Por Pere J. Brachfield, Morosólogo y Socio Director de www.morosologia.com  

Los  principales perjuicios que provocan los retrasos en el pago por parte de los clientes a las empresas acreedoras son los costes financieros provocados por los retrasos en el pago. 

El coste financiero de la morosidad

El principal coste de la morosidad –y el más oculto– corresponde al coste financiero que se origina debido al retraso en el pago de los deudores. Esto es así puesto que una vez vencido el plazo contractual de cobro se debe continuar financiando –de forma no prevista para el proveedor en el momento de realizar la operación– un saldo de clientes que sigue en el realizable pasado el vencimiento de cobro. Si la empresa ha financiado sus créditos a clientes con créditos bancarios a corto, el coste financiero adicional disminuirá considerablemente el beneficio esperado por la venta. Por consiguiente cuanto más tarde el cliente en pagar el débito comercial, más onerosa resultará la financiación de esta partida. 

Costes provocados por la morosidad

Costes provocados por la morosidad

Para calcular el coste que supone el retraso en el pago de una factura se puede utilizar la siguiente ecuación basada en el interés simple. 

Coste de la morosidad = Importe del crédito en mora  x  (días de atraso/ 360) x coste de los recursos 

Ejemplo del coste financiero de un retraso. 

La empresa INDUSTRIAS CATALONIA   S.A.  ha cobrado una factura de 10.000 u.m. con 100 días de retraso respecto al vencimiento contractual ––las condiciones eran 90 días fecha factura– porque el cliente que tenía que abonar la factura pasó por un problema transitorio de liquidez y se demoró estos 100 días para pagar. Teniendo en cuenta que el coste medio financiero que ha de soportar la compañía para financiar su realizable es del 8%, vamos a calcular el coste financiero aproximado que le ha provocado este retraso en el pago: 

Coste = 10.000  x (100 / 360) x  0.08 =  222,22 u.m. 

A lo que hay que añadir el coste de financiación original que supuso anteriormente para INDUSTRIAS CATALONIA   S.A. financiar la operación mercantil hasta la fecha teórica del vencimiento. Recordemos que las condiciones de pago –no respetadas posteriormente por el deudor– fijaban un plazo de pago de 90 días fecha factura. 

Coste de financiación = Importe crédito x (plazo pago / 360) x Tasa de interés 

Coste financiación = 10.000 x (90/360) x 0,08 = 200 u.m. 

Si  sumamos el coste financiero provocado por el retraso al coste original de la financiación, el importe resultante es: 

222,22 + 200 = 422,22 u.m. 

Consiguientemente el coste total financiero que ha soportado la empresa INDUSTRIAS CATALONIA   S.A. en esta venta a crédito ha sido de 422,22 u.m., o sea el 4.22% del importe de la factura. En el supuesto de que el margen comercial que obtenga la empresa en la venta de sus productos sea reducido, esta venta habrá reportado escasos beneficios, y si el margen neto fuera inferior al 4%, esta operación habrá reportado una pérdida. 

La tabla del coste adicional de financiación provocado por la morosidad 

Para sensibilizar tanto al área de gestión de crédito y cobro de clientes como al departamento comercial de la importancia de cobrar una factura lo antes posible, se puede utilizar una tabla como la que se presenta a continuación. 

En esta tabla se refleja el coste financiero adicional que supone para la empresa acreedora cobrar con retraso una factura de 10.000 euros en función de los días que transcurren hasta que se consigue el cobro. 

La tabla refleja el coste financiero en función a los días que se tardan en el cobro y suponiendo en todo momento que el interés medio ponderado de los recursos empleados en la financiación del activo circulante  sea del 7%. 

Por cada día que pasa sin que se cobre una factura vencida de 10.000 u.m. el coste financiero que representa a  la empresa es de:

DIAS DE RETRASO 

IMPORTE EN EUROS APROX.
1 1,94
2 3,89
3 5,83
4 7,78
5 9,72
6 11,67
7 13,61
8 15,56
9 17,50
10 19,44
11 21,39
12 23,33
13 25,28
14 27,22
15 29,17

Nota. El interés medio ponderado de los recursos empleados en la financiación del activo circulante  es del 7%. 

Otros costes provocados por los impagos 

El coste de la inflación y los gastos de gestión de cobro 

Además del coste financiero ocasionado por los retrasos en el pago hay que tener en cuenta dos factores adicionales: 

  • La pérdida del valor del dinero provocado por la inflación.
  • Los gastos de gestión de cobro necesarios para conseguir la recuperación del crédito impagado.