Plan de supervisión de la CNMV para las cuentas anuales de 2015

Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado el “Informe sobre la supervisión de los informes financieros anuales y principales áreas de revisión de las cuentas del ejercicio siguiente” correspondiente a 2014, el cual detalla su labor de supervisión sobre las cuentas anuales auditadas remitidas por las entidades que emiten valores, así como el plan de supervisión previsto para las cuentas de 2015.

En concreto, la CNMV ha recibido 340 informes de auditoría individuales y consolidados sobre las cuentas de 2014, que corresponden a 189 entidades emisoras de valores. La buena noticia es que ninguna entidad ha presentado opinión denegada (es decir, la que se da cuando el auditor no expresa ningún dictamen sobre los estados financieros), frente al ejercicio de 2013 en el que tanto Service Point Solutions, S.A (en sus informes individual y consolidado), como Fagor Electrodomésticos, Sociedad Cooperativa (en liquidación) la tuvieron. También es positivo que aumenta el porcentaje de auditorías con opinión favorable (es decir, la que se da cuando el auditor está de acuerdo, sin reservas, sobre la presentación y contenido de los estados financieros) hasta el 97,9 por ciento (frente al 96,6 por ciento de 2013). El 2,1 por ciento restante ha recibido opinión con salvedades (en la que el auditor manifiesta su acuerdo con los estados financieros, pero con ciertas reservas).

En cuanto a las tres áreas prioritarias de supervisión de la CNMV para 2015, éstas se basan en los acuerdos celebrados con la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) y el resto los supervisores de los mercados europeos, los cuales buscan promover la aplicación consistente de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIFF) en la Unión Europea:

  1. Revisión del impacto que el actual entorno económico (caracterizado, entre otros aspectos, por la caída de los tipos de interés y del precio de algunas materias primas, la elevada volatilidad y las fluctuaciones significativas en algunos tipos de cambio o el deterioro de la situación macroeconómica de algunos países), tiene sobre las hipótesis clave utilizadas por los emisores para valorar sus activos y pasivos, y describir los riesgos a los que están expuestos.
  2. Supervisión del estado de flujos de efectivo (el cualpermite entender la capacidad de las empresas de generar efectivo o su dependencia de la ob­tención de nueva financiación), y sus desgloses.
  3. Revisión de la determinación del valor razonable de los activos no financieros (por ejemplo, en la inversión en inmuebles de las empresas), y los desgloses de información relacionados.

Además de estas prioridades comunes a nivel europeo, la CNMV ha decidido incluir en su plan de revisión de las cuentas anuales de 2015 las comprobaciones siguientes:

  • Grado de seguimiento y cumplimiento de las directrices de ESMA sobre medidas alternativas de rendimiento (medidas financieras basadas en los estados contables, la mayoría de las veces añadiendo o restando cantidades a los importes presentados en ellos, como, por ejemplo, al calcular el EBITDA o la deuda neta)
  • Revisión de la determinación del valor razonable de activos y pasivos financieros.
  • Revisión del tratamiento contable de los desgloses relativos a las provisiones y contingencias, entre otros, avales y garantías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *