Mario Cantalapiedra – Economista

El Mecanismo Único de Supervisión (MUS) ha establecido las cinco prioridades que guiarán su actividad supervisora a lo largo de 2016. Este sistema de supervisión financiera, que empezó a funcionar el 4 de noviembre de 2014, está integrado por el Banco Central Europeo (BCE) y las autoridades supervisoras de los países de la Unión Europea (UE) participantes, y tiene por objetivos principales velar por la seguridad y la solidez del sistema bancario europeo, así como potenciar la integración y la estabilidad financieras. Es el primer paso hacia la unión bancaria, la cual se prevé completar con un mecanismo único de resolución y un sistema armonizado de garantías de depósitos.

Las cinco áreas fundamentales identificadas por el MUS, se basan en la valoración de los principales riesgos a los que se enfrentan las entidades de crédito actualmente, y son esenciales para coordinar las actuaciones supervisoras que emprendan.

1. Modelos de negocio y rentabilidad

Estos dos elementos son lo que más preocupan al MUS, en un contexto en el que tanto el modelo de negocio como la rentabilidad de los bancos se ven afectados por el nivel de deterioro de los activos y el prolongado período de bajos tipos de interés. La supervisión se centrará en examinar si los bancos logran rentabilidad, entre otros aspectos, relajando las condiciones de concesión de crédito, teniendo una mayor dependencia de la financiación a corto, o incrementando sus exposiciones de forma no proporcional al apetito de riesgo que declaran.

2. Riesgo de crédito

Los elevados niveles de morosidad en los créditos y préstamos bancarios también preocupan al MUS, sobre todo en la banca de los países europeos, como España, que han sido más castigados por la crisis. Se propondrán actuaciones a seguir para las entidades que tengan niveles elevados de préstamos morosos. Asimismo, se someterá a un examen supervisor más estricto la concentración del riesgo en áreas como el sector inmobiliario.

3. Adecuación de capital

Otra de las prioridades del MUS será que los bancos estén adecuadamente capitalizados, teniendo en cuenta tanto la calidad como la composición de su capital.

4. Gobernanza de los riesgos y calidad de los datos

La gobernanza de los riesgos de los bancos se evaluará en función del contexto actual (baja rentabilidad y consiguiente búsqueda de beneficios, financiación abundante y a bajo precio ofrecida por los bancos centrales). Los consejos de administración bancarios deberán requerir y recibir información adecuada sobre los riesgos de las decisiones de negocio que tomen, teniendo en cuenta si éstos son acordes con los criterios y umbrales definidos por la entidad. Se trata de no repetir errores cometidos en el pasado reciente.

5. Liquidez

Por último, el MUS analizará los progresos de los bancos en la aplicación y mantenimiento de marcos adecuados para la gestión del riesgo de liquidez y de financiación, tanto en un entorno de normalidad como en situaciones de tensión.

Cinco prioridades del MUS en 2016

Imagen2

Fuente: Banco Central Europeo (BCE)