Archivo de la etiqueta: fraude

Problemas contables en las pymes españolas debido al “coronavirus”

Mario Cantalapiedra – Economista

La pandemia está afectando a las estructuras de muchas empresas, especialmente a las de las más pequeñas, en un país como España donde cerca del 94 por ciento del tejido empresarial se compone de autónomos y microempresas que no llegan a los 10 trabajadores en plantilla.

Los problemas con el coronavirus están afectando a las áreas funcionales, entre ellas a las que se ocupan de la gestión contable. Conozco casos de empresas que ante el cierre temporal de sus negocios han dejado, por ejemplo, de llevar su contabilidad actualizada, y esto a la larga puede acrecentar sus dificultades. Hay que tener en cuenta que con la contabilidad, como medio de prueba admitido en derecho que es, se puede demostrar que las diferentes medidas que se están adoptando no se realizan de forma fraudulenta sino motivadas por la situación excepcional de crisis que vivimos.

Inclusive en las empresas que siguen llevando su contabilidad al día, se observan errores que pueden llegar a afectar a la imagen fiel de su patrimonio, situación financiera y resultados.

Entre ellos, me gustaría destacar el error de no contabilizar las subvenciones que se están recibiendo desde los diferentes organismos públicos como ingresos del ejercicio. Por ejemplo, las bonificaciones de las cotizaciones a cargo de la empresa a la Seguridad Social de los ERTE se han de considerar como una subvención de explotación, que se contabilizan generalmente como un ingreso. Solamente se podrán contabilizar como menor gasto si su importe es poco significativo, en base a lo dispuesto por la consulta n.º 5 del BOICAC 94 de junio de 2013.

Otro error contable importante que suelen realizar las pymes en épocas de crisis como la actual debida al coronavirus, es el de no deteriorar los activos (existencias, inmovilizados, clientes, etcétera), ante su pérdida de valor, puntual y reversible. La evaluación de esta pérdida de valor ha de realizarse como mínimo al cierre del ejercicio, y contabilizarse en su caso como un gasto. Es un proceso que difícilmente olvidan las pocas compañías que están sometidas a auditoría en España, pero sí de forma generalizada las demás.

Para muchas empresas resulta complicado mantener sus obligaciones al día en el escenario de gran incertidumbre que hoy nos toca vivir. No obstante, hay que pensar que la contabilidad más allá de ser un requisito legal, también es una herramienta de gestión fundamental a la hora de tomar decisiones. Al mismo tiempo, el escenario post-COVID va a exigir que las empresas que sobrevivan sean más transparentes y generen mayor confianza en los públicos con los que se relacionan, algo que ha de pasar necesariamente por presentar una información contable completa y de calidad.

Aumenta el uso de tarjetas de pago en España

Mario Cantalapiedra – Economista

El número de tarjetas de pago (de crédito o débito) en circulación está creciendo según los datos de la Memoria Anual sobre la Vigilancia de los Sistemas de Pago 2016, que acaba de publicar el Banco de España (BdE).

Las tarjetas de pago permiten pagar la adquisición de bienes o servicios o retirar efectivo, pudiendo ser de crédito, cuando una entidad financiera concede a sus clientes un límite mensual de crédito del que pueden disponer a través de la propia tarjeta, o de débito, cuando la entidad financiera permite disponer del saldo de una cuenta corriente o de ahorro y realizar operaciones sin necesidad de emplear efectivo, aunque sin conceder crédito. A finales de 2016, las tarjetas emitidas en España ascendían a 74,51 millones, de las cuales 48,75 millones eran de crédito y 25,76 millones de débito. Resulta curioso comprobar como en nuestro país existen más tarjetas de crédito en circulación (48,75 millones) que población (46,5 millones de personas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística referidos a igual fecha). Además las tarjetas de crédito están creciendo en términos relativos a mayor ritmo (8,8 por ciento) que las de débito (2,7 por ciento), lo cual puede ser un indicio de recuperación económica.

Como puedes ver en la tabla adjunta, también existe crecimiento en el número de operaciones realizadas con tarjetas de pago, en el importe total de dichas operaciones, en el número de cajeros existentes y en el de terminales de punto de venta (TPV).

Evolución Tarjetas de pago en España 2015-20162Fuente: Elaboración propia a partir de datos del BdE.

En cuanto a los datos de fraude, el BdE señala que en 2016 se registraron 888.000 operaciones fraudulentas con tarjetas emitidas en España, por importe de alrededor de 56 millones de euros, cifras también superiores a las de 2015. Especialmente destaca el crecimiento interanual del número de operaciones fraudulentas, superior al 29 por ciento. Del total de operaciones fraudulentas, el 69 por ciento corresponden a la operativa a distancia (internet, llamadas telefónicas, correo electrónico), el 28 por ciento a operativa en comercio físico y únicamente un 3 por ciento responde a operativa en cajeros. Recordar que la Ley 16/2009, de servicios de pago, limita actualmente a 150 euros la responsabilidad por las pérdidas provocadas por operaciones no autorizadas por el uso de tarjetas extraviadas o sustraídas, siempre que el titular no actúe fraudulentamente o con negligencia.