Archivo de la etiqueta: Banco de España

Evolución de la morosidad bancaria durante 2015

Mario Cantalapiedra – Economista

La morosidad de los créditos concedidos por entidades de depósito (bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito) y establecimientos financieros de crédito, ha mostrado una progresiva mejora a lo largo de 2015 (con los datos presentados por el Banco de España hasta el mes de noviembre). Si en enero los créditos bancarios dudosos ascendían a los 171.724 millones de euros, lo que representaba una tasa del 12,55 por ciento sobre el total, en noviembre el volumen dudoso se ha reducido a los 138.894 millones de euros con una tasa del 10,35 por ciento, una disminución de más de dos puntos porcentuales. Luego, a la espera, del dato de diciembre, se puede decir que el 2015 ha sido un buen año en lo que a la mejora de la morosidad bancaria se refiere. Lejos queda ya la tasa máxima histórica de la serie, registrada a finales de 2013, con el 13,62 por ciento.

No obstante, que, de cada 100 euros que presta un banco, haya dudas sobre la devolución de algo más de 10, me sigue pareciendo un dato demasiado elevado para darnos por satisfechos.

Evolución morosidad bancaria en España (enero-noviembre 2015)

table

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Banco de España (BDE)

Imagen1Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Banco de España (BDE)

Disminuyen las reclamaciones de los clientes de entidades financieras al Banco de España

Mario Cantalapiedra – Economista

Recientemente se ha presentado la Memoria de Reclamaciones de 2014 elaborada por el Banco de España, que incluye un resumen estadístico de los expedientes resueltos de reclamaciones realizadas por los clientes de entidades financieras, y en la que también se exponen los criterios aplicados por el Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones en su resolución. Te recuerdo que este Departamento es el que ha asumido las funciones que anteriormente realizaba el Servicio de Reclamaciones de la entidad supervisora.

De los datos de la Memoria, destaca el descenso del número de reclamaciones en todos los ámbitos con respecto a 2013, con una cifra total de 29.528. Inclusive, por lo que comenta el Banco de España, la tendencia decreciente parece mantenerse en 2015, pero sin llega a compensar el formidable incremento experimentado en 2013 (34.645 reclamaciones, cifra récord desde que hay datos) con respecto a 2012 (14.313 reclamaciones).

Los principales motivos de reclamación en 2014 se relacionaron con las operaciones de activo, es decir, con aquellas en las que las entidades financieras realizan operaciones de inversión o riesgo, concediendo préstamo o crédito a sus clientes. El número total de reclamaciones por este concepto ascendió a 20.358, de las que más de un setenta y cinco por ciento, correspondieron a reclamaciones por “cláusulas suelo”, o, lo que es lo mismo, por la aplicación de límites de tipos de interés en las escrituras de préstamos bancarios.

En segundo lugar, figuraron las reclamaciones relacionadas con las operaciones de pasivo, es decir, con aquellas que realizan las entidades financieras para captar dinero, como, por ejemplo, los depósitos a plazo fijo o las cuentas corrientes. En este caso, se produjeron 4.406 reclamaciones en 2014.

En cuanto a los servicios de pago, la cifra de reclamaciones el pasado ejercicio fue de 3.205, relacionadas en su mayor parte con las tarjetas de crédito y de débito. Disminuyeron las reclamaciones por transferencias y, sin embargo, aumentaron las relacionadas con los recibos, en los que la problemática más relevante fueron las incidencias derivadas de la pretensión de devolución por parte de los clientes.

Otras cuestiones sobre las que se reclamó al Banco de España, fueron los valores y seguros, los efectos (cheques, pagarés, letras de cambio) y cuestiones varias, entre las que se incluyen diversos aspectos como, por ejemplo, la tasación de bienes o inclusive el trato recibido de las entidades financieras. En el cuadro adjunto, puedes observar la evolución de las reclamaciones de 2013 a 2014.

Evolución reclamaciones efectuadas ante el Banco de España (2013-2014)

Imagen1

Fuente: Memoria de Reclamaciones 2014. Banco de España.

El preaviso a las pymes pendiente de los modelos que ha de publicar el Banco de España

Mario Cantalapiedra – Economista

Por el mes de octubre de 2013 ya comenté en el blog la intención del Gobierno de obligar a las entidades de crédito a preavisar con antelación a las pymes a las que fueran a reducir o cancelar su financiación. Pues bien el tema se ha alargado más de lo previsto inicialmente y hasta abril de este año no hemos conocido el texto legal que lo regula.

Es en el título I de la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial, donde se recoge la nueva obligación de las entidades de crédito de notificar a las pymes, por cualquier medio que permita tener constancia de la recepción y con una antelación mínima de tres meses, su decisión de cancelar o reducir significativamente (en un 35 por ciento o más) el flujo de financiación que les haya venido concediendo, es decir, el conjunto de contratos de crédito bajo la forma de apertura de crédito, descuento comercial, anticipo, pago aplazado, cesión de créditos o cualesquiera otros que cumplan con una función equivalente de financiación que se otorguen a una pyme por una misma entidad de crédito. La notificación deberá enviarse a la empresa con una antelación mínima de tres meses a la fecha de vencimiento del contrato de crédito de mayor cuantía, excluyéndose de esta obligación general los siguientes supuestos:

  • Cuando el plazo de duración máximo del flujo de financiación, incluidas las posibles prórrogas de los contratos que lo componen, sea igual o inferior a tres meses.
  • Cuando la pyme sea declarada en concurso de acreedores, se hayan iniciado negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o un acuerdo extrajudicial de pagos.
  • Cuando la entidad de crédito haya resuelto el contrato por incumplimiento de la pyme de sus obligaciones.
  • Cuando los contratos hayan sido rescindidos de común acuerdo o cuando el flujo de financiación no sea prorrogado o sea disminuido en un 35 por ciento o más de común acuerdo entre banco y empresa.
  • Cuando la entidad financiera ponga fin a las relaciones de negocio u operaciones con la pyme en virtud de lo previsto por la legislación de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.
  • Cuando la entidad de crédito justifique objetivamente que las condiciones financieras de la pyme han empeorado de manera sobrevenida y significativa durante los tres meses posteriores a la fecha en la que se debería haber realizado la notificación. Esta justificación habrá de ser notificada por escrito a la pyme.

La entidad de crédito tendrá la obligación de acompañar la notificación, de forma gratuita, con un documento denominado “Información Financiera-PYME”, el cual recoja los datos recopilados sobre la situación financiera e historial de pagos de la empresa, entre ellos su calificación del riesgo de crédito. Corresponde al Banco de España especificar el modelo-plantilla, contenido y formato del documento general, así como el modelo-plantilla y la metodología concreta que deben utilizarse para la evaluación del riesgo. Pues bien, a pesar de que la Ley 5/2015 está vigente desde el 29 de abril, se ha concedido un plazo adicional de cinco meses a la entidad supervisora para publicar estos modelos, algo que a fecha de hoy todavía no se ha producido. Posteriormente la obligación para la banca de notificar a las pymes entrará en vigor a los tres meses desde que se publiquen los modelos.

Con respecto al documento que informe de la calificación de riesgo otorgada por el banco a la empresa, el mismo ha de convertirse en una herramienta de tipo estándar interesante para valorar y comparar el riesgo de las pymes españolas, por lo que habrá que estar muy atentos a su diseño final.

Leer artículos anteriores: Pág. Anterior 1 2 3 4