El modelo de predicción de la insolvencia empresarial de Altman

Mario Cantalapiedra – Economista

Entre los estudios que tratan de predecir la insolvencia de una empresa, es decir, la situación en la que esta no puede hacer frente a sus compromisos de pago, destaca el desarrollado por el profesor neoyorquino Edward I. Altman, el cual pondera y suma distintos ratios financieros de una compañía para clasificar su probabilidad de impago. El modelo conocido como Z-Score de Altman, a pesar de ser desarrollado en los años sesenta del siglo XX, sigue siendo muy utilizado en la medición del riesgo de crédito en la actualidad. En su investigación Altman partió de una muestra de empresas a la que calculó una serie de ratios, a partir de sus balances y cuentas de pérdidas y ganancias, hasta encontrar los cinco que juntos mostraron el mejor resultado en la predicción de la insolvencia. Su modelo original es aplicable a empresas industriales que coticen en bolsa y responde a la siguiente formulación:

Z = 1,2 X1 + 1,4 X2 + 3,3 X3 + 0,6 X4 + 1,0 X5

Donde:

X1 = Fondo de maniobra / Total Activo

X2 = Beneficios retenidos (reservas) / Total Activo

X3 = Beneficio de explotación / Total Activo

X4 = Patrimonio neto (valor de mercado) / Deuda total

X5 = Ventas / Total Activo

Ante las críticas de los que argumentaban que el modelo no era válido para predecir la insolvencia de todas las empresas, Altman desarrolló dos variantes del mismo (Z1 y Z2). En la primera (Z1) se modifican las distintas ponderaciones y la forma de calcular X4, que ahora se obtiene como: Patrimonio neto (valor contable) / Deuda total, siendo aplicable a empresas industriales que no coticen:

Z1 = 0,717 X1 + 0,847 X2 + 3,107 X3 + 0,420 X4 + 0,998 X5

En la segunda variante (Z2) también se modifican las ponderaciones y además se elimina X5, el ratio de rotación del activo, con el fin de que el modelo sea aplicable a empresas comerciales y de servicios:

Z2 = 6,56 X1 + 3,26 X2 + 6,72 X3 + 1,05 X4

Veamos ahora la aplicación del modelo de Altman, por ejemplo, sobre los datos de una empresa industrial que no cotiza (para lo que me serviré de la variante Z1), sabiendo que:

Si Z1 es igual o inferior a 1,23 la empresa tiene una alta probabilidad de insolvencia en el futuro.

Si Z1 se encuentra entre 1,24 y 2,89 se trata de una zona incierta.

Si Z1 es igual o superior a 2,90 la empresa tiene una baja probabilidad de insolvencia en el futuro.

Los datos de la empresa son:

Activo corriente: 6.000.000 €

Total Activo: 8.000.000 €

Patrimonio neto: 4.000.000 €

Pasivo corriente: 3.000.000 €

Pasivo no corriente: 1.000.000 €

Ventas: 13.000.000 €

Beneficio de explotación: 1.400.000 €

Beneficios retenidos: 720.000 €

Y el cálculo de Z1:

X1 = 3.000.000/8.000.000 = 0,375

X2 = 720.000/8.000.000 = 0,09

X3 = 1.400.000/ 8.000.000 = 0,175

X4 = 4.000.000/4.000.000 = 1

X5 = 13.000.00/8.000.000 = 1,625

Z1 = 0,717*0,375 + 0,847*0,09 + 3,107*0,175 + 0,420*1 + 0,998*1,625 = 2,93

En este supuesto se obtiene una Z1 de 2,93 (superior a 2,90), por lo que podría decirse que la empresa industrial tiene una baja probabilidad de insolvencia futura.

2 pensamientos en “El modelo de predicción de la insolvencia empresarial de Altman”

  1. Este ratio sin actualizar no era demasiado predictor. Creo que O. Amat y unos cuantos estudiosos más han desarrollado alguno más reciente y para empresas españolas. Nosotros lo miramos algo pero no es el definitivo ni mucho menos.

    No obstante, gracias por el aporte Mario.

  2. Cierto Luis, el de mi amigo Oriol está muy bien, yo te recomiendo aplicar los dos, pero a gustos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *