Principios que rigen el análisis bancario del riesgo empresarial según Sun Tzu

Mario Cantalapiedra – Economista

Se atribuye a Sun Tzu, general chino que vivió en torno al siglo V antes de Cristo, la siguiente frase: “Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas nunca saldrás derrotado”.

SUN TZU - Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas nunca saldrás derrotado
SUN TZU - Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas nunca saldrás derrotado

Aludiendo a ella no quiero decir que tal como se están poniendo las cosas con la financiación bancaria, los bancos se hayan convertido en “enemigos” de las empresas, lo que quiero es destacar la importancia de conocer los criterios que influyen en el análisis bancario del riesgo empresarial y que, en definitiva, pueden decidir la concesión final o no de la financiación solicitada.

Seguridad de reembolso, liquidez y rentabilidad son los tres pilares en los que se fundamenta el análisis bancario del riesgo de una empresa, los tres caballos en los que descansa la triga bancaria:

  1. Seguridad de reembolso. Se trata de comprobar que la empresa financiada será capaz de generar los recursos suficientes que le permitirán afrontar los reembolsos de fondos prestados una vez llegados sus vencimientos. Para el banco cada cliente resulta un moroso en potencia, ¡qué nos lo digan ahora!, de tal modo que, ante cualquier duda que exista sobre su solvencia, exigirá las “dichosas” garantías que avalen los riesgos, utilizando la jerga de estrategia militar a la que nos estamos refiriendo, estas garantías podrían ser la “guerra sucia” del banco.
  2. Liquidez. El banco ha de mantener, y malo si no ocurre así, un equilibrio permanente entre la liquidez necesaria para afrontar las retiradas de dinero de sus depositantes y los fondos que presta a sus clientes.
  3. Rentabilidad. El banco lógicamente pretende hacer negocio con nuestra empresa, alguno diría que “demasiado”. Persigue que la restitución de los fondos prestados se acompañe de intereses y comisiones que le proporcionen rentabilidad. También buscará el beneficio indirecto asociado a las operaciones de compensación como pueden ser la domiciliación de seguros sociales o los impuestos.

Conocer estos tres factores nos ha de permitir presentar una información que encaje con los objetivos del banco, y aquí entra en juego la segunda parte de la frase atribuida a Sun Tzu, la de “conócete a ti mismo”, de tal modo que los datos que presentemos habrán de ser lo más acordes posible a la realidad de nuestra empresa. Y esto es algo que deberemos respetar igualmente cuando mostremos nuestros datos a una empresa especializada en realizar informes comerciales, o a una compañía de seguros, por poner unos ejemplos. No tengo claro que si actuamos así garanticemos la victoria “en cien batallas”, logrando, en el caso de los bancos la financiación deseada, lo que si me queda claro es que si no lo hacemos….”la guerra estará perdida”.

4 pensamientos en “Principios que rigen el análisis bancario del riesgo empresarial según Sun Tzu”

  1. Me parece muy acertado el artículo. Y respecto al mismo, me gustaría aportar que pienso que la coyuntura actual hace que el primer pilar expuesto “seguridad de reembolso” adquiera más importancia todavía de la que le dan los propios bancos en otras circunstancias ( fuera de periodo de crisis).
    Es por lo anterior, y lo he vivido en mis carnes, que en un marco de una negociación con la Banca importante, como es el caso de una refinanciación de la deuda, el aspecto de la “seguridad de reembolso de la deuda” adquiere tal importancia que la empresa que se enfrenta al Banco podría mejorar ostensiblemente su posición si los Estados Financieros que aporta, sustento de un Plan de Negocio ó Viabilidad, son examinados y/o supervisados por agente externo contratado por el propio Banco.
    Lo que quiero decir es que, si bien es muy importante aportar cuanta información requiera un Banco y que esta información sea aportada puntualmente y no se vislumbren incongruencias y/o inexactitudes entre otras probables carencias, pienso que la “transparencia” que aporta el que un agente externo contratado por el Banco tenga acceso a los sitemas de información de la Empresa y pueda realizar un trabajo de consultoría al objeto de garantizar al Banco prestamista que la información que se le está suministrando es veraz, puede llegar a ser decisiva para que el dpto. de riesgos de un Banco opte por conceder el préstamo ó refnanciación solicitado.
    Pongo por ejemplo el del servicio de tasaciones que los Bancos contratan como agente externo y que repercuten a sus clientes como un coste más de la obtención de la financiación.

    Un saludo.

  2. Mario, estoy de acuerdo con tu artículo, pero quiero matizar que la seguridad de reembolso, para mí el pilar clave en tiempos de crisis, en ocasiones precisa, no sólo de la aportación de Estados financieros puntualmente y congruentes, sino también, de la transparencia que aportaría a los dptos. de riesgo la utilización de un agente externo contratado por el Banco con cargo al cliente, que efectuaría una labor, penetrando en los sitemas de información de la empresa, de garante de la información recibida.

  3. Me parece muy oportuno lo que comentas Juan José. Estoy totalmente de acuerdo en que unas cuentas “auditadas” por un externo dan mayor seguridad al banco, y que la seguridad de reembolso en un momento en que las cifras de morosidad se disparan, y falta confianza en las relaciones entre banco y empresa es un elemento fundamental en la decisión de conceder crédito. Muchas gracias por tu aportación y por seguir mis artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *