Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión Europea (CE) ha sometido a consulta un documento de trabajo sobre los modelos de negocio FinTech, con el cual pretende que las partes interesadas, es decir, los proveedores de servicios financieros y los consumidores, le aporten información sobre el impacto de las nuevas tecnologías en el sector de los servicios financieros, y sobre si los marcos regulador y supervisor que actualmente existen en Europa fomentan la innovación tecnológica en consonancia a los tres principios en los que se basa su posición sobre las FinTech:

 

  • Neutralidad tecnológica (la misma actividad debe estar sujeta a la misma legislación con independencia de la forma en la que se preste).
  • Proporcionalidad (por la que se han de tener en cuenta aspectos tales como modelo de negocio, tamaño, importancia sistémica, así como complejidad y actividad transfronteriza de las entidades reguladas).
  • Integridad del mercado (de tal modo que la aplicación de tecnologías a los servicios financieros promueva una mayor transparencia en beneficio de consumidores y empresas, sin crear riesgos injustificados como, por ejemplo, abuso de mercado, ventas engañosas, problemas de ciberseguridad o riesgos sistémicos).

 

El documento de trabajo sujeto a consulta por la CE plantea una serie de preguntas estructuradas en cuatro bloques de política legislativa, los cuales representan las principales oportunidades, y también los principales retos, que se asocian a los negocios FinTech:

1. Fomentar el acceso a los servicios financieros para consumidores y empresas

El primer bloque explora los beneficios que pueden ofrecer estos negocios a consumidores, inversores y empresas en términos de acceso a los servicios financieros y fortalecimiento de la inclusión financiera. También se plantean los retos y riesgos que pueden suponer para la protección de los consumidores y la estabilidad del sector financiero.

2. Reducir los costes operativos y aumentar la eficiencia de la industria

El segundo bloque revisa cómo estos negocios pueden reducir los costes operativos, aumentar la eficiencia y acelerar la innovación en la industria de servicios financieros, examinando al mismo tiempo los desafíos que traen en aspectos tales como el empleo.

3. Crear un mercado único más competitivo reduciendo las barreras de entrada

El tercer bloque describe las oportunidades de los negocios FinTech para aumentar la competitividad del mercado único europeo. También se explora cómo reguladores, supervisores e industria pueden ayudar mejor a que se implanten estos negocios.

4. Equilibrar el mayor intercambio de datos y la transparencia con las necesidades de seguridad y protección

El último bloque evalúa la relación entre el acceso a una mayor cantidad de datos de los negocios FinTech (frente a los canales tradicionales) para estimar y monitorizar el riesgo, con la adecuada protección de los datos personales, planteando las accciones qué pueden realizar los clientes si existe un mal uso de los mismos.

Los interesados pueden contestar a las preguntas del documento a través de un cuestionario “online” (en inglés) hasta el próximo 15 de junio de 2017.