Archivo de la etiqueta: innovación

Continúa el goteo de plataformas de “crowdfunding” registradas en la CNMV

Mario Cantalapiedra – Economista

Con las dos nuevas incorporaciones efectuadas en lo que llevamos de año, son ya 23 las plataformas de financiación participativa (PFP) o crowdfunding que aparecen registradas en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, lo que les permite operar de forma autorizada. Estas PFP ponen en contacto, de manera profesional y a través de páginas web u otros medios electrónicos, a una pluralidad de personas físicas o jurídicas que ofrecen financiación a cambio de un rendimiento dinerario, con personas físicas o jurídicas que solicitan financiación en nombre propio para destinarlo a un proyecto de financiación participativa.

En el registro oficial de la CNMV puedes encontrar tres modalidades distintas de PFP:

  • PFP de crowdinvesting, donde los inversores entregan dinero a una empresa a cambio de una participación en su capital.
  • PFP de crowdlending, donde los inversores prestan dinero a un proyecto a cambio de un tipo de interés.
  • PFP de ambos tipos (actualmente cinco).

En los siguientes cuadros puedes ver, por un lado, la relación detallada de su registro con número y fecha, denominación social y comercial, así como la modalidad en la que se han dado de alta, y, por otro lado, la relación de sus cuentas en Twitter.

Registro oficial plataformas de financiación participativa (PFP)

Imagen1

Fuente: Elaboración propia a partir del registro oficial de la CNMV.

Relación de cuentas en Twitter de PFP registradas

Imagen2

Fuente: Elaboración propia.

20 plataformas de “crowdfunding” registradas en la CNMV

Mario Cantalapiedra – Economista

Con la incorporación de la plataforma de inversión inmobiliaria Housers son ya 20 las plataformas de financiación participativa o crowdfunding registradas oficialmente por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en base a lo dispuesto por la Ley 5/2015 de fomento de la financiación empresarial.

Estas plataformas ponen en contacto, de manera profesional y a través de páginas web u otros medios electrónicos, a una pluralidad de personas físicas o jurídicas que ofrecen financiación a cambio de un rendimiento dinerario, con personas físicas o jurídicas que solicitan financiación en nombre propio para destinarlo a un proyecto de financiación participativa. En el registro oficial de la CNMV, detallado en el cuadro, puedes ver si la plataforma es de crowdinvesting (también denominado equity-based crowdfunding o crowdfunding de inversión), donde los inversores entregan dinero a una empresa a cambio de una participación en su capital, o de crowdlending (también conocido como loan-based crowdfunding o crowdfunding de préstamo), donde los inversores prestan dinero a un proyecto a cambio de un tipo de interés, o si está registrada en ambas modalidades (hasta cuatro plataformas actualmente lo están).

Registro oficial plataformas de financiación participativa (PFP)

Fuente: Elaboración propia a partir del registro oficial de la CNMV.

A la espera de que el “regulatory sandbox” para el sector “fintech” español sea una realidad

Mario Cantalapiedra – Economista

El pasado 5 de julio se celebró en la Torre de Cristal de Madrid una interesante jornada sobre el sector fintech en España, organizada por el diario digital El Español, a la que tuve oportunidad de asistir. Entre los distintos temas allí tratados me gustaría comentar el que hace referencia al proyecto de creación de un regulatory sandbox por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), organismo que vela por buscar encaje jurídico a estos nuevos modelos de negocio.

Un regulatory sandbox o “banco de pruebas regulatorio”, según la definición empleada por la británica Autoridad de Conducta Financiera (Financial Conduct Authority – FCA), viene a ser “un espacio seguro en el que las empresas pueden probar productos, servicios, modelos de negocio y mecanismos de entrega innovadores sin tener que hacer frente desde el principio a todas las consecuencias regulatorias normales que recaen sobre la actividad en cuestión”. Es decir, se trata de que las fintech puedan probar su negocio innovador mientras el regulador aprende la mejor forma de regularlas.

