Archivo de la etiqueta: comercio exterior

¿Qué tipo de bienes exporta España?

Mario Cantalapiedra – Economista

El Informe Mensual de Comercio Exterior que elabora la Secretaría de Estado de Comercio, permite conocer con detalle qué tipo de bienes exporta España. Para ello muestra la información desglosada por los sectores siguientes:

  • Alimentación, bebidas y tabaco (productos cárnicos, productos pesqueros, frutas, hortalizas y legumbres, otros alimentos, bebidas, tabaco).
  • Productos energéticos (petróleo y derivados, gas, carbón y electricidad).
  • Materias primas (animales y vegetales, minerales).
  • Semimanufacturas no químicas (metales no ferrosos, hierro y acero, papel, productos cerámicos y similares, otras semimanufacturas).
  • Productos químicos (productos químicos orgánicos, productos químicos inorgánicos, medicamentos, plásticos, abonos, colorantes y curtientes, aceites esenciales y perfumados, otros productos químicos).
  • Bienes de equipo (maquinaria para la industria, equipos de oficina y telecomunicaciones, material de transporte, otros bienes de equipo).
  • Sector automóvil (automóviles y motos, componentes del automóvil).
  • Bienes de consumo duradero (electrodomésticos, electrónica de consumo, muebles, otros bienes de consumo duradero).
  • Manufacturas de consumo (textiles, calzado, juguetes, otras manufacturas de consumo).
  • Otras mercancías.

Según el último Informe Mensual de Comercio Exterior disponible, en el período enero-mayo de 2018 las exportaciones españolas de bienes alcanzaron los 120.192,4 millones de euros, con un incremento interanual del 2,8 por ciento, siendo el sector de bienes de equipo el principal en términos de peso sobre el total con un 19,3 por ciento, seguido por el sector automóvil (17,1 por ciento), alimentación, bebidas y tabaco (16,6 por ciento) y productos químicos (14,2 por ciento).

 

Exportaciones de bienes de España: desglose por sectores (enero-mayo 2018)

q

Fuente: S.G. de Estudios y Evaluación de Instrumentos de Política Comercial de la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a partir de datos del Departamento de Aduanas e II.EE. de la Agencia Tributaria.

 

En términos geográficos, la Unión Europea es el principal destino de las exportaciones  españolas de bienes con el 66,7 por ciento del total en el período de enero a mayo. Y dentro de ella, Francia es nuestro principal cliente, ya que acoge hasta el 15,1 por ciento de las exportaciones. Le siguen por este orden: Alemania (11,4 por ciento), Italia (8,1 por ciento) y Portugal (7,2 por ciento).

En el período al que van referidos los datos (enero-mayo de 2018), las importaciones españolas de bienes ascendieron a 132.329,4 millones de euros, por lo que nuestro saldo comercial registró un déficit de 12.137 millones de euros, con una tasa de cobertura (porcentaje de importaciones que pueden pagarse con las exportaciones) del 90,8 por ciento. Es la tasa más baja desde enero-mayo de 2014.

 

Evolución Tasa de cobertura de mercancías

r

Fuente: S.G. de Estudios y Evaluación de Instrumentos de Política Comercial de la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a partir de datos del Departamento de Aduanas e II.EE. de la Agencia Tributaria.

El cobro mediante cheque bancario en las operaciones de comercio exterior

Mario Cantalapiedra – Economista

Según la definición utilizada por el Banco de España, un cheque es un documento por el cual una persona (la que lo expide o emite y lo firma, que se denomina librador) ordena a una entidad bancaria (librado) en la que tiene dinero, que pague una determinada suma a otra persona o empresa (beneficiario o tenedor). Y dentro de esta definición general de cheque, se pueden incluir distintas modalidades, entre ellas la de cheque bancario, el cual interesa resaltar especialmente por la mayor garantía en el cobro que ofrece.

De este modo, un cheque bancario es expedido por una entidad bancaria, obligándose a sí misma o a otra entidad bancaria a pagar una cantidad de dinero. La ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque, lo recoge expresamente al reseñar que “el cheque puede librarse contra el propio librador, siempre que el título se emita entre distintos establecimientos del mismo”. Por tanto, en un cheque bancario el librado y el librador, que comentaba al principio, serán entidades bancarias a diferencia de lo que ocurre en un cheque ordinario donde solamente el librado lo es. El cheque bancario será directo cuando la entidad que lo emita lo haga contra sí misma, en cuyo caso se deberá emitir entre distintas sucursales del propio banco respetando lo establecido legalmente, y será indirecto, cuando la entidad lo emita con cargo a otra entidad distinta.

Precisamente el hecho de que el cheque bancario se libre contra una entidad bancaria es lo que da mayor seguridad de cobro al beneficiario o tenedor del mismo y hace que, por ejemplo, sea muy utilizado en operaciones de comercio exterior, sobre todo cuando existe cierta relación de confianza entre exportador e importador. En la operativa concreta que se establece, la entidad bancaria, previa petición de la empresa importadora que realiza la compra internacional, emitirá el cheque bancario a su propio cargo si posee sucursales en el país extranjero correspondiente, o a cargo de una cuenta que mantenga en otra entidad bancaria de ese país, en la que anteriormente se hayan depositado los fondos necesarios para atender el pago correspondiente. Aunque el cheque bancario pueda emitirse también “al portador”, en el caso de comercio exterior suele ser nominativo, a favor de la empresa exportadora, asegurándose de este modo que solamente ella pueda cobrarlo.