Planificación en las pequeñas y medianas empresas

Mario Cantalapiedra – Economista 

Decía en el anterior post que planificar me parece igual de necesario en una gran empresa que en una pequeña y mediana, aunque también comentaba que el proceso planificador en una pyme debe adaptarse a sus propias necesidades y características. Profundizando ahora algo más sobre esta cuestión, creo no equivocarme mucho al señalar como la escasa planificación a largo plazo es uno de los condicionantes negativos que definen a pequeñas y medianas empresas, las cuales están acostumbradas a gestionar su negocio en el día a día o a prever la evolución del mismo en un plazo temporal corto, pero no a ir más allá.

Desde la perspectiva de una pyme, lo mejor es huir de intricados métodos de planificación basados en algoritmos matemáticos y ceñirse a esquemas más sencillos que, a pesar de ello, nos permitan evaluar la evolución de las variables financieras y económicas de la compañía, proporcionándonos la información que necesitamos, sin más. En este contexto, tenemos que tener en cuenta una serie de problemas específicos que suelen asociarse al proceso planificador en la pyme y que es posible que lleguemos a encontrar, tales como los siguientes:

  • La falta de definición clara de los objetivos a largo plazo, lo que dificulta el establecimiento del plan global de la empresa, y condiciona negativamente toda la planificación en la compañía.
  • La aparición de diferencias significativas entre los “números” de los propietarios o gerentes de la empresa y los del profesional que realiza la planificación, en el caso de que este último exista.
  • Los problemas para conocer la evolución previsible del entorno macroeconómico, agravados aún más con la crisis económica y financiera. Las pequeñas y medianas empresas suelen conocer bien su mercado, su entorno más próximo, pero les cuesta más valorar el contexto económico general en el que desarrollan su actividad. Pensemos que la previsión del entorno más general resulta muy relevante para adaptar la estrategia de la empresa, tratando de aprovechar las oportunidades y evitar las amenazas futuras. Esta información ha de adaptarse a cada empresa de forma particular, puesto que el impacto de los factores del entorno macroeconómico varía incluso entre empresas que compiten dentro de la misma industria o sector.
  • La poca implicación de las áreas no financieras de la empresa que podemos encontrar. A veces, cuesta hacer partícipes de la planificación a las personas dentro de la organización que no se relacionan directamente con el área financiero-contable de la empresa.

Otros artículos de interés de Mario Cantalapiedra:

¿Puedo trabajar con un fondo de maniobra negativo?

¡A girar más rápido la noria!

2 pensamientos en “Planificación en las pequeñas y medianas empresas”

  1. Gracias por el post, sirve de gran ayuda para una emprendedora como yo que estoy un poco verde todavía en esto del emprendimiento. Leo muchos posts y sirven mucho de ayuda. También soy usuaria de una comunidad online de emprendedores que hacen concursos y conoces a gente que está en tu situación. Os la recomiendo a todos, cuantos más seamos, más experiencias y consejos podemos compartir.
    http://www.conectandoemprendedores.com/index.php
    Un saludo y gracias,
    Celia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *