Archivo de la etiqueta: fraudes

¿Qué tipos de fraudes pueden afectar a una empresa?

Mario Cantalapiedra – Economista

Según la Real Academia Española, con el término fraude se hace referencia a la “acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete”, o bien al “acto tendente a eludir una disposición legal en perjuicio del Estado o de terceros”. Por su parte, la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE), principal organización antifraude a nivel mundial, entiende por fraude “cualquier acto intencional o deliberado de privar a otro de una propiedad o dinero por la astucia, el engaño, u otros actos desleales”.

Siguiendo la tipología que propone ACFE, puede distinguirse entre fraudes que comprometen a empresas y otros que afectan a personas. En el primer caso, a su vez se puede diferenciar entre fraudes de tipo interno, donde la compañía se ve comprometida por sus empleados, directivos o propietarios, y de tipo externo, donde los que comprometen a la empresa son externos con los que se relaciona, tales como clientes, proveedores u otras partes.

fbi-3026206_1920

Por tanto, el fraude interno se produce cuando un empleado, un ejecutivo o un gerente comete fraude en contra de su empleador, y puede incluir una o varias de las siguientes categorías (la casuística es muy amplia, por lo que he optado por incluir algunos de los ejemplos que me parecen más llamativos en cada caso):

  • Corrupción: conflictos de interés (que se dan cuando un empleado, ejecutivo o gerente tiene un interés personal y económico oculto relacionado con una operación de compra o de venta, la cual es perjudicial para los intereses de la empresa o de sus accionistas); regalos ilegales; sobornos o extorsiones de tipo económico.
  • Apropiación de bienes: robo de efectivo, suministros (aquí el material de oficina es todo un “clásico”) o de equipos; apropiación de datos o empleados que cobran una nómina sin trabajar realmente en la empresa.
  • Cuentas fraudulentas: aunque también puede afectar a información no financiera, fundamentalmente incluye el fraude relacionado con los estados financieros (maquillaje contable) por el que se sobrevaloran (o infravaloran) activos, pasivos, ingresos o gastos.

Por su parte, dentro del fraude externo, se pueden incluir prácticas tales como facturaciones a la empresa por parte de proveedores por bienes o servicios que no se prestan, o el pago de facturas por parte de clientes con cheques librados sin fondos. También comprende el robo de información confidencial o de propiedad intelectual y la piratería.

Foto: www_slon_pics

 

 

Cómo evitar robos y fraudes al utilizar los cajeros automáticos

Mario Cantalapiedra – Economista

Los cajeros automáticos son esas máquinas que permiten a los clientes de las entidades de crédito realizar determinadas operaciones, en principio, las veinticuatro horas del día. Te los encuentras en las paredes externas de las oficinas bancarias o en pequeños espacios cerrados a la entrada de las mismas. Incluso puedes encontrar cajeros automáticos en otros lugares diferentes tales como centros comerciales, estaciones ferroviarias o… aeropuertos (tengo la duda de si en los que no tienen aviones ni vuelos programados, herencia de la burbuja inmobiliaria de nuestro pasado reciente, existen cajeros automáticos operativos, tendré que enterarme). Para utilizar los cajeros automáticos necesitas una tarjeta que te facilitará la entidad de crédito con la que trabajes y un número secreto personal o PIN (personal identification number), el cual suele consistir en un código numérico que se compone de cuatro dígitos.

Supongo que a ti como a mi uno de los aspectos que más nos preocupa es la seguridad al utilizar los cajeros automáticos, fundamentalmente si lo que hacemos es retirar dinero en efectivo de nuestra cuenta. A este respecto me gustaría relacionar aquí una serie de consejos que buscan evitar robos y fraudes al usar este tipo de servicio bancario, los cuales se basan principalmente en la información ofrecida por la empresa De la Rue Cash Systems:

1. Evitar realizar transacciones en cajeros aislados, sin cámaras de vigilancia, mal iluminados (si es de noche) y que tengan elementos extraños o papeles con instrucciones.

2. Desconfiar de las personas que ofrezcan consejos o ayuda ante algún problema con un cajero. Si la tarjeta queda atrapada en la ranura conviene no perderla de vista y llamar inmediatamente a la entidad de crédito correspondiente para comunicar la incidencia.

3. Procurar memorizar y no revelar a nadie el número secreto de la tarjeta o PIN. El Banco de España recomienda que este no se anote nunca junto a la tarjeta y que se evite su coincidencia con datos de fácil obtención como fecha de nacimiento, documento nacional de identidad, etcétera.

4. Tener siempre lista la tarjeta y tapar con una mano el número secreto mientras se teclea el número o la cantidad que se vaya a sacar con la otra. Esta medida protegerá el PIN de posibles cámaras ocultas.

5. Comprobar regularmente los cargos del extracto bancario y si algo no cuadra hablar con la entidad de crédito.