Archivo de la etiqueta: empresas cotizadas

¿Es una buena medida que las sociedades cotizadas dejen de publicar su información financiera trimestralmente?

Mario Cantalapiedra – Economista

El Gobierno español quiere eliminar la exigencia que actualmente tienen las sociedades que cotizan en Bolsa de publicar informes financieros trimestrales. Es una de las medidas que se incluyen en el Anteproyecto de Ley de Fomento de la implicación a largo plazo de los accionistas de sociedades cotizadas, cuya tramitación ha sido aprobada esta semana por el Consejo de Ministros.

Esta medida, de salir finalmente adelante, supondría la derogación del artículo 120 de la Ley de Mercado de Valores:

Artículo 120. Declaración intermedia de gestión.

1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 228, cuando España sea Estado miembro de origen, los emisores cuyas acciones estén admitidas a negociación en un mercado secundario oficial o en otro mercado regulado domiciliado en la Unión Europea harán público y difundirán con carácter trimestral durante el primero y segundo semestre del ejercicio una declaración intermedia de gestión que contenga, al menos:

 a) una explicación de los hechos y operaciones significativos que hayan tenido lugar durante el período correspondiente y su incidencia en la situación financiera del emisor y de sus empresas controladas, y

 b) una descripción general de la situación financiera y de los resultados del emisor y sus empresas controladas durante el período correspondiente.

2. No se exigirá la declaración intermedia de gestión a los emisores que publiquen informes financieros trimestrales”.

Desde el ejecutivo se considera que esta obligación, que no existe en la mayoría de los países de la Unión Europea donde solamente se publican las cuentas de mitad de año y cierre de ejercicio, puede incentivar un enfoque cortoplacista en la toma de decisiones y tener un efecto perverso para el conjunto de la economía. El texto del Anteproyecto cita la existencia de numerosos estudios que indican como la presión por maximizar los resultados financieros en cada informe trimestral, tiene efectos (negativos) sobre el crecimiento económico, el empleo y la productividad del capital. De hecho, se dice que “la crisis financiera de 2008 es entre otros factores el resultado de una visión excesivamente cortoplacista de la economía. El modelo de crecimiento anterior a la crisis, al estar basado en la necesidad de generar beneficios en el corto plazo generó un modelo de negocio arriesgado y excesivamente apalancado”.

El debate que se abre aquí es el de si es preferible tener información de forma más recurrente sobre las empresas cotizadas antes de comprar o vender sus acciones, o es mejor no “presionarlas” con la obligación de información trimestral con el objetivo de potenciar su desarrollo sostenible.

No obstante, ya se anuncia que aquellas empresas que así lo deseen podrán seguir presentando su información financiera con carácter trimestral. Puede que seguir haciéndolo les conceda una interesante ventaja competitiva.

Buenas prácticas en las relaciones entre empresas cotizadas y medios de comunicación

Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), fruto de su colaboración con la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Asociación de Directivos de Comunicación (DIRCOM), ha publicado una serie de buenas prácticas que deben presidir las relaciones entre empresas cotizadas y medios de comunicación, y la información de interés para los mercados de valores que difunden los medios, en concreto referidas a los cinco ámbitos siguientes:

Conferencias de prensa

Se considera positiva la práctica empresarial de convocar a los medios de comunicación, al menos una vez al año, con motivo de la presentación de sus resultados anuales, con participación de sus máximos ejecutivos, para informar sobre la marcha de la empresa y sus proyectos. En este tipo de reuniones los responsables de la empresa deben cuidar no facilitar información relevante que no haya sido hecha pública previamente por los cauces legales correspondientes.

check-3183193_1920Difusión de otros indicadores financieros

Se deben tener en cuenta las recomendaciones de ESMA (Autoridad Europea de Valores y Mercados) sobre la utilización de “medidas alternativas de rendimiento” en todas las informaciones que faciliten las empresas a los medios de comunicación, y no solamente en las informaciones relevantes difundidas a través de la CNMV. Estas medidas proceden o se basan en los estados financieros elaborados según la normativa contable aplicable (balance, cuenta de pérdidas y ganancias, etcétera), la mayoría de las veces añadiendo o restando cantidades a los importes que se presentan en dichos documentos. Por ejemplo, son medidas alternativas de rendimiento el EBITDA o la deuda neta. ESMA busca que se utilicen de modo claro y consistente, para lo que recomienda, por ejemplo, que se refieran a cifras y períodos homogéneos y que se especifique siempre su contenido.

No retraso en la publicación de información relevante

Los emisores deben difundir la información relevante (toda aquella cuyo conocimiento pueda afectar a un inversor razonablemente para adquirir o transmitir valores o instrumentos financieros y por tanto pueda influir de forma sensible en su cotización en un mercado secundario), tan pronto como sea posible una vez que se produzca el evento o hecho constitutivo de la información. En este sentido, la CNMV considera aconsejable que las decisiones o acuerdos relevantes se adopten o suscriban tras el cierre del mercado, sin perjuicio de que, en los casos en que se adopten o suscriban antes, pueda retrasarse la publicación hasta dicho cierre si concurren los requisitos legales.

Revelación de conflictos de interés

En el caso de artículos de opinión de interés para el mercado o los inversores, en particular si se refieren a situaciones que puedan suscitar controversia, se considera buena práctica revelar las vinculaciones con la materia tratada o posibles conflictos de interés que puedan afectar a sus autores.

Códigos deontológicos

Por último, se considera especialmente relevante y se valora positivamente la función que pueden desempeñar los códigos deontológicos de autorregulación de la profesión periodística en el ámbito de la difusión de información de interés para los mercados.

Foto: geralt