Archivo de la etiqueta: finanzas

La tarjeta de crédito es el producto financiero que más adquieren los españoles

Mario Cantalapiedra – Economista

Según la Encuesta de Competencias Financieras (ECF) del Banco de España (BdE), la tarjeta de crédito es el producto financiero que más comúnmente adquieren los españoles. Esta encuesta realizada entre finales de septiembre de 2016 y finales de mayo de 2017, tiene por objeto medir el conocimiento y la comprensión de conceptos financieros de la población adulta española (de entre 18 y 79 años), así como la tenencia, adquisición y uso de distintos vehículos de ahorro, deuda y aseguramiento.

Tras las tarjetas de crédito, adquiridas por el 16 por ciento de la población durante los dos años previos a la encuesta, se sitúan los préstamos personales (que fueron adquiridos por un 14 por ciento de la población) y las cuentas de ahorro (adquiridas por un 11 por ciento). Otros productos financieros adquiridos fueron: seguros de vida (9 por ciento), seguros médicos (8 por ciento), acciones (6 por ciento), fondos de inversión (5 por ciento), planes de pensiones (3 por ciento), hipotecas (3 por ciento) y activos de renta fija (1 por ciento).

En lo referente a las alternativas consideradas a la hora de adquirir nuevos productos financieros, resulta curioso comprobar que, en plena era digital y con la abundancia de información existente, cerca de dos de cada tres personas (62 por ciento), se limiten a los productos ofrecidos por única empresa o entidad financiera. En cuanto a las fuentes de información utilizadas antes de contratar el producto, tres de cada cuatro personas (76 por ciento) recibieron información de un profesional financiero. En la decisión final de la compra, la fuente de información que más pesó (en el 67 por ciento de los casos) fue la asociada con el propio producto, es decir, la proporcionada por el personal de la empresa que lo ofrece o por folletos informativos. Otras fuentes con influencia son los contactos de amigos y similares (33 por ciento), la experiencia previa, los comparadores entre productos y los medios de comunicación.

 

Alternativas consideradas a la hora de adquirir un nuevo producto financiero

r

Fuente: O. Bover, L. Hospido y E. Villanueva (2018) Encuesta de Competencias Financieras (EFC) 2016: Principales resultados. Direccción General de Economía y Estadística. Banco de España.

Fuentes de información que más influyen a la hora de adquirir un producto financiero

ñ

Fuente: O. Bover, L. Hospido y E. Villanueva (2018) Encuesta de Competencias Financieras (EFC) 2016: Principales resultados. Direccción General de Economía y Estadística. Banco de España.

12 requisitos a la hora de formular las cuentas anuales

Mario Cantalapiedra – Economista

Las cuentas anuales deben ser formuladas atendiendo a una serie de requisitos que tienen en cuenta aspectos tales como periodicidad, plazo de formulación, estructura, expresión monetaria, etcétera. A partir de lo establecido en la tercera parte del Plan General de Contabilidad pueden distinguirse los 12 requisitos siguientes:

  1. Las cuentas anuales han de ser elaboradas con una periodicidad de doce meses, salvo en los casos de constitución, modificación de la fecha de cierre del ejercicio social o disolución.
  2. Deben ser formuladas por el empresario o los administradores, quienes responden de su veracidad, en el plazo máximo de tres meses desde el cierre del ejercicio. A estos efectos, deben expresar la fecha en la que se formulan y firmarse por el empresario, por todos los socios ilimitadamente responsables por las deudas sociales, o por todos los administradores de la sociedad. Si falta la firma de alguno de ellos hay que indicar la causa concreta en cada uno de los documentos en los que falte.
  3. Los documentos que integran las cuentas deben estar identificados, indicándose claramente en cada uno de ellos su denominación (por ejemplo, cuenta de pérdidas y ganancias), la empresa a la que corresponden y el ejercicio al que se refieren.
  4. Las cuentas se elaboran expresando sus valores en euros. No obstante, pueden expresarse en miles o millones de euros cuando la magnitud de las cifras lo aconseje, debiendo hacerse constar tal extremo.
  5. A efectos de comparación, en cada partida deben figurar además de las cifras del ejercicio que se cierra las correspondientes al ejercicio anterior.
  6. No deben figurar partidas que no tengan ningún importe ni en el ejercicio que se presenta ni en el anterior.
  7. No puede modificarse la estructura de las cuentas de un ejercicio a otro, salvo casos excepcionales que, en su caso, han de ser indicados en la memoria.
  8. Pueden añadirse nuevas partidas cuyo contenido no esté previsto en los modelos de cuentas anuales existentes.
  9. Pueden hacerse subdivisiones más detalladas de las partidas.
  10. Pueden agruparse partidas si representan un importe irrelevante para mostrar la imagen fiel o si con ello se gana en claridad.
  11. Cada partida debe llevar una referencia cruzada a su correspondiente información dentro de la memoria, cuando proceda.
  12. Los créditos, deudas, ingresos y gastos referidos a empresas del grupo y asociadas deben figurar de forma independiente.

12requisitos

 

Las áreas de responsabilidad del tesorero

Mario Cantalapiedra – Economista

La gestión de tesorería es el área dentro de una empresa que se ocupa de controlar y coordinar los flujos monetarios de la misma, es decir, los cobros y los pagos que se generan en el negocio. El objetivo fundamental de esta gestión es, por tanto, adecuar la corriente de cobros con la de pagos, de tal modo que se garantice un nivel adecuado de liquidez para el normal desarrollo de la actividad. Te recuerdo que la liquidez lo que expresa es la aproximación de cada elemento del activo a su conversión en efectivo, de tal modo que el bien más líquido se puede considerar el efectivo que se tiene en caja. A buen seguro que la falta de liquidez, hoy en día, no deja dormir a muchos empresarios españoles.

En las compañías de mayor dimensión suele existir una figura concreta o un departamento especializado responsable de la gestión de tesorería, hablaríamos aquí del tesorero o del departamento de tesorería, mientras que si  vamos reduciendo el tamaño de las empresas nos encontraremos con la acumulación de tareas en una sola persona y la consecuente asignación de esta gestión, por ejemplo, al responsable financiero de la empresa o al contable.

La estructura concreta que tenga el departamento de tesorería dependerá de las áreas empresariales en las que el tesorero pueda tener poder de decisión. En concreto, suele tener algún tipo de vinculación con las cuatro siguientes:

1. Gestión (negociación) bancaria: Se encarga de la planificación y control de la posición de tesorería (caja y bancos), lo que podemos considerar como el núcleo de su trabajo y en algunas ocasiones, sobre todo en las pymes, también de negociar las condiciones que se establecen con las entidades financieras.

2. Cobro de clientes: Se suele ocupar de controlar el crédito comercial concedido a los clientes, de las condiciones de cobro que son pactadas con ellos y de que estas se cumplan adecuadamente.

3. Pago a proveedores: Puede llegar a negociar las condiciones de pago a los proveedores que suministran bienes y servicios a la empresa.

4. Gestión de almacenes: A pesar de que las existencias acumuladas en los distintos almacenes de la empresa afectan a la liquidez, suponiendo una inversión que es preciso financiar, la determinación de los niveles de existencias es el área de las cuatro en las que más raramente participará el tesorero.

Un ejemplo de conciliación entre “cash-flow” magnitud y “cash-flow” tesorería generada

Mario Cantalapiedra – Economista

En un post anterior comentaba como el cash-flow como magnitud (beneficio más amortizaciones, provisiones y correcciones de valor), que expresa el potencial de generar tesorería de una empresa y el cash-flow como tesorería generada (diferencia entre cobros y pagos), que muestra el movimiento real de efectivo, solamente coincidirían en un período si no se producen variaciones en otras partidas del balance que consuman o aporten recursos líquidos. Ahora trataré de explicar mejor esta teoría a través de un sencillo caso práctico, para el cual partiremos de la siguiente situación de balance de una empresa al cierre de dos ejercicios consecutivos:

1

Con los datos de balance, el cash-flow como magnitud en el ejercicio 20X2 ha ascendido a 4.000 euros (beneficio del ejercicio + amortizaciones dotadas: 3.000 + 1.000 = 4.000 euros). Sin embargo el cash-flow como tesorería generada arroja un resultado bastante más modesto, en concreto de 1.000 euros (diferencia entre cobros y pagos, reflejada en la partida de Tesorería: 6.000 – 5.000 = 1.000 euros). Para conciliar uno y otro dato, se deben ajustar los movimientos del resto de partidas de balance que han afectado al movimiento de efectivo, del siguiente modo:

2

De este modo, el potencial de generación de caja de 4.000 euros se ha traducido finalmente en una entrada real de efectivo en la empresa de 1.000 euros, tras incluir los movimientos del resto de partidas de balance que afectan a la tesorería. Se comprueba como tener beneficio y tener caja, aunque sean vertientes del negocio íntimamente relacionadas, se refieren a cosas distintas.

Solicitar guía antimorosidad

Financiación a largo plazo mediante préstamos participativos

Mario Cantalapiedra- Economista

El préstamo participativo es un instrumento de financiación intermedio entre el capital social y el préstamo a largo plazo que se caracteriza por la participación de la entidad que presta el dinero en la evolución del negocio de la empresa que es financiada. El vencimiento de los préstamos participativos es a largo plazo, por lo que sus fondos se destinan a financiar la inversión a largo de una compañía. Habitualmente tienen un largo período de carencia en la devolución del principal, lo que puede considerarse una de sus principales ventajas.

A la hora de remunerar este tipo de préstamos la entidad prestamista percibe un interés que varía en función de la evolución de la actividad de la empresa prestataria, de ahí que se denominen participativos. Dicha evolución se mide por un criterio determinado como puede ser el beneficio neto, el volumen de negocio o el patrimonio total. Lo normal es que se tome como referencia el beneficio o la cifra de negocios y que se fije un límite máximo a ese interés variable o de tipo participativo. Para asegurarse de que los datos son correctos, por regla general, la entidad prestamista exige información anual auditada de la contabilidad de la empresa. Además del interés variable suele pactarse uno mínimo, que se cobra de modo fijo con independencia de cuál sea la evolución de la actividad.

Las entidades que conceden préstamos participativos suelen seleccionar a las empresas financiadas en base a las bondades de su plan de negocio, evaluando, entre otros aspectos, la calidad y viabilidad de su proyecto, la profesionalidad en su gestión que se suele medir por aspectos tales como la experiencia en el sector, la capacitación técnica o la cobertura de todas las áreas gerenciales de la empresa, las ventajas competitivas del producto o servicio ofertado o que los mercados en los que se compite tengan crecimientos a largo plazo significativos. No suele exigirse ningún tipo de garantías adicionales a las que aporta el propio proyecto empresarial, algo también interesante para las compañías que adolezcan de éstas y necesiten financiación.

Al coste por intereses que ya he comentado, habrá de añadirse la comisión de apertura del préstamo participativo, la cual consistirá en un porcentaje sobre el nominal de la operación, así como el coste extraordinario que representa la auditoría contable para aquellas empresas que legalmente no se hayan obligadas a ella.

Iberinform analizará el riesgo de impago en el Congreso Nacional de Finanzas de Madrid

Iberinform estará presente en el Congreso Nacional de Finanzas de Madrid

Iberinform estará presente en el Congreso Nacional de Finanzas de Madrid en el que se plantearán los diferentes aspectos de la planificación financiera y los últimos avances en gestión del riesgo de crédito, gestión de tesorería y medios de pago.

Iberinform analizará dentro del Panel de expertos de riesgo comercial, la situación actual y cuales son las principales soluciones y herramientas para una eficaz gestión del riesgo de crédito y como la información y la prevención puede minimizar el riesgo de impagos.

Iberinform

Iberinform es una compañía del Grupo Crédito y Caución especializada en el tratamiento y elaboración de información comercial y financiera, así como bases de datos de marketing.

 

Sus informes y valoraciones de empresas, análisis sectoriales, prejudiciales e internacionales, ayudan a las empresas en la toma de sus decisiones de negocio y en la gestión de sus riesgos con clientes y proveedores.

 

Es el único proveedor del mercado que cuenta con una red propia de informadores que amplían y actualizan la información proveniente de las fuentes públicas mediante entrevistas presenciales, realizando una media de 740.000 informes investigados al año. Asimismo, es la única compañía que incluye ratings de rentabilidad y de solvencia en sus informes, además de un rating predictivo de morosidad para conocer la probabilidad de impago de las empresas.

 

Dispone, asimismo, de bases de datos de marketing y de un servicio de registros, que facilita un acceso rápido y cómodo a los registros de la propiedad, mercantiles y de tráfico.

 

 

 

FICHA TÉCNICA

 

`Congreso Nacional de Finanzas Madrid´. 2008

Miércoles 29 de octubre de 9:00 a 19:00

Palacio Municipal de Congresos de Madrid

Campo de las naciones

Información e invitaciones para clientes de Iberinform

Atencionclientes@iberinform.es

Servicio de Atención clientes 902 101 877

* Invitaciones limitadas