Gestión del riesgo de impago La información es decisiva para la supervivencia de la empresa

Ignacio JiménezIberinform

La Gestión del riesgo de impago es decisiva para la supervivencia de empresa.

La presión comercial y el difícil acceso a la financiación bancaria han llevado a las empresas a incrementar el volumen de ventas que realizan mediante pago aplazado (a crédito) y a tolerar plazos de cobro más largos.  Esa estrategia supone asumir mayores riesgos empresariales, haciendo más necesario que nunca un estricto análisis del tipo de empresas con las que trabajamos.

Lo cierto es que, según el estudio `Economic Crisis Survey´ Assessing the impact of the crisis on businesses across four continents (ver gráfico 1), España es de los países en los que más se ha cambiado la forma de hacer negocios.

Impacto de crisis en España

Impacto de crisis en España

Según este estudio, publicado en octubre, a raíz de la crisis económica el 59% de las empresas españolas ha incrementado la frecuencia con la que analiza la solvencia de sus clientes. Se trata, junto a Austria e Irlanda, del porcentaje más elevado de los 20 mercados analizados. A través de más de 3.500 entrevistas, este estudio analiza el impacto de la crisis económica en la gestión empresarial y, sobre todo, la forma minimizar el riesgo de impago.

Hay que destacar de forma positiva que el 50% de las empresas está utilizando informes comerciales o esta considerando hacerlo. El 61% de las empresas españolas también ha incrementado el número de clientes a los que está modificado las condiciones de pago para ajustarlas a su solvencia, el mayor porcentaje de todos los mercados analizados. Éste y otros datos del estudio son indicativos del cambio significativo de las prácticas de negocio de las empresas españolas.

Es cierto que, detrás de la crisis, hay causas coyunturales que han afectado prácticamente a todos los países desarrollados: creciente desaceleración de la actividad económica, políticas de concesión de créditos más restrictivas como consecuencia de la falta de liquidez en los mercados internacionales, encarecimiento del coste del dinero, etc. Pero tampoco debemos de olvidar los factores que han agravado esta situación en España. Destacamos entre ellos el excesivo endeudamiento asumido por muchas empresas de nuestro país durante la fase expansiva del ciclo (ver gráfico 2), el disponer de unos plazos de pagos mucho más largos que la media europea (ver gráfico 3) o la relajación de las políticas de gestión del riesgo.

Deuda empresasarial España – Media de crecimiento y por sectores

Deuda empresasarial España - Media de crecimiento y por sectores

Plazo medio de pago en dias

Plazo medio de pago en dias

Los quince años consecutivos de crecimiento económico y unos niveles históricamente bajos de morosidad habían relegado la gestión del riesgo a una posición secundaria entre las prioridades de la mayor parte de las empresas. Muchas de ellas, sobre todo las Pymes creadas durante los años de bonanza, no consideraron necesario establecer políticas de riesgo porque en ese momento no tenían impagos. Obviaron que la cuenta clientes es una de las mayores inversiones que tiene la empresa en su balance y consideraron la gestión del riesgo como un gasto innecesario que limitaba su capacidad de crecimiento. Fue un proceso gradual, donde inicialmente se relajaron los procedimientos y progresivamente se fueron asignando los recursos a otras tareas consideradas más importantes. Finalmente, la gestión del riesgo acabó en numerosas ocasiones por desaparecer y los puestos se amortizaron.

Esta situación había llevado a muchas empresas a no disponer de una información de sus clientes, y cuando han surgido los primeros problemas, se están dando cuenta de que muchos de ellos presentan un riesgo de mora muy superior al que estimaban.  El problema es que desvincularse de ellos es siempre complicado, sobre todo cuando el volumen de ingresos de muchas de ellas se ha resentido por la crisis.

La gestión del riesgo podemos dividirla en dos grandes bloques: acciones correctivas, aquellas que aplicamos cuando la empresa ya tiene un problema, y preventivas, aquellas que tratan de minimizar el riesgo de impago.  No obstante, es precisamente en la parte de prevención donde las empresas deben actuar con más contundencia en un momento como el actual.

Medidas correctivas, politicas de cobro y recobro

Medidas correctivas, politicas de cobro y recobro

El Índice Crédito y Caución de Incumplimiento analiza el riesgo comercial de las ventas a crédito por un valor superior a los 136.000 millones de euros, y estima la solvencia de 2,9 millones de clientes. En este sentido, tras un crecimiento interanual del 172%, observamos un descenso en los índices de los tres primeros trimestres del año (ver gráfico 5).

Indice de incumplimiento Crédito y Caución – Morosidad empresas españa

Indice de incumplimiento Crédito y Caución - Morosidad empresas españa

Las Pymes son las más vulnerables a las crisis y, por lo tanto, las que más deben mejorar su gestión del riesgo de impago. De todas las herramientas posibles para luchar y prevenir los impagos y la morosidad, los informes comerciales y financieros son la más económica y sencilla de utilizar. Para este tipo de empresas, el impacto en costes derivado de su utilización es mínima comparado con el beneficio que otorga a la organización contar con una herramienta que permite:

  • Disponer de información de contacto de empresas y autónomos.
  • Conocer sus administradores y sus vinculaciones con otras sociedades.
  • Poder visualizar y, en muchos casos, tratar la información mercantil y cuentas anuales depositadas por las empresas.
  • Conocer sus incidencias de pago, entre ellas, si está incluida en el RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas).
  • Disponer de información acerca de la predicción de morosidad, rentabilidad y solvencia o información acerca del crédito que puede soportar una empresa con la totalidad de sus proveedores. Uno de los últimos estudios de Iberinform asegura que el 9,6% de las empresas españolas tiene un alto riesgo de incumplir con sus compromisos de pago en el próximo año (ver gráfico 6) por lo que también es necesario recibir avisos sobre la evolución de los clientes.

Mapa España de impagos y morosidad

Por ese motivo, son muchas las empresas que se han suscrito a un servicio que les avisa, mediante correo electrónico y de forma gratuita, de cualquier cambio que se produzca en las empresas de su interés.

Asimismo, es importante integrar la información interna y la externa, y contar con equipos con experiencia en gestión de riesgos, de forma que la empresa pueda anticiparse y adoptar medidas que minimicen sus riesgos de impago.

En este sentido, todas las empresas tienen en su cartera a clientes que necesitan una vigilancia especial y, en consecuencia, una información más actualizada de los mismos. En estos momentos, la información de fuentes públicas, cuyos datos financieros se refieren a la actividad de las empresas en 2007, no refleja adecuadamente la realidad de muchas de ellas, debido al brusco cambio de entorno económico.

Incluyo, por último, una recomendación. Si un cliente es mal pagador o disponemos de información veraz que anticipa este comportamiento, es aconsejable exigirle el pago adelantado, al contado o una de las diferentes garantías financieras que nos aseguren el pago.

Otra información relacionada:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *