La curva de Laffer y la decisión sobre subir impuestos

Mario Cantalapiedra – Economista

En medio del debate sobre la conveniencia o no de subir impuestos, uno de los términos económicos que está cobrando mayor relevancia es el de la curva de Laffer, denominada así en honor al economista norteamericano Arthur B. Laffer, asesor del gobierno del presidente Reagan, que muestra el modo en que varía la recaudación fiscal total (R) cuando se modifica el tipo impositivo aplicado en una economía (t).

Esta curva parte de la idea básica de que si el tipo impositivo que se aplica a las rentas generadas es cero, la recaudación lógicamente será nula, pero si es del 100 por ciento también lo será, puesto que nadie estará dispuesto a producir o trabajar. Entre estos dos puntos extremos, la curva tendrá una parte de pendiente positiva en la que incrementos de tipos aumentan la recaudación y otra parte de pendiente negativa en el que el tipo impositivo resulta tan elevado que la recaudación fiscal total disminuye, por el desánimo que cunde entre los que tienen que producir o trabajar. En el punto de inflexión en el que cambia el sentido de la curva, tendremos una recaudación fiscal máxima (R*) a un tipo impositivo que podríamos denominar óptimo (t*). Desde este planteamiento, el problema principal al que se enfrentan los que han de decidir sobre elevar o no tipos impositivos a la ciudadanía es conocer en que tramo de la curva, creciente o decreciente, se encuentran sus economías antes de actuar.

Por cierto, aunque la relación que acabo de exponer pueda parecer relativamente reciente, al atribuirse a Laffer en el siglo pasado, hay historiadores económicos que señalan su origen en el filósofo árabe del siglo XIV, Ibn Khaldoun. Por lo que parece, nuestros problemas no son tan modernos como a veces se cree.

Economic Risk 2012

curva de laffer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *