Las opciones del confirming y el riesgo de impago

Mario Cantalapiedra – Economista

En la operación de confirming una entidad financiera actúa como gestor en los pagos aplazados de un cliente a sus proveedores, pudiendo a elección de estos últimos anticipar el importe pendiente de cobro mediante la firma de un contrato-respuesta. En términos de asegurar la liquidez y evitar el impago del crédito comercial, esta operación puede ser más o menos interesante en función de la letra pequeña que incluya el contrato-respuesta remitido por la entidad financiera gestora y también del modo en que actúe el proveedor, pudiendo distinguirse las tres situaciones siguientes:

1. El confirming es sin recurso y la empresa proveedora anticipa el importe pendiente de cobro

Estamos ante la mecánica prevista en la idea original de esta operación de financiación, por la que la empresa proveedora anticipa el cobro y queda liberada de toda responsabilidad en caso de impago. La entidad financiera es quien asume la posible insolvencia del cliente y para el proveedor hay seguridad en el cobro de sus facturas.

2. El confirming es sin recurso y la empresa proveedora no anticipa el importe pendiente de cobro

Si el proveedor espera a cobrar a la fecha de vencimiento de las facturas y no anticipa, el contrato-respuesta que facilita la entidad financiera gestora ya avisa de que no existe compromiso por su parte de transferir los fondos correspondientes si en la cuenta del cliente no hay saldo. Por tanto, si se espera a vencimiento, a pesar de que el confirming sea en modalidad sin recurso, no hay seguridad en el cobro.

3. El confirming es con recurso

Variante de la operación que ha sido incorporada con la crisis y con el deterioro de la situación financiera que viven empresas y entidades financieras, la cual lleva a que la empresa proveedora, tanto si anticipa como si no lo hace, no tenga seguridad en el cobro de sus facturas. En el caso de que se anticipe, ante el impago del cliente la entidad financiera no asume la insolvencia y el confirming puede ser devuelto por el banco. Si el proveedor no anticipa y espera a vencimiento ocurre lo mismo que he comentado en el apartado anterior.

Por tanto, la única opción verdaderamente interesante a efectos de evitar el impago de las facturas es que el confirming sea sin recurso y el proveedor anticipe el crédito antes de su vencimiento.

Solicitar guía antimorosidad

6 pensamientos en “Las opciones del confirming y el riesgo de impago”

  1. Y además cuanto antes mejor, no esperar a tener la tensión de tesorería para ahorrarnos en carga financiera. Pues algunas financieras, no mantienen de manera permanente la posibilidad de anticipo y puede que con toda confianza vayamos a solicitarlo y nos encontremos con la sorpresa.

  2. Vidal, si la prioridad de la empresa es la liquidez y creo que para casi todas las empresas, sobre todo pymes, ahora lo es, estoy de acuerdo con anticipar el confirming (sin recurso) cuanto antes. Es muy importante ver hasta que plazo antes de vencimiento permite la entidad financiera anticipar.

    Muchas gracias por tu comentario!!

  3. Muy buen articulo Mario, muy sencillo de leer y totalmente explicativo de lo que es un confirming. Yo por mi experiencia y aportar algo, puedo decir que cada vez me encuentro con mas empresas que anticipan todos sus confirming como medida de control del riesgo, incluso con algunos precios muy altos que estñan empezando aparecer en esta figura. Personalmente es una buena opción de gestión desl riesgo.

    Lo dicho muy buen articulo. Enhorabuena!!!

  4. Estimado Señor:
    Tengo en mi poder unos documentos de confirming de su entidad, y no consigo ver si con con o sin recurso.

    Donde debo mirar esto?

    Gracias por su ayuda.

  5. Estimado Manuel,
    Gracias por tu comentario. Normalmente la opción de financiación en el “confirming” se instrumenta a través de la firma de un contrato-respuesta que supone una cesión de crédito a favor del banco. En dicho contrato deben aparecer especificadas las condiciones relativas a la operación, entre ellas si la operación se considera “con recurso” o “sin recurso” al financiado. Luego toca leer bien la letra pequeña.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *