Del patrimonio neto a las tablas de amortización, un resumen de 2014

Mario Cantalapiedra – Economista

Como es habitual en estos cinco años de vida del blog, dedico el último post del año a repasar contigo algunos de los contenidos que he tratado a lo largo de 2014, esperando que te resulten interesantes. En concreto, este año me he decantado por seleccionar las entradas siguientes:

  1. Patrimonio neto y fondos propios son dos términos contables que, muy a menudo, se utilizan de forma indistinta cuando realmente no son lo mismo. A explicar las diferencias entre uno y otro concepto dediqué un post por el mes de abril.
  2. En las cuentas bancarias las fechas valor aplicadas por las entidades de crédito no siempre coinciden con las de operación, por ejemplo, cuando ingresas en tu cuenta un cheque de otra entidad, por lo que debes conocer cuáles son los criterios utilizados para establecer las fechas valor en las distintas operaciones de cobro y pago.
  3. Una compañía que se plantee vender a crédito a un cliente puede consultar informes comerciales sobre él, es decir, documentos elaborados por agencias especializadas en la valoración del riesgo comercial a partir de la información pública existente y el análisis experto de quien los elabora. En el blog te recomendé analizar 10 elementos de estos informes, por si acaso decides consultarlos.
  4. El cese de la actividad es una de las causas por las que debe disolverse una sociedad de capital. Este motivo de disolución, así como el resto de los que marca la Ley de Sociedades de Capital, fueron repasados en el blog en el mes de septiembre.
  5.  “Encaje de bolillos” es lo que parece que hacen algunas empresas para intentar cumplir los plazos de pago que marca la legislación contra la morosidad vigente. La confusión entre medios de pago y plazos de pago sigue siendo tónica habitual para parte del tejido empresarial español.
  6. Entre las novedades fiscales cara al próximo año destaca la aparición de nuevas tablas oficiales de amortización, aplicables a los elementos de inmovilizado material, intangible e inversiones inmobiliarias de las empresas, las cuales han sido simplificadas y actualizadas. A partir de ahora, las empresas deberán utilizar una única tabla que no diferencia elementos amortizables por sectores de actividad, como ocurría hasta la fecha.

Mi deseo de felices fiestas y un buen 2015, tanto en lo personal como en lo profesional para ti que lees estas líneas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *