Mario Cantalapiedra – Economista

Con el objetivo de facilitar a las entidades bancarias el desarrollo de nuevos servicios digitales atractivos y eficientes que potencien el valor de la cuenta corriente y refuercen su posición competitiva, y bajo el impulso del Banco Central Europeo, se han introducido en Europa las denominadas transferencias SEPA inmediatas, que en España se encuentran operativas desde el pasado 14 de febrero, y que vienen a complementar a las transferencias SEPA ordinarias.

Hay que recordar que el área SEPA, zona donde particulares, empresas y otros agentes económicos pueden hacer y recibir pagos en euros, desde una única cuenta bancaria en cualquier lugar de la zona y utilizando un único conjunto de instrumentos de pago, con mismas condiciones básicas, derechos y obligaciones, está formada por los 28 países de la UE más Liechtenstein, Islandia, Noruega, San Marino, Suiza y Mónaco. Habrá que ver qué ocurre con el Reino Unido si finalmente se ejecuta el “Brexit”.

Las transferencias SEPA inmediatas, hoy por hoy, son voluntarias para las entidades financieras. De este modo, y a pesar de que en España la infraestructura interbancaria para realizarlas se encuentra operativa desde el 14 de febrero, hay muchas entidades que no las ofrecen en la actualidad, por lo que si deseas utilizarlas deberás consultar con la que trabajes. Las principales características de las transferencias SEPA inmediatas son las siguientes:

  • El pago ha de realizarse en euros.
  • Es un servicio que está disponible todos los días del año las 24 horas del día.
  • Se realizan de forma inmediata. El tiempo que tarda en llegar el dinero a la cuenta del beneficiario se reduce desde el día hábil siguiente a la fecha de emisión de las transferencias ordinarias hasta los 10 segundos.
  • El importe máximo por operación es de 15.000 euros.
  • Su precio (coste de emisión) depende de cada entidad y de la relación que mantenga con el cliente.

Según los últimos datos de la Sociedad Española de Sistemas de Pago (Iberpay), encargada de la gestión del sistema de pagos español al por menor, durante lo que llevamos de 2018 se han realizado 8.666.853 transferencias inmediatas, que representan aproximadamente el 2,3 por ciento del total de transferencias realizadas. En cuanto al importe de las operaciones, representan el 0,9 por ciento del importe total. Es previsible que estas cifras vayan aumentando en la medida que aumente el número de entidades bancarias que ofrecen el servicio.

Transferencias SEPA realizadas en España (enero-agosto 2018)Imagen1Fuente: Elaboración propia a partir datos Iberpay.