Mario Cantalapiedra – Economista

El último Informe Anual del Banco de España (BdE) correspondiente a 2017, considera que el nuevo marco competitivo derivado de las nuevas tecnologías y del avance de la desintermediación financiera es el mayor reto al que se enfrenta el sistema bancario español a medio plazo. En su opinión esta innovación financiera (fintech) supone un reto y también una oportunidad para los bancos. El BdE pronostica un aumento de la competencia en determinados segmentos y ciertos cambios en la demanda y en la forma de proveer los servicios bancarios, lo que obligará a las entidades a un proceso de anticipación y adaptación. La entidad supervisora señala que los efectos potenciales de estas nuevas tecnologías pueden ser muy importantes, a pesar de que actualmente su penetración en España sea limitada y exista incertidumbre sobre su futuro.

En cuanto a datos sobre el sector fintech en España, el BdE recoge la estadística publicada por la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI), por la que a finales de 2017 trabajaban en este sector más de 5.000 personas en más de 300 compañías (238 fintech y 63 insurtech -rama de las fintech que se dedican al mundo del seguro-).

En el caso de las plataformas de financiación alternativa, el Informe Anual basándose en encuestas de consultores privados, señala como el mayor volumen de fondos se canaliza a través de préstamos entre particulares para proyectos empresariales con 44,5 millones de euros en 2016. Efectivamente los datos en términos absolutos todavía son modestos, pero el ritmo de crecimiento de algunas de estas fórmulas de financiación es bastante elevado, como puedes ver en la tabla adjunta la cual refleja la evolución de los siguientes modelos de financiación alternativa:

 

  • Préstamos entre particulares para proyectos empresariales (P2P business lending).
  • Financiación participativa de proyectos inmobiliarios (real estate crowdfunding).
  • Financiación de facturas o pagarés (invoice trading).
  • Financiación participativa basada en regalos (reward-based crowdfunding).
  • Financiación participativa instrumentada en acciones (equity-based crowdfunding).
  • Financiación participativa basada en donaciones (donation-based crowdfunding).
  • Préstamos entre particulares para financiación de consumo (P2P consumer lending).

 

He añadido una columna a la tabla en la que reflejo si la modalidad de financiación está o no regulada por la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial, la cual recuerdo que regula la actividad de las plataformas de financiación participativa en España.

 

Financiación alternativa por modelo en España 2013-2016 (millones de euros)12

Fuente: Elaboración propia a partir de BdE, Cambridge Centre for Alternative Finance (2018) y CNMV.