Mario Cantalapiedra – Economista

Según los últimos datos del Banco de España, la tasa de morosidad de los créditos concedidos por entidades de crédito (bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito) y establecimientos financieros de crédito, se mantuvo en enero de 2016 en el mismo nivel con el que cerró 2015, en concreto, en el 10,12 por ciento. Es la menor tasa de morosidad bancaria desde julio de 2012, aunque todavía no se logra reducirla por debajo de los dos dígitos.

Esta tasa de morosidad se obtiene dividiendo los créditos dudosos (133.422 millones de euros en el caso de enero) entre el total de crédito concedido (1,318 billones de euros). Por créditos dudosos, se entienden aquellos que presentan dudas razonables sobre su reembolso total (principal e intereses) en los términos pactados contractualmente. Dentro de éstos se incluyen los créditos morosos, que son aquellos que tienen algún importe vencido, bien sea del principal, bien sea de los intereses o de los gastos pactados contractualmente, con más de tres meses de antigüedad.

Evolución morosidad bancaria (enero 2015-enero 2016)

Imagen3Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Banco de España.

Imagen1Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Banco de España.