Mario Cantalapiedra – Economista

Entre las herramientas que existen para analizar los estados contables principales de la empresa están los ratios, los cuales expresan la relación entre dos variables, habitualmente en forma de división, de tal modo que su resultado para el analista es más significativo que el de cada variable por separado.

Estos ratios se pueden agrupar por familias según el objetivo de análisis pretendido. De este modo, los de situación financiera analizan la estructura financiera de la compañía; los de rentabilidad estudian los beneficios obtenidos en relación con los bienes utilizados, mientras que los de eficiencia analizan la utilización que hace la empresa de sus recursos.

Haciendo hincapié en los últimos, en los que miden cómo la empresa utiliza sus recursos (escasos), me gustaría destacar algunos de los que son más utilizados:

 

Rotación del activo

11

Mide cuántas veces en el período analizado la empresa realiza ventas por un valor igual a su activo. Implica, por tanto, la eficiencia en la utilización de dicho activo. Cuanto más elevado sea el ratio mejor para la empresa, ya que estará generando mayores ventas con su inversión.

 

Ventas por empleado

12

Mide las ventas medias generadas por empleado en el período, expresándose en unidades monetarias, de tal modo que a mayor valor del ratio, mayor volumen de ventas se genera por cada trabajador.

 

Gastos de personal por empleado

s

Determina el coste medio por empleado, expresándose en unidades monetarias. Evidentemente si el ratio anterior interesa que sea lo mayor posible, aquí ocurre justo lo contrario.

 

Productividad

dedede

Mide la contribución de los empleados al resultado de la actividad expresándose en número de veces. A mayor valor del ratio, mayor rendimiento está obteniendo la empresa analizada de sus empleados.

 

Evolución ratios de eficiencia TELEFÓNICA DE ESPAÑA, S.A. (2014 – 2016)15Fuente: Insight View.