Archivo de la etiqueta: cuentas anuales

El nuevo contenido de la memoria de pymes

Mario Cantalapiedra – Economista

Las modificaciones en la normativa contable española introducidas por el Real Decreto 602/2016, de 2 de diciembre, han reducido los requerimientos de información de las memorias de las cuentas anuales en los modelos abreviado y pyme para los ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2016. En concreto, el contenido de la memoria de pymes ha quedado reducido a los 10 puntos siguientes:

 

  1. Actividad de la empresa (se deberá describir el objeto social de la empresa y la actividad o actividades a que se dedique y su identificación en el Registro Mercantil).
  2. Bases de presentación de las cuentas anuales (imagen fiel, principios contables no obligatorios aplicados, etcétera).
  3. Normas de registro y valoración (se indicarán los criterios contables aplicados en relación a una serie de partidas, como, por ejemplo, el inmovilizado intangible o las existencias).
  4. Inmovilizado material, intangible e inversiones inmobiliarias (análisis del movimiento durante el ejercicio de estos epígrafes y de sus correspondientes amortizaciones y correcciones valorativas por deterioro).
  5. Activos financieros.
  6. Pasivos financieros.
  7. Fondos propios.
  8. Situación fiscal (donde se informará del gasto por impuesto sobre beneficios corriente y de cualquier otra información cuya publicación venga exigida por la norma tributaria).
  9. Operaciones con partes vinculadas.
  10. Otra información (donde, entre otros datos que se especifican, como el número medio de personas empleadas en el ejercicio, se deberá aportar cualquier información que a juicio de los responsables de elaborar las cuentas anuales sea preciso proporcionar para que estas, en su conjunto, puedan mostrar la imagen fiel del patrimonio, de los resultados y de la situación financiera de la empresa, así como cualquier otra información que la empresa considere oportuno suministrar de forma voluntaria).

 

Recuerdo que, con la entrada en vigor del Real Decreto 602/2016, pueden aplicar el Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas y, por tanto, presentar esta memoria de pymes todas las empresas, cualquiera que sea su forma jurídica, individual o societaria, que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

 

  1. Que el total de las partidas del activo no supere los cuatro millones de euros.
  2. Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros.
  3. Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a cincuenta.

Nuevos límites para aplicar el PGC-Pymes

Mario Cantalapiedra – Economista

El Real Decreto 602/2016, de 2 de diciembre, ha ampliado el ámbito de aplicación del Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas (PGC-Pymes), igualando los límites exigidos (de total activo, importe neto de la cifra de negocios y número de trabajadores) a los previstos para poder elaborar el modelo abreviado de balance y memoria. Es importante reseñar que, a pesar de ser aprobado a estas altura del año, este cambio entra en vigor para los ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2016.

De este modo, podrán aplicar el PGC-Pymes todas las empresas, cualquiera que sea su forma jurídica, individual o societaria, que durante dos ejercicios consecutivos reúnan, a la fecha de cierre de cada uno de ellos, al menos dos de las circunstancias siguientes:

a) Que el total de las partidas del activo no supere los cuatro millones de euros.

b) Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros.

c) Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a cincuenta.

También el Real Decreto 602/2016 ha eliminado la obligatoriedad de elaborar el estado de cambios en el patrimonio neto para las empresas que apliquen el PGC- Pymes, de tal modo que, para los ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2016, únicamente habrán de presentar dentro de sus cuentas anuales los siguientes documentos: balance, cuenta de pérdidas y ganancias y memoria (esta última con una información ahora más reducida).

Comparativa límites PGC-Pymes

s

El ICAC sanciona a sociedades que no depositan sus cuentas anuales en el Registro Mercantil

Mario Cantalapiedra – Economista

El mes de julio suele ser sinónimo de presentación de cuentas anuales para muchas sociedades, que suelen agotar el plazo legal de aprobación por la Junta General, fijado en el 30 de junio, por lo que tienen hasta el 30 de julio para depositarlas en el Registro Mercantil (un máximo de treinta días naturales después de la fecha de aprobación). En este sentido, una sociedad que no deposite sus cuentas anuales se puede enfrentar a una serie de problemas, entre ellos, los siguientes:

  • Si transcurre un año desde cierre del ejercicio sin presentación, se procede al cierre provisional de la hoja registral, con lo que no se podrá inscribir ningún documento en el Registro, excepto los que constan en el artículo 378.1 del Reglamento del Registro Mercantil (cese o dimisión de administradores, gerentes, directores generales o liquidadores, revocación o renuncia de poderes, disolución de la sociedad, nombramiento de liquidadores y asientos ordenados por la Autoridad judicial o administrativa).
  • Posible derivación de responsabilidades contra los administradores de la sociedad por socios o terceros que puedan reclamar daños causados por no depositarlas.
  • Posible motivo para calificar un concurso como culpable.
  • Posible impacto negativo en los informes comerciales que realizan empresas especializadas.
  • Posibles mayores dificultades para acceder a la financiación bancaria y lograr la cobertura del seguro de crédito.
  • Posible sanción por parte del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC).

Precisamente me gustaría detenerme en este último problema en base a una información reciente difundida por el Registro de Economistas Contables del Consejo General de Economistas, comentando la apertura por parte del ICAC de expedientes sancionadores a algunas sociedades que no han depositado sus cuentas anuales. Aunque dichas sanciones ya estaban recogidas en el artículo 283 del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, hasta la fecha no se estaban aplicando. Las multas pueden ir desde los 1.200 a los 60.000 euros, aunque pueden elevarse hasta 300.000 euros si la sociedad (o grupo de sociedades) factura por encima de 6 millones de euros. Hay que señalar que el Registro Mercantil debe remitir al finalizar cada año, a la Dirección General de los Registros y del Notariado, y esta, a su vez, al ICAC, una relación alfabética de las sociedades que no hayan depositado las cuentas, por lo que el ICAC tiene conocimiento de las mismas y puede sancionarlas.

 

La auditoría de cuentas anuales a petición de los socios minoritarios

Mario Cantalapiedra – Economista

Entre los mecanismos de defensa de sus intereses que la Ley reconoce a los socios minoritarios de las sociedades de capital, se encuentra el de poder solicitar una auditoría de las cuentas anuales, en el caso de que tengan dudas sobre la situación contable real de la empresa. Para ello han de acumular un mínimo del cinco por ciento del capital social y ajustarse a lo previsto tanto en la Ley de Sociedades de Capital como en el Reglamento del Registro Mercantil.

De este modo, según recoge el artículo 265.2 de la Ley de Sociedades de Capital, “en las sociedades que no estén obligadas a someter las cuentas anuales a verificación por un auditor, los socios que representen, al menos, el cinco por ciento del capital social podrán solicitar del registrador mercantil del domicilio social que, con cargo a la sociedad, nombre un auditor de cuentas para que efectúe la revisión de las cuentas anuales de un determinado ejercicio siempre que no hubieran transcurrido tres meses a contar desde la fecha de cierre de dicho ejercicio”.

La solicitud se debe realizar de acuerdo con lo que dispone el Reglamento del Registro Mercantil. En concreto, se necesita una instancia por triplicado, dirigida al Registrador Mercantil del domicilio social de la empresa, que exprese las circunstancias siguientes:

  • Nombre y apellidos del solicitante, DNI, domicilio a efectos de notificaciones y teléfono, con indicación de la condición de socio, el número de acciones o participaciones sociales que se tienen con el porcentaje de participación en el capital social que representan.
  • En caso de no ser socio fundacional, se habrá de adjuntar además la documentación que acredite dichas acciones o participaciones.Denominación y datos de identificación registral de la sociedad a auditar, así como su domicilio.
  • Causa de la solicitud, indicando expresamente la no obligación de verificar cuentas por parte de la sociedad, el ejercicio que se solicita auditar y que no han transcurrido tres meses desde la fecha de cierre del mismo.
  • Fecha y firma.

El auditor de cuentas, antes de aceptar el nombramiento por parte del registrador mercantil, deberá evaluar el efectivo cumplimiento del encargo de acuerdo con lo dispuesto en la normativa reguladora de la actividad de auditoría de cuentas. De igual modo, el registrador habrá de fijar la retribución que percibirá el auditor o, al menos, los criterios para su cálculo.

Sobre la obligación o no de publicar en el BORME los depósitos de cuentas anuales

Mario Cantalapiedra – Economista

Observo que todavía existen dudas sobre si las sociedades mercantiles están obligadas o no a publicar en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME), los depósitos de sus cuentas anuales. En este sentido, si acudimos a la redacción original del artículo 281 del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, podemos observar que efectivamente existía la obligación de publicar los depósitos de cuentas en el BORME:

“Artículo 281. Publicidad del depósito.

1. El primer día hábil de cada mes, los Registradores mercantiles remitirán al Registro Central una relación de las sociedades que hubieran cumplido durante el mes anterior la obligación de depósito de las cuentas anuales.

El Boletín Oficial del Registro Mercantil publicará el anuncio de las sociedades que hubieran cumplido con la obligación de depósito.

2. Cualquier persona podrá obtener información de todos los documentos depositados”.

No obstante, tratando de reducir los costes de las empresas a la hora de presentar las cuentas anuales, la Ley 25/2011, de 1 de agosto, eliminó dicha obligación, además de introducir otra medida, en la misma línea de disminuir costes, la cual fue inclusive más polémica, como fue suprimir el requisito de legitimación notarial de las firmas de los administradores en las cuentas. En el caso concreto de los anuncios, se reconoció su escasa utilidad desde que existe la posibilidad de acceder telemáticamente al Registro Mercantil. La función que podían cumplir los anuncios, era sustituida, en opinión del legislador, por el acceso telemático. De este modo, el artículo 281 de la Ley de Sociedades de Capital que está vigente en la actualidad, en la redacción otorgada por el artículo 1.16 de la Ley 25/2011, señala lo siguiente:

“Artículo 281. Publicidad del depósito.

Cualquier persona podrá obtener información del Registro Mercantil de todos los documentos depositados”.

Por tanto, desde el 2 de octubre de 2011, fecha de entrada en vigor de la Ley 25/2011, las sociedades anónimas, limitadas y comanditarias por acciones, no tienen obligación de publicar sus actos de depósito de cuentas anuales en el BORME.

 

 

Plan de supervisión de la CNMV para las cuentas anuales de 2015

Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado el “Informe sobre la supervisión de los informes financieros anuales y principales áreas de revisión de las cuentas del ejercicio siguiente” correspondiente a 2014, el cual detalla su labor de supervisión sobre las cuentas anuales auditadas remitidas por las entidades que emiten valores, así como el plan de supervisión previsto para las cuentas de 2015.

En concreto, la CNMV ha recibido 340 informes de auditoría individuales y consolidados sobre las cuentas de 2014, que corresponden a 189 entidades emisoras de valores. La buena noticia es que ninguna entidad ha presentado opinión denegada (es decir, la que se da cuando el auditor no expresa ningún dictamen sobre los estados financieros), frente al ejercicio de 2013 en el que tanto Service Point Solutions, S.A (en sus informes individual y consolidado), como Fagor Electrodomésticos, Sociedad Cooperativa (en liquidación) la tuvieron. También es positivo que aumenta el porcentaje de auditorías con opinión favorable (es decir, la que se da cuando el auditor está de acuerdo, sin reservas, sobre la presentación y contenido de los estados financieros) hasta el 97,9 por ciento (frente al 96,6 por ciento de 2013). El 2,1 por ciento restante ha recibido opinión con salvedades (en la que el auditor manifiesta su acuerdo con los estados financieros, pero con ciertas reservas).

En cuanto a las tres áreas prioritarias de supervisión de la CNMV para 2015, éstas se basan en los acuerdos celebrados con la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) y el resto los supervisores de los mercados europeos, los cuales buscan promover la aplicación consistente de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIFF) en la Unión Europea:

  1. Revisión del impacto que el actual entorno económico (caracterizado, entre otros aspectos, por la caída de los tipos de interés y del precio de algunas materias primas, la elevada volatilidad y las fluctuaciones significativas en algunos tipos de cambio o el deterioro de la situación macroeconómica de algunos países), tiene sobre las hipótesis clave utilizadas por los emisores para valorar sus activos y pasivos, y describir los riesgos a los que están expuestos.
  2. Supervisión del estado de flujos de efectivo (el cualpermite entender la capacidad de las empresas de generar efectivo o su dependencia de la ob­tención de nueva financiación), y sus desgloses.
  3. Revisión de la determinación del valor razonable de los activos no financieros (por ejemplo, en la inversión en inmuebles de las empresas), y los desgloses de información relacionados.

Además de estas prioridades comunes a nivel europeo, la CNMV ha decidido incluir en su plan de revisión de las cuentas anuales de 2015 las comprobaciones siguientes:

  • Grado de seguimiento y cumplimiento de las directrices de ESMA sobre medidas alternativas de rendimiento (medidas financieras basadas en los estados contables, la mayoría de las veces añadiendo o restando cantidades a los importes presentados en ellos, como, por ejemplo, al calcular el EBITDA o la deuda neta)
  • Revisión de la determinación del valor razonable de activos y pasivos financieros.
  • Revisión del tratamiento contable de los desgloses relativos a las provisiones y contingencias, entre otros, avales y garantías.

Información sobre período medio de pago a proveedores para ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2015

Mario Cantalapiedra – Economista

Con la publicación de la Resolución de 29 de enero de 2016, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), sobre la información a incorporar en la memoria de las cuentas anuales en relación con el período medio de pago a proveedores en operaciones comerciales, se aclara y sistematiza la información que las sociedades mercantiles deben incluir a este respecto, con efectos para los ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2015. Luego, en la memoria correspondiente al ejercicio que la mayoría de las empresas acaban de cerrar, ya se deberá reflejar esta información.

En este sentido, las sociedades que elaboren el modelo normal de memoria deberán informar sobre los siguientes aspectos:

  • Período medio de pago a proveedores.
  • Ratio de las operaciones pagadas.
  • Ratio de las operaciones pendientes de pago.
  • Total pagos realizados.
  • Total pagos pendientes.

Estas compañías deberán calcular su período medio de pago a proveedores a partir de la siguiente fórmula:

Período medio de pago a proveedores = (Ratio operaciones pagadas x importe total pagos realizados) + (Ratio operaciones pendientes de pago x importe total pagos pendientes) / (Importe total pagos realizados + importe total pagos pendientes)

Siendo:

Ratio de operaciones pagadas = ∑ (número de días de pago x importe de la operación pagada) / Importe total de pagos realizados

Se entiende por número de días de pago, los días naturales que hayan transcurrido desde la fecha en que se inicie el cómputo de plazo (fecha de recepción de las mercancías o prestación de los servicios, o, a falta de información fiable sobre ésta, fecha de recepción de la factura), hasta el pago material de la operación.

Ratio de operaciones pendientes de pago = ∑ (número de días pendientes de pago x importe de la operación pendiente de pago) / Importe total de pagos pendientes

Se entiende por número de días pendientes de pago, los días naturales que hayan transcurrido desde la fecha en que se inicie el cómputo del plazo (fecha de recepción de las mercancías o prestación de los servicios, o, a falta de información fiable sobre ésta, fecha de recepción de la factura) hasta el último día del período al que se refieren las cuentas anuales.

Sin embargo, la exigencia de información para las empresas que elaboren el modelo abreviado de memoria, o que opten por la aplicación del Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas, es decir, para la gran mayoría de las sociedades mercantiles españolas, se simplifica bastante. Únicamente tendrán que informar de su período medio de pago a proveedores, que se calculará del siguiente modo:

Período medio de pago a proveedores = (Saldo medio acreedores comerciales / Compras netas y gastos por servicios exteriores) x 365

La información, más completa o más simplificada, según el caso, deberá suministrarse en forma de cuadro con los datos correspondientes al ejercicio actual y al anterior, salvo en el primer año de aplicación (2015) que se considera inicial.

La mejora de los datos macro todavía no llega al taller de Juan

Mario Cantalapiedra – Economista

Termina el año y, como ya es tradicional, aprovecho para repasar contigo algunos de los contenidos tratados en el blog durante los últimos 12 meses. En este período, me he referido a cuestiones tradicionales relacionadas con las cuentas anuales o las provisiones contables, y a temas más novedosos como la inteligencia de negocio o el fenómeno fintech. Por supuesto, también he hablado de morosidad. Las seis entradas siguientes son ejemplos de estos temas:

  • Las cuentas anuales que han de presentar las empresas en el Registro Mercantil deben ser formuladas atendiendo a una serie de requisitos, los cuales fueron repasados al comienzo de año.
  • La necesidad de aplicar soluciones innovadoras parece alcanzar también al mundo de la gestión del riesgo de crédito comercial. Compartir información entre las distintas áreas de la empresa para lograr una mejor gestión de los clientes, resulta más sencillo si se utilizan las nuevas herramientas de inteligencia de negocio, a las que me referí en marzo.
  • España se ha sumado este año a los países que regulan la financiación participativa a través de plataformas de Internet o crowdfunding, aunque eso sí, únicamente en la modalidad de inversión en la que se percibe un rendimiento dinerario por los fondos aportados.
  • Precisamente el crowdfunding se une a otros negocios financieros de reciente aparición, basados en la utilización de las nuevas tecnologías, para configurar el fenómeno fintech. A mitad de año me preguntaba cómo podría reaccionar la banca tradicional ante estos nuevos competidores.
  • Puesto que las provisiones contables son elementos que pueden distorsionar el resultado de una empresa, es importante que al analizar una compañía externamente, se traten de conocer los criterios seguidos al dotarlas.
  • Y, cómo te decía, en el blog también he hablado de morosidad. En este sentido, las noticias no son buenas y los plazos de pago entre empresas siguen estando muy alejados de los 60 días que marca la legislación vigente. Pasan los años y en este ámbito no hay mejora.

Te preguntarás a qué hace referencia el título de este post. Pues bueno, resume un poco mi sensación con respecto la situación económica al finalizar el año. Los datos macros han mejorado, eso es innegable, pero todavía cuesta que esa mejora llegue a nuestras pymes (al taller de Juan). Precisamente este titular ha sido elegido como uno de los ganadores del concurso #TitularTwecos, organizado en Twitter por @creditoycaucion, y para el que inicialmente fue pensado. Por lo que se ve, alguno más por ahí comparte mi visión actual.

twitter

Solo me queda desearte felices fiestas y lo mejor para 2016.

 

Un quinquenio perdido en la mejora de los plazos de pago en España

Mario Cantalapiedra – Economista

Esta semana se ha presentado una nueva edición del “Estudio sobre la Evolución de los Plazos de Pago en España”, elaborado por las compañías Iberinform y Crédito y Caución en el marco del Observatorio de Riesgo de Crédito del IE Business School. El Estudio está basado en los datos de 79.936 empresas privadas españolas con cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil en 2014. Por un lado, se ha recurrido a los datos de balances presentados en formatos normal y mixto (en el cual se presentan los modelos de balance y memoria normal y de cuenta de pérdidas y ganancias abreviada), que contienen la información necesaria para el cálculo de los plazos de pago. Por otro lado, se han tenido en cuenta los modelos abreviado y pymes, estimando, a través de cálculos validados por el Observatorio, valores medios imprescindibles para obtener los plazos de pago. Como novedad hay que señalar que, para la toma de datos, se ha utilizado la herramienta de inteligencia de negocio Insight View de Iberinform.

La mala noticia es la confirmación, una vez más, de que los plazos de pago entre empresas en España siguen muy alejados de los 60 días que marca la legislación contra la morosidad vigente. De este modo, el plazo medio es de 94 días, inclusive más elevado del que existía en el año de 2010, en el que se hizo una importante reforma de la legislación contra la morosidad a través de la Ley 15/2010, de 5 de julio, que, por lo que se ve, no ha tenido mucho éxito.

Si se analizan los datos por tamaño, las grandes empresas siguen siendo las que más tarde pagan, con 114 días de media. Como bien comentó Marta Nodal, de Crédito y Caución, en la presentación de los datos: “las grandes empresas, que tienen la capacidad de bajar plazos, no tienen la voluntad de hacerlo, mientras que las pequeñas, que sí tienen la voluntad, no tienen la capacidad”.

Plazos medios de pago por tamaño de empresa (Datos en días)

Plazos

Fuente: Observatorio de Riesgo de Crédito del IE Business School.

12 requisitos a la hora de formular las cuentas anuales

Mario Cantalapiedra – Economista

Las cuentas anuales deben ser formuladas atendiendo a una serie de requisitos que tienen en cuenta aspectos tales como periodicidad, plazo de formulación, estructura, expresión monetaria, etcétera. A partir de lo establecido en la tercera parte del Plan General de Contabilidad pueden distinguirse los 12 requisitos siguientes:

  1. Las cuentas anuales han de ser elaboradas con una periodicidad de doce meses, salvo en los casos de constitución, modificación de la fecha de cierre del ejercicio social o disolución.
  2. Deben ser formuladas por el empresario o los administradores, quienes responden de su veracidad, en el plazo máximo de tres meses desde el cierre del ejercicio. A estos efectos, deben expresar la fecha en la que se formulan y firmarse por el empresario, por todos los socios ilimitadamente responsables por las deudas sociales, o por todos los administradores de la sociedad. Si falta la firma de alguno de ellos hay que indicar la causa concreta en cada uno de los documentos en los que falte.
  3. Los documentos que integran las cuentas deben estar identificados, indicándose claramente en cada uno de ellos su denominación (por ejemplo, cuenta de pérdidas y ganancias), la empresa a la que corresponden y el ejercicio al que se refieren.
  4. Las cuentas se elaboran expresando sus valores en euros. No obstante, pueden expresarse en miles o millones de euros cuando la magnitud de las cifras lo aconseje, debiendo hacerse constar tal extremo.
  5. A efectos de comparación, en cada partida deben figurar además de las cifras del ejercicio que se cierra las correspondientes al ejercicio anterior.
  6. No deben figurar partidas que no tengan ningún importe ni en el ejercicio que se presenta ni en el anterior.
  7. No puede modificarse la estructura de las cuentas de un ejercicio a otro, salvo casos excepcionales que, en su caso, han de ser indicados en la memoria.
  8. Pueden añadirse nuevas partidas cuyo contenido no esté previsto en los modelos de cuentas anuales existentes.
  9. Pueden hacerse subdivisiones más detalladas de las partidas.
  10. Pueden agruparse partidas si representan un importe irrelevante para mostrar la imagen fiel o si con ello se gana en claridad.
  11. Cada partida debe llevar una referencia cruzada a su correspondiente información dentro de la memoria, cuando proceda.
  12. Los créditos, deudas, ingresos y gastos referidos a empresas del grupo y asociadas deben figurar de forma independiente.

12requisitos

 

Leer artículos anteriores: Pág. Anterior 1 2 3 4 Pág. Siguiente