Archivo de la etiqueta: CNMV

Los “mystery shoppers” de la CNMV vigilan a la banca

Mario Cantalapiedra – Economista

La Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial supuso, entre otros aspectos, reforzar las competencias supervisoras que se atribuyen a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tratando de mejorar su mandato de velar por la transparencia de los mercados de valores, la correcta formación de los precios en los mismos y la protección de los inversores, para lo cual la dotó de nuevas herramientas.

Entre ellas destaca la posibilidad de utilizar expertos independientes que valoren las prácticas de comercialización de instrumentos financieros por parte de las entidades de crédito, lo que técnicamente se conoce como “mystery shoppers” (compradores misteriosos), es decir, personas que aparentando ser clientes normales lo que realmente hacen es evaluar el proceso de comercialización de un bien o un servicio por parte de una empresa, emitiendo posteriormente un informe. La Ley 5/2015 introdujo esta herramienta modificando la Ley del Mercado de Valores:

En particular, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, para valorar el grado de cumplimiento de las normas que afectan a los mercados de valores por las entidades supervisadas y, en especial, sobre las prácticas de comercialización de instrumentos financieros, podrá solicitar la colaboración de expertos mediante la emisión de informes. Para la elaboración de estos informes, los expertos designados así como sus empleados podrán actuar de forma anónima, sin revelar su actuación por cuenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores”.

El pasado 16 de septiembre el diario económico Cinco Días informaba que el equipo de expertos independientes “ya recorre las sucursales españolas”, por lo que la herramienta prevista por la Ley 5/2015 se está utilizando. Según cita este diario “el primer objetivo es detectar irregularidades en aquellos (productos financieros) que se venden en avalancha a particulares, especialmente instrumentos complejos y fondos de inversión”.

He tenido la curiosidad de realizar una encuesta a través de mi perfil en Twitter para ver qué opinión se tiene sobre esta medida. El resultado final (teniendo en cuenta lo poco científico que es el método utilizado) deja claro que es bien recibida. No obstante, parece triste que haya que controlar si los bancos cumplen los preceptos a los que vienen obligados cuando comercializan productos financieros, sobre todo si recordamos episodios que están muy recientes como, por ejemplo, las malas prácticas bancarias en la comercialización de participaciones preferentes.

imagen1

Cinco canales de contacto que utilizan los chiringuitos financieros

Mario Cantalapiedra – Economista

Los canales de contacto que utilizan los chiringuitos financieros para acceder a sus potenciales clientes, en principio, no son diferentes a los que pueda utilizar cualquier entidad autorizada para prestar servicios de inversión. Las diferencias suelen aparecer en la manera en que utilizan dichos canales, el tipo de mensajes que transmiten y la actitud general que presentan para el logro de sus objetivos. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recuerda cuáles son estos canales y cómo son utilizados por los chiringuitos financieros:

1. Llamadas telefónicas

Es uno de los métodos preferidos por los chiringuitos mediante el que pueden ejercer ciertas técnicas de presión psicológica sobre sus posibles clientes. Las llamadas son inesperadas y no responden a una solicitud previa de información. Esta técnica de contacto también es utilizada por entidades autorizadas, pero con dos diferencias fundamentales: obtienen legalmente los datos telefónicos de los clientes (algo que no suelen hacer los chiringuitos), y aceptan sus respuestas negativas a las ofertas planteadas (los chiringuitos no se conforman e insisten).

2. Correo

Los chiringuitos financieros cuidan mucho sus cartas y materiales publicitarios, muy “trabajados” desde el punto de vista del marketing. Utilizan lujosos folletos en los que presentan inversiones sofisticadas y muy prometedoras, solicitando a los posibles clientes que contacten con ellos mediante el relleno de un cupón, llamándoles por teléfono o visitando sus webs.

3. Correo electrónico

El envío indiscriminado por correo electrónico de ofertas comerciales no solicitadas, fenómeno conocido como spam, es muy utilizado por los chiringuitos. Es frecuente que la lista de destinatarios de estos correos sea obtenida de forma ilícita, vulnerando la normativa sobre protección de datos personales. Normalmente una empresa “seria” no utiliza técnicas de spam para llegar a su público objetivo, puesto que son prácticas que invaden la privacidad del consumidor. En este sentido, la normativa vigente establece que las comunicaciones comerciales deben identificarse como tales y prohíbe su envío por correo electrónico salvo que hubieran sido previamente solicitadas o expresamente autorizadas por el destinatario.

4. Anuncios

Estas empresas también suelen recurrir a la publicidad en periódicos, revistas o televisión para ofrecer sus inversiones de alta rentabilidad y poco riesgo.

5. Referencias personales

Quizás este sea el canal de contacto más efectivo para los chiringuitos, que se aprovechan de que las personas solemos tomar decisiones de inversión en base a las recomendaciones que recibimos de nuestros conocidos o familiares. En base a ello, llegan a pagar grandes beneficios a sus primeros clientes, los cuales confían en su gestión y lo divulgan entre sus círculos cercanos, lo que les proporciona nuevos clientes. Los primeros inversores al principio obtendrán rendimiento, después todo serán pérdidas, de tal modo que cuando la entidad haya conseguido la suficiente masa crítica no responderá a las solicitudes de reintegro del capital y desaparecerá con todo el dinero aportado, realizando una estafa piramidal en toda regla.

 

 

 

 

 

Seis técnicas de persuasión utilizadas por los chiringuitos financieros

Mario Cantalapiedra – Economista

La coyuntura actual en la que los bancos están ofreciendo a los ahorradores tipos muy bajos de interés por su dinero, puede ser propicia para que algún inversor mal informado caiga en las redes de los llamados chiringuitos financieros (no confundir con los playeros, en cuyas redes más de uno querría estar atrapado a estas alturas del año). No, me refiero a empresas que ofrecen y prestan servicios de inversión sin estar autorizadas para ello, utilizando malas prácticas y que básicamente lo que persiguen es estafar el dinero a sus clientes. Como advierte la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las técnicas de persuasión de estas empresas son cada vez más sofisticadas, no obstante, las seis siguientes las suelen utilizar con asiduidad:

1. Predicciones acertadas

Consiste en realizar un número elevado de llamadas a posibles clientes, en las que la entidad se presenta y, sin solicitar dinero, afirma estar segura de la subida (a una mitad de las llamadas) o bajada (a la otra mitad) de un determinado valor bursátil. En los días siguientes se repite el procedimiento pero solo con el grupo a quien se realizó la predicción acertada y así sucesivamente. Al cabo de unos días, quedarán unos cuantos clientes convencidos de su poder de predicción en los mercados financieros, dispuestos a entregarles sus ahorros.

2. Apariencia de respetabilidad y éxito

Los responsables de los chiringuitos financieros suelen vestir con elegancia y alquilar oficinas de lujo. Saben que parecer respetables y expertos en los mercados es clave para conseguir clientes.

3. Explicaciones incomprensibles y uso de tecnicismos

Los responsables de estas empresas hablan de mercados lejanos y exóticos con seguridad y dominio de tecnicismos que les hacen parecer expertos. El objetivo es que el cliente no entienda nada y opte por confiar su dinero en ellos.

4. Ofrecimiento de grandes beneficios con pocos riesgos

Los chiringuitos financieros prometen rentabilidades muy superiores a las que pueden obtenerse de una inversión convencional, con un riesgo mínimo en comparación a las ganancias que se pueden lograr. Como recuerda la CNMV, y es algo que no me canso de repetir, rentabilidad y riesgo van siempre unidos (la posibilidad de obtener rendimientos más altos implica tener que asumir más riesgo).

5. Insistencia para que se adopte una decisión inmediata

Los chiringuitos financieros buscan la respuesta rápida de los posibles clientes, intentan convencerles de que son oportunidades únicas, ya que saben que, si los ahorradores meditan las operaciones que les plantean o piden asesoramiento profesional, probablemente rechacen las ofertas.

6. Presión psicológica

La conversación al principio, ya sea por teléfono o mediante cualquier otra vía que utilice el personal del chiringuito financiero, suele comenzar de forma cordial, pero si el posible cliente muestra resistencia es habitual que los argumentos y modos sean cada vez más agresivos. Según la CNMV, esta es una diferencia fundamental con las entidades autorizadas, cuyos comerciales siempre respetan el derecho del posible cliente a no estar interesado en la operación que se les plantea.

Por tanto, lo mejor que puedes hacer cuando tengas dudas sobre una oferta de inversión que recibas de una entidad desconocida, es contactar con la CNMV para asegurarte de que está autorizada, registrada y supervisada.

Plan de supervisión de la CNMV para las cuentas anuales de 2015

Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado el “Informe sobre la supervisión de los informes financieros anuales y principales áreas de revisión de las cuentas del ejercicio siguiente” correspondiente a 2014, el cual detalla su labor de supervisión sobre las cuentas anuales auditadas remitidas por las entidades que emiten valores, así como el plan de supervisión previsto para las cuentas de 2015.

En concreto, la CNMV ha recibido 340 informes de auditoría individuales y consolidados sobre las cuentas de 2014, que corresponden a 189 entidades emisoras de valores. La buena noticia es que ninguna entidad ha presentado opinión denegada (es decir, la que se da cuando el auditor no expresa ningún dictamen sobre los estados financieros), frente al ejercicio de 2013 en el que tanto Service Point Solutions, S.A (en sus informes individual y consolidado), como Fagor Electrodomésticos, Sociedad Cooperativa (en liquidación) la tuvieron. También es positivo que aumenta el porcentaje de auditorías con opinión favorable (es decir, la que se da cuando el auditor está de acuerdo, sin reservas, sobre la presentación y contenido de los estados financieros) hasta el 97,9 por ciento (frente al 96,6 por ciento de 2013). El 2,1 por ciento restante ha recibido opinión con salvedades (en la que el auditor manifiesta su acuerdo con los estados financieros, pero con ciertas reservas).

En cuanto a las tres áreas prioritarias de supervisión de la CNMV para 2015, éstas se basan en los acuerdos celebrados con la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) y el resto los supervisores de los mercados europeos, los cuales buscan promover la aplicación consistente de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIFF) en la Unión Europea:

  1. Revisión del impacto que el actual entorno económico (caracterizado, entre otros aspectos, por la caída de los tipos de interés y del precio de algunas materias primas, la elevada volatilidad y las fluctuaciones significativas en algunos tipos de cambio o el deterioro de la situación macroeconómica de algunos países), tiene sobre las hipótesis clave utilizadas por los emisores para valorar sus activos y pasivos, y describir los riesgos a los que están expuestos.
  2. Supervisión del estado de flujos de efectivo (el cualpermite entender la capacidad de las empresas de generar efectivo o su dependencia de la ob­tención de nueva financiación), y sus desgloses.
  3. Revisión de la determinación del valor razonable de los activos no financieros (por ejemplo, en la inversión en inmuebles de las empresas), y los desgloses de información relacionados.

Además de estas prioridades comunes a nivel europeo, la CNMV ha decidido incluir en su plan de revisión de las cuentas anuales de 2015 las comprobaciones siguientes:

  • Grado de seguimiento y cumplimiento de las directrices de ESMA sobre medidas alternativas de rendimiento (medidas financieras basadas en los estados contables, la mayoría de las veces añadiendo o restando cantidades a los importes presentados en ellos, como, por ejemplo, al calcular el EBITDA o la deuda neta)
  • Revisión de la determinación del valor razonable de activos y pasivos financieros.
  • Revisión del tratamiento contable de los desgloses relativos a las provisiones y contingencias, entre otros, avales y garantías.

El control público del “crowdfunding” a través de la CNMV y el Banco de España

Mario Cantalapiedra – Economista

En el tema de la financiación empresarial alternativa a la bancaria nos encontramos ante un doble reto. Por un lado, parece clara la necesidad de encontrar nuevas vías de financiación que corrijan el exceso de dependencia de las empresas españolas frente a los bancos. Si algo se ha probado durante esta crisis es lo complicado que resulta financiarse externamente cuando el crédito bancario se reduce de modo drástico, por lo que parece necesario enmendar este tema de cara al futuro. Pero también existe el reto de que las nuevas propuestas financieras alternativas a los bancos que están apareciendo cuenten con un control adecuado desde el ámbito público, sin que ello suponga un freno a su desarrollo. En este sentido, la regulación del crowdfunding en su modalidad de percepción de rendimiento dinerario por los fondos aportados articula su control público fundamentalmente a través de dos organismos: la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España.

La autorización, registro, supervisión, inspección y sanción de estas plataformas de crowdfunding, de modo general, corresponde a la CNMV. No obstante, en el caso de autorización y registro de aquellas plataformas que intermedien préstamos entre promotores e inversores, modalidad conocida como crowdlending, es necesario además un informe previo del Banco de España.

La solicitud de autorización realizada por la plataforma de financiación participativa debe ser resuelta dentro de los tres meses siguientes a su recepción o al momento en que se complete la documentación exigible, con un plazo máximo de seis meses desde la fecha de recepción. Es importante señalar que si la empresa de crowdfunding no da comienzo a su actividad en los 12 meses siguientes al día de la notificación y no lo hace por casusas imputables a ella, pierde la autorización. La CNMV debe inscribir en un registro público a las plataformas autorizadas detallando su denominación social, domicilio social, dirección de dominio de Internet, identidad de los administradores y relación de socios con participación significativa. Las empresas de crowdfunding están obligadas a comunicar a la CNMV los cambios en su accionariado y, al cierre de ejercicio, a entregar sus cuentas anuales auditadas, así como una memoria con diversos datos: resumen de las categorías de proyectos publicados, financiación alcanzada y proyectos que no han conseguido financiación, tasa de morosidad (si se conoce), proyectos no seleccionados, entidades de crédito o de pago contratadas para intermediar en los pagos entre inversores y promotores, acciones judiciales, quejas y reclamaciones de los clientes, etcétera.

Leer artículos anteriores: Pág. Anterior 1 2 3