La inversión en deuda pública a través de repos

Mario Cantalapiedra – Economista

Los repos son una alternativa para invertir en deuda pública (letras, obligaciones, bonos) por un tiempo determinado (días, semanas o meses), el cual puede ser elegido por el inversor, de ahí que sean muy utilizados por las empresas para ‘colocar’ temporalmente sus puntas de tesorería, excedentes de cobros sobre pagos que se producen en el desarrollo de la actividad empresarial y que deben gestionarse adecuadamente. La expresión repo proviene del inglés ‘repurchase agreement’ que significa acuerdo de recompra y precisamente en eso, en un pacto de recompra, consiste esta operación financiera.

Mediante el repo se produce un acuerdo entre dos partes, por el que una de ellas, entidad financiera, vende a la otra, empresa, una cantidad de títulos de deuda pública que tiene en su cartera, cobrando un precio determinado y fijando de antemano el precio y la fecha de recompra. Es, por tanto, una cesión de activos financieros por parte de la entidad financiera a la empresa con pacto de recompra. Aunque el repo puede articularse sobre valores de renta fija privada, lo habitual es que se construya sobre valores que cotizan en el mercado secundario de deuda pública, debido fundamentalmente a su mayor liquidez. El rendimiento del repo para el inversor vendrá marcado por la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra, que como he comentado se conoce con antelación, de ahí que el repo sea un instrumento adecuado para invertir los excedentes de tesorería de la empresa. No obstante, no se puede decir que el riesgo del repo sea nulo, existe el peligro de que se produzca la insolvencia del emisor del título sobre el que se realiza la operación; peligro mayor en el caso de que el emisor sea una empresa privada. En esta situación, la entidad financiera con la que se acuerda el pacto de recompra, no garantizará la devolución del importe invertido. Entre los gastos que pueden repercutirse a la empresa que invierte en repos se encuentra el cobro de comisiones por la suscripción de los títulos, por su custodia y por su compra/venta en mercado secundario.

Uno de los aspectos que también suele considerarse a la hora de invertir excedentes de tesorería es el de la fiscalidad favorable de los productos elegidos. En este sentido, los repos cuentan con la ventaja de no estar sujetos a retención fiscal para los inversores que ostentan la condición de persona jurídica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *