.

Además se modifica el contenido de la memoria para las empresas que tengan partidas de naturaleza medioambiental, la cual deberá incluir un nuevo apartado, también en los tres modelos de presentación previstos, en el que se habrá de informar, en su caso, sobre los derechos de emisión de gases de efecto invernadero.  

Esperemos que estos cambios, en una época donde ya estamos sufriendo demasiadas modificaciones de todo tipo, sirvan, además de para aumentar la carga de trabajo de las empresas, para mostrar la imagen fiel de su patrimonio, situación financiera y resultados.

 

Otros artículos de interés de Mario Cantalapiedra:

Principios que rigen el análisis bancario del riesgo empresarial según Sun Tzu.

Seis diferencias entre préstamo y crédito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *