Las transferencias SEPA se consolidan como el instrumento de pago más utilizado

Mario Cantalapiedra – Economista

En base a los datos publicados por el Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE), sistema español que procesa las transacciones originadas con instrumentos de pago al por menor, las transferencias SEPA son el medio de pago más utilizado si se tiene en cuenta el importe total de las operaciones efectuadas. Te recuerdo que estas transferencias son el instrumento de pago básico para efectuar abonos en euros, sin límite de importe, entre cuentas bancarias de clientes en el ámbito de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA), de forma totalmente electrónica y automatizada, y cuya utilización es obligatoria en España desde el 18 de marzo de 2014.

Pues bien, si se toma como referencia el período transcurrido entre enero y noviembre de 2015, estas transferencias representaron el 64 por ciento de importe total de las operaciones procesadas por el SNCE, seguidas a mucha distancia por los cheques y pagarés, que representan el 17,2 por ciento. A continuación se sitúan los adeudos directos SEPA, con un 15,7 por ciento del total, los efectos, con un 3 por ciento y el resto de instrumentos de pago (entre los que se incluyen los cheques carburante, los cheques de viajes y las operaciones residuales) con un modesto 0,1 por ciento.

Si sumamos a las transferencias los adeudos directos, encontramos como la suma de estos dos instrumentos adaptados a SEPA, representan casi el 80 por ciento del total, por lo que se comprueba como nuestro mercado de pagos va optando mayoritariamente por el uso de los mismos, aunque con una clara preferencia por la transferencia.

Realmente que el medio más utilizado sea la transferencia, desde una óptica empresarial de gestión del riesgo comercial, supone que, en la mayor parte de los casos, la iniciativa de pago la tenga el cliente, a diferencia de lo que ocurre con otros medios como los adeudos directos.

La desaparición el 1 de febrero de los productos nicho (anticipos de crédito, gestionados a través del cuaderno 58, y remesas de efectos, vinculados al cuaderno 32), que, en principio, han de migrar a cualquiera de los esquemas de adeudos directos SEPA (Core o B2B), habrá que ver cómo afecta a esta clasificación de instrumentos más utilizados.

Importe de operaciones por subsistema de pago (enero-noviembre 2015)

Imagen1

Fuente: Sistema Nacional de Compensación Electrónica (SNCE)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *