Entidades de crédito que se unen para reducir el riesgo de una operación financiera

Mario Cantalapiedra – Economista

La crisis de deuda que están atravesando determinadas empresas españolas lleva a que esté de moda el término de sindicato bancario, es decir, del conjunto de entidades de crédito que se unen temporalmente para llevar a cabo una operación que debido a su elevado riesgo o cuantía no podrían realizar de forma individual. Esta unión puede tener por objeto la concesión conjunta de un crédito o de un préstamo o puede servir para asegurar conjuntamente una emisión de valores, por ejemplo, unas acciones o unos bonos.

En la operativa de un sindicato bancario suelen aparecer unos bancos directores, que son los principales responsables de la operación, con el cometido de organizarla y de establecer y negociar sus condiciones. Estos bancos deben realizar un estudio previo de la operación que remiten al resto de entidades bancarias interesadas junto a una invitación a participar en el proyecto. Los bancos directores y la empresa que busca los fondos, pueden establecer un acuerdo donde los primeros se comprometan a esforzarse en la consecución de la sindicación pero sin garantizar el préstamo o crédito, o fijar el compromiso de los bancos directores a prestar los fondos con independencia de que se logre o no la sindicación con otras entidades.

De la gestión y administración del crédito o préstamo (o de la emisión de los valores) se ocupan los llamados bancos agentes, los cuales se encargan del cobro de los intereses así como de la recuperación del principal prestado. Estos bancos agentes también canalizan las relaciones del sindicato bancario con terceros, y son elegidos por todos los bancos participantes. Por tanto, en el sindicato podrán distinguirse bancos directores, agentes y resto de participantes. En ocasiones todos los bancos participan al mismo nivel, considerándose todos ellos directores, lo que se lleva a que el sindicato de bancos originado se denomine “club deal”. Esta fórmula ha sido utilizada recientemente para financiarse por grandes empresas españolas tales como NH Hoteles o Cepsa.

Mediante el denominado pacto de sindicación se establecen las reglas de funcionamiento del sindicato, fijando la forma de adoptar las decisiones o la manera de solucionar los posibles conflictos que surjan a lo largo de su vida. El sindicato de bancos es propio del comercio internacional tanto por la importancia económica de determinadas operaciones en este entorno como por la prudencia de las entidades de crédito a la hora de concentrar su riesgo en determinados clientes internacionales o países. El protagonismo actual del sindicato bancario en España, que comentaba al principio del post, va ligado fundamentalmente a los procesos de refinanciación de deuda que están viviendo grandes empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *