La crisis del “coronavirus” lleva a que empresas cotizadas celebren sus juntas por vía telemática

Mario Cantalapiedra – Economista

Las circunstancias excepcionales que vivimos con la crisis del coronavirus han llevado a que el Gobierno, al igual que en otros ámbitos, también flexibilice la celebración de las juntas generales de las sociedades cotizadas.

De este modo, el artículo 41 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, ahora permite que las sociedades con valores admitidos a negociación en un mercado regulado de la Unión Europea, puedan celebrar su junta general ordinaria de accionistas dentro de los 10 primeros meses de 2020, por lo que el mes de octubre es el nuevo límite que tienen para celebrarla. De igual modo, se permite que el consejo de administración de la sociedad cotizada prevea en la convocatoria de la junta general la asistencia por medios telemáticos y el voto a distancia, así como su celebración en cualquier lugar del territorio nacional, aunque estos extremos no estén previstos en los estatutos sociales.

En referencia a este tema, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) publicó el pasado 10 de marzo las siguientes consideraciones:

1. Se considera muy razonable en las actuales circunstancias, y acorde con las normas de derecho societario, estimular cuanto sea posible la asistencia de los accionistas a la junta general por representación en lugar de presencialmente. Se estima igualmente razonable maximizar la utilización de mecanismos de asistencia remota y voto a distancia de los accionistas, incluyendo mediante sistemas de telepresencia o conexión telemática en tiempo real o cualquier otro medio previsto en los estatutos o en el reglamento de la junta general de accionistas. Si estos medios están disponibles y resultan efectivos, puede incluso ser factible una junta general íntegramente telemática.

En este sentido, diversas compañías cotizadas han decidido no cursar este año invitaciones para asistir a empleados, proveedores y otras personas no accionistas, así como suprimir actividades sociales e incentivos menores que tradicionalmente fomentan la asistencia de accionistas o de invitados (cóctel o recepción previa o posterior, entrega de pequeños obsequios con ocasión de la junta, etc.).

2. La CNMV entiende que en las circunstancias actuales debe reconocerse el máximo margen de flexibilidad a los consejos de administración de las compañías cotizadas para adoptar medidas y soluciones que contribuyan a preservar la salud de las personas y a evitar la propagación del virus, aunque no estén expresamente contempladas en los estatutos, el reglamento de la junta o en las convocatorias realizadas, siempre que se garantice de modo efectivo el ejercicio de los derechos de información, asistencia y voto de los accionistas y la igualdad de trato entre aquellos que se hallen en la misma posición.

Por ejemplo, se considera razonable posibilitar la asistencia telefónica o por videoconferencia de los administradores u otras personas obligadas a estar presentes en la junta general que, por motivos de salud o eventuales restricciones de viaje, no puedan asistir personalmente”.

Mientras algunas empresas cotizadas han aplazado de momento la celebración de sus juntas, otras como Iberdrola o Ence han decidido hacerlas ya por vía telemática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *