Mario Cantalapiedra – Economista

A efectos del control de las condiciones pactadas por una empresa con los bancos con los que trabaja, es importante comprobar las liquidaciones y movimientos de las cuentas bancarias teniendo en cuenta los siguientes factores:

 

  • Que los importes nominales corresponden a las operaciones efectuadas por la empresa.
  • Que los intereses y las comisiones responden a las condiciones pactadas de antemano y su cálculo es el correcto. En el caso de las comisiones se ha de comprobar que responden a servicios solicitados en firme o aceptados expresamente por la empresa.
  • Que el banco aplica correctamente las fechas valor, es decir, aquellas a partir de las cuales empiezan a generar intereses los abonos o los cargos en la cuenta de la empresa, y que pueden diferir de las fechas de operación o contables.

 

Para efectuar dicho control resulta muy práctico reunir bases de datos, en formato de fichas, en las que reflejar los datos generales y las principales condiciones acordadas en los distintos productos (límites de financiación, tipos de interés, comisiones, gastos, garantías aportadas, períodos de liquidación, etcétera). Esta información debe ser actualizada periódicamente y ajustarse a las necesidades de cada empresa. Las fichas sobre condiciones bancarias no solamente te servirán para controlar el cumplimiento de las condiciones pactadas, sino que también te valdrán para comparar y seleccionar los bancos de cara a nuevas negociaciones que se entablen con ellos. A modo de ejemplo, te propongo la siguiente ficha sobre condiciones de una cuenta de crédito:

 

1