Hacienda, los bancos y los riesgos de utilizar inadecuadamente las redes sociales

Mario Cantalapiedra – Economista

A raíz del anuncio realizado por la Agencia Tributaria de su intención de analizar la información que fluye por las redes sociales para detectar posibles fraudes de los contribuyentes, me gustaría compartir contigo alguna reflexión acerca de los riesgos que puede acarrear su uso inadecuado, fundamentalmente desde la perspectiva del mundo de la empresa.

Si bien las redes sociales han supuesto una verdadera revolución en todo lo que a comunicación se refiere, permitiendo que sean los propios usuarios de las mismas los que generen contenidos y los consuman y haciendo que empresas y profesionales tengan acceso a multitud de contactos de los que pueden conocer datos y segmentar comunicaciones, también pueden representar una amenaza si no son utilizadas de un modo correcto. Conocidos son los casos de personas que han llegado a perder su puesto de trabajo por algún comentario realizado en redes sociales o por mostrar en ellas conductas alejada de los valores que definen a la empresa en la que prestan sus servicios. De igual modo, las redes sociales son fuente de información que consultan los reclutadores de personal con carácter previo a tomar decisiones de contratación. En este sentido y a colación del anuncio realizado ahora por Hacienda, me viene a la memoria el caso de un empresario que en su día me contaba como envuelto en pleno proceso de refinanciación de la deuda bancaria de su compañía, la entidad financiera con la que la negociaba le había denegado la operación, de forma “extraoficial”, por haber visto unas fotos suyas publicadas en una red social en las que aparecía esquiando en una famosa estación alpina. Por lo que se ve, la entidad financiera concluyó que si el empresario tenía dinero para ir a esquiar a tan selecto lugar, también lo tendría para devolver los préstamos que había solicitado en los plazos previamente pactados, no teniendo sentido refinanciación alguna. Luego en las redes sociales, los usuarios, entre ellos empresarios y profesionales, al igual que en el mundo fuera de ellas son dueños de sus silencios y esclavos de sus palabras, solamente que aquí lo que se haga público puede llegar a mucha más gente y de forma más rápida. Por tanto, no debe extrañar el anuncio de Hacienda, no solamente ella investiga en las redes en búsqueda de información. Se trata de saber utilizar esta herramienta y de medir los riesgos que se corren al hacerlo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *