Mario Cantalapiedra – Economista

Hacienda tiene previsto adelantar al mes de enero la presentación de la declaración anual de operaciones con terceras personas, el conocido como modelo 347, que actualmente se presenta en febrero. Esta medida se recoge en un Proyecto de Orden, el cual está abierto hasta el próximo 8 de septiembre a los trámites de audiencia y opinión pública para recabar la opinión de la ciudadanía.

1

El modelo 347 tiene carácter informativo y lo han de presentar las personas físicas o jurídicas, públicas o privadas que desarrollen actividades empresariales o profesionales en España, y tengan la sede de su actividad económica, un establecimiento permanente o su domicilio fiscal en nuestro país. Los declarantes han de relacionar todas aquellas personas o entidades con quienes hayan efectuado operaciones, en el año natural anterior, que superen individualmente la cifra de 3.005,06 euros, computándose por separado las entregas de bienes y prestaciones de servicios (ventas) de las adquisiciones de bienes y servicios (compras). Se ha de declarar el total de la contraprestación, por lo que ha de incluirse, en su caso, el IVA que se haya repercutido en la venta o soportado en la compra.

Para la Agencia Tributaria el modelo 347 es un documento de control mediante el que se comprueba la facturación de las empresas, pudiendo cruzar los datos declarados por dos de ellas y observar si las compras que consigna una se corresponden a las ventas declaradas por la otra, lo que en caso de discrepancias puede llegar a motivar una inspección. También se puede comprobar el cuadre de los datos proporcionados en el 347 con los de otras declaraciones tributarias presentadas por las empresas como, por ejemplo, el resumen anual del IVA.

Las entidades financieras (bancos, plataformas de crowdlending, etcétera) suelen pedir copia del modelo 347 a las empresas que les solicitan financiación con el fin de mejorar el análisis de riesgos que realizan sobre ellas. A través de los datos que ofrece este modelo, por ejemplo, pueden saber cuáles son sus principales clientes y proveedores y ver si tienen dependencia o no de alguno en concreto.

Por tanto, es un documento que las empresas deben realizar con cuidado tratando de no cometer errores, por lo que no parece muy buena idea adelantar su presentación a un mes como el de enero, que ya de por sí es complicado para las empresas (sobre todo para las pymes y los autónomos) en cuanto a sus obligaciones con Hacienda se refiere.