Producción y mercado determinan la solvencia empresarial

Mario Cantalapiedra – Economista

Cuando se realiza el análisis de riesgo de cualquier empresa hay dos elementos que cobran un interés especial para el analista, como son la evolución previsible de la empresa en cuanto a sistema productivo de bienes o servicios se entiende, así como la del mercado en el que desarrolla su actividad. Producción y mercado determinan el potencial competitivo de una compañía, su posible rentabilidad y, en definitiva, la capacidad que tiene ésta de afrontar sus compromisos de pago.

En el estudio se incidirá en los productos o servicios ofertados por la empresa teniendo en cuenta su gama, estacionalidad, tecnología incorporada, innovación y desarrollo, conocimiento por parte del mercado, políticas de fijación de precios, comercialización y distribución, etcétera. También se estudiarán los ámbitos de mercado en los que actúa la empresa, ya sean locales, nacionales o internacionales. Es importante que el analista entienda bien el funcionamiento del negocio de la empresa, puesto que, si no lo hace, ello puede repercutir en una calificación negativa de su riesgo.

Cobra especial importancia conocer la posición relativa de la empresa frente a sus competidores, observando si se haya en fase de crecimiento, madurez o pérdida de cuota, al mismo tiempo que se evalúa la evolución previsible de todo el sector. Además, se tratará de examinar si la compañía se encuentra frente a sus clientes y proveedores en posición de fuerza, equilibrio o debilidad. En los análisis sobre el sector y el mercado, la entidad que realiza el análisis podrá tener en cuenta consideraciones similares a las siguientes:

  • Un sector seguro representa menores porcentajes de impagos.
  • Un sector con muchos clientes supone una mayor diversificación del riesgo.
  • La dependencia excesiva de una materia prima con fuertes oscilaciones en precio o disponibilidad puede condicionar la actividad de la empresa.
  • Si en el conjunto del sector existe exceso de oferta, las posibilidades de éxito de la empresa serán menores. Por el contrario, un exceso de demanda aumenta las posibilidades de éxito empresarial, que se lo digan al fabricante de banderas de España con el recientemente finalizado Mundial de fútbol (por cierto, mi felicitación y orgullo por el triunfo de la selección española).
  • La aparición de un producto sustitutivo al ofertado por la empresa puede comprometer su marcha futura.
  • Se preferirá el negocio con países que posean un menor riesgo relativo.
  • Se preferirán empresas que vendan a precios relativamente estables, es decir, que  no sufran fuertes oscilaciones.
  • Los sucesos internacionales, los cambios en la política nacional, las novedades legislativas pueden afectar al desarrollo de la empresa.

Otros articulos relacionados:


Un pensamiento en “Producción y mercado determinan la solvencia empresarial”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *