Archivo de la etiqueta: Bolsa

La crisis del “coronavirus” lleva a que empresas cotizadas celebren sus juntas por vía telemática

Mario Cantalapiedra – Economista

Las circunstancias excepcionales que vivimos con la crisis del coronavirus han llevado a que el Gobierno, al igual que en otros ámbitos, también flexibilice la celebración de las juntas generales de las sociedades cotizadas.

De este modo, el artículo 41 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, ahora permite que las sociedades con valores admitidos a negociación en un mercado regulado de la Unión Europea, puedan celebrar su junta general ordinaria de accionistas dentro de los 10 primeros meses de 2020, por lo que el mes de octubre es el nuevo límite que tienen para celebrarla. De igual modo, se permite que el consejo de administración de la sociedad cotizada prevea en la convocatoria de la junta general la asistencia por medios telemáticos y el voto a distancia, así como su celebración en cualquier lugar del territorio nacional, aunque estos extremos no estén previstos en los estatutos sociales.

En referencia a este tema, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) publicó el pasado 10 de marzo las siguientes consideraciones:

1. Se considera muy razonable en las actuales circunstancias, y acorde con las normas de derecho societario, estimular cuanto sea posible la asistencia de los accionistas a la junta general por representación en lugar de presencialmente. Se estima igualmente razonable maximizar la utilización de mecanismos de asistencia remota y voto a distancia de los accionistas, incluyendo mediante sistemas de telepresencia o conexión telemática en tiempo real o cualquier otro medio previsto en los estatutos o en el reglamento de la junta general de accionistas. Si estos medios están disponibles y resultan efectivos, puede incluso ser factible una junta general íntegramente telemática.

En este sentido, diversas compañías cotizadas han decidido no cursar este año invitaciones para asistir a empleados, proveedores y otras personas no accionistas, así como suprimir actividades sociales e incentivos menores que tradicionalmente fomentan la asistencia de accionistas o de invitados (cóctel o recepción previa o posterior, entrega de pequeños obsequios con ocasión de la junta, etc.).

2. La CNMV entiende que en las circunstancias actuales debe reconocerse el máximo margen de flexibilidad a los consejos de administración de las compañías cotizadas para adoptar medidas y soluciones que contribuyan a preservar la salud de las personas y a evitar la propagación del virus, aunque no estén expresamente contempladas en los estatutos, el reglamento de la junta o en las convocatorias realizadas, siempre que se garantice de modo efectivo el ejercicio de los derechos de información, asistencia y voto de los accionistas y la igualdad de trato entre aquellos que se hallen en la misma posición.

Por ejemplo, se considera razonable posibilitar la asistencia telefónica o por videoconferencia de los administradores u otras personas obligadas a estar presentes en la junta general que, por motivos de salud o eventuales restricciones de viaje, no puedan asistir personalmente”.

Mientras algunas empresas cotizadas han aplazado de momento la celebración de sus juntas, otras como Iberdrola o Ence han decidido hacerlas ya por vía telemática.

¿Es una buena medida que las sociedades cotizadas dejen de publicar su información financiera trimestralmente?

Mario Cantalapiedra – Economista

El Gobierno español quiere eliminar la exigencia que actualmente tienen las sociedades que cotizan en Bolsa de publicar informes financieros trimestrales. Es una de las medidas que se incluyen en el Anteproyecto de Ley de Fomento de la implicación a largo plazo de los accionistas de sociedades cotizadas, cuya tramitación ha sido aprobada esta semana por el Consejo de Ministros.

Esta medida, de salir finalmente adelante, supondría la derogación del artículo 120 de la Ley de Mercado de Valores:

Artículo 120. Declaración intermedia de gestión.

1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 228, cuando España sea Estado miembro de origen, los emisores cuyas acciones estén admitidas a negociación en un mercado secundario oficial o en otro mercado regulado domiciliado en la Unión Europea harán público y difundirán con carácter trimestral durante el primero y segundo semestre del ejercicio una declaración intermedia de gestión que contenga, al menos:

 a) una explicación de los hechos y operaciones significativos que hayan tenido lugar durante el período correspondiente y su incidencia en la situación financiera del emisor y de sus empresas controladas, y

 b) una descripción general de la situación financiera y de los resultados del emisor y sus empresas controladas durante el período correspondiente.

2. No se exigirá la declaración intermedia de gestión a los emisores que publiquen informes financieros trimestrales”.

Desde el ejecutivo se considera que esta obligación, que no existe en la mayoría de los países de la Unión Europea donde solamente se publican las cuentas de mitad de año y cierre de ejercicio, puede incentivar un enfoque cortoplacista en la toma de decisiones y tener un efecto perverso para el conjunto de la economía. El texto del Anteproyecto cita la existencia de numerosos estudios que indican como la presión por maximizar los resultados financieros en cada informe trimestral, tiene efectos (negativos) sobre el crecimiento económico, el empleo y la productividad del capital. De hecho, se dice que “la crisis financiera de 2008 es entre otros factores el resultado de una visión excesivamente cortoplacista de la economía. El modelo de crecimiento anterior a la crisis, al estar basado en la necesidad de generar beneficios en el corto plazo generó un modelo de negocio arriesgado y excesivamente apalancado”.

El debate que se abre aquí es el de si es preferible tener información de forma más recurrente sobre las empresas cotizadas antes de comprar o vender sus acciones, o es mejor no “presionarlas” con la obligación de información trimestral con el objetivo de potenciar su desarrollo sostenible.

No obstante, ya se anuncia que aquellas empresas que así lo deseen podrán seguir presentando su información financiera con carácter trimestral. Puede que seguir haciéndolo les conceda una interesante ventaja competitiva.

Un nuevo entorno para facilitar la inversión privada en “startups”

Mario Cantalapiedra – Economista

El Entorno Pre Mercado (EpM) es un nuevo proyecto desarrollado conjuntamente por la Bolsa de Valores de Valencia (Grupo Bolsas Mercados Españoles –BME-) y la Asociación Nacional de Business Angels, Big Ban Angels, para que empresas de reciente creación (startups) puedan acceder a nuevos inversores y conocer el funcionamiento del mercado bursátil, potenciando su acceso a la inversión privada.

El EpM pretende facilitar tanto un espacio virtual (web) como físico en la propia Bolsa de Valencia que permitan:

  • Dar visibilidad a las empresas incorporadas.
  • Permitir a inversores cualificados (socios de Big Ban Angels o inversores clasificados como tal por entidades bancarias o entidades de servicios de inversión), acceder a la información de las empresas que se incorporan.
  • Conectar empresas e inversores mediante la organización de jornadas específicas como el Investor’s Day, cuya primera convocatoria está prevista para el próximo mes de mayo en una jornada abierta en la Bolsa de Valencia, o el Transaction Day, los cuales permitan el conocimiento de las empresas y el acceso a la inversión directa.
  • Formar a profesionales, empresas e inversores en mercados de capitales (secundarios oficiales y alternativos).
  • Mostrar los avances de las empresas en el cumplimiento de los requerimientos normativos de acceso y permanencia en los mercados, obligaciones de información y gobierno corporativo.

 

Las compañías para poder incorporarse al EpM deberan reunir los siguientes requisitos:

  • Ser sociedades españolas anónimas o de responsabilidad limitada, con capital totalmente desembolsado y sin restricciones de transmisibilidad de sus acciones o participaciones sociales.
  • Tener una antigüedad mínima de dos años.
  • Tener cuentas anuales de los dos ejercicios previos auditadas.
  • Presentar un plan de negocio con previsiones y estimaciones para los próximos tres años.
  • Tener unas necesidades de financiación entre 500.000 y 2.000.000 de euros o estar en situación avanzada para acceder a los mercados.
  • Presentar una solicitud de incorporación que sea aprobada por parte del Comité de Dirección y Supervisión del EpM, formado por representantes de Big Ban Angels y de Bolsa de Valencia.

 

Según una reciente nota de prensa de BME un total de 30 startups se han interesado por formar parte de este EpM. Entre los sectores a los que pertenecen dichas empresas destacan fintech, biotech, apps, logística, ingeniería industrial, energías renovables, reciclaje, incubadoras y telemedicina. La selección de empresas ha comenzado el 11 de abril con el objetivo de arrancar el EpM el mes de mayo. Habrá que estar atentos a la evolución de esta iniciativa que, en cualquier caso, parece interesante.