Pues bien, la CNMV, según lo comentado en la jornada por su subdirectora de Asuntos Internacionales, Fátima Cerdán de la Cruz, está trabajando en un sandbox para España similar a los que ya existen en otros lugares, como Gran Bretaña o Australia. Entre las cuestiones en las que están trabajando para darle forma definitiva figuran las siguientes:

  • Definir qué entidades podrían participar en el banco de pruebas (pudiendo ser solamente las plataformas autorizadas por la CNMV en base a lo dispuesto en la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial, o también las no autorizadas, como ocurre en el sandbox británico).
  • Concretar el plazo para realizar la prueba, el cual suele oscilar en otros países entre seis y doce meses, aunque, por ejemplo, en Gran Bretaña no supera los seis meses.
  • Delimitar la muestra de consumidores y cómo se articularía su consentimiento a participar en el ensayo.
  • Definir las características concretas de la prueba.
  • Concretar los mecanismos de salida fijando el tipo de compensación económica que recibirían los consumidores para no verse perjudicados.

Si bien es cierto que la CNMV ha manifestado su voluntad de poner en marcha el banco de pruebas, todavía no ha fijado una fecha concreta para hacerlo, lo cual enfría un poco las expectativas de un sector que va muy rápido y que siente como al regulador le cuesta seguirle.

Recomendaciones de la OCDE para que el crecimiento económico de España sea más inclusivo

Mario Cantalapiedra – Economista

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) acaba de presentar su Estudio económico sobre España 2017, en el cual indica como el crecimiento previsto para nuestro país para el período 2017-2018 será superior al 2% del PIB. El organismo internacional con sede en París, reconoce que la economía española está disfrutando de una sólida recuperación tras haber experimentado una profunda recesión, como puedes ver en el gráfico al final del post. No obstante, cree necesario establecer medidas adicionales para que el crecimiento económico sea más inclusivo, es decir, alcance al conjunto de la población española y no solo a una parte. Estas medidas van desde reformas macroeconómicas relacionadas fundamentalmente con el ámbito fiscal, pasando por políticas de reducción de desempleo y de la pobreza, hasta la mejora de la cualificación de los trabajadores y el incentivo a la inversión empresarial en materia de innovación. En concreto, la OCDE nos propone las recomendaciones siguientes:

1. Recomendaciones sobre políticas macroeconómicas

– Seguir acometiendo reformas estructurales dirigidas a conseguir un crecimiento sólido y equilibrado.

– Ajustarse a los objetivos fiscales a medio plazo para garantizar una reducción gradual de la deuda pública.

– Mejorar la eficiencia del sistema tributario mediante:

  • La abolición de exenciones del IRPF con un enfoque inadecuado.
  • La abolición de tipos reducidos del IVA de carácter regresivo.
  • El aumento de los impuestos ambientales.

2. Recomendaciones para reducir el desempleo

– Crear perfiles de los desempleados y contratar consultores especializados.

– Aumentar los recursos y la ratio entre profesionales de los servicios de empleo y los demandantes de empleo.

– Crear un punto único de contacto para servicios sociales y de empleo.

– Reducir las contribuciones empresariales a la seguridad social para los trabajadores de salarios bajos con contratos indefinidos.

– Solicitar una representación mayor de los colectivos empresariales cuando se autorice la prórroga de los convenios colectivos.

3. Recomendaciones para mejorar las habilidades de los trabajadores

– Mejorar la calidad de la enseñanza entre el profesorado a través de una mejor formación universitaria y en el puesto de trabajo.

– Continuar el desarrollo y la modernización de la enseñanza y formación profesional (EFP):

  • Ampliar la enseñanza y formación profesional dual.
  • Garantizar que las competencias enseñadas satisfagan las necesidades empresariales.

– Potenciar la enseñanza y formación profesional y los programas de formación para adultos.

4. Recomendaciones para reducir la pobreza

– Aumentar el volumen y el alcance de los programas regionales de apoyo en materia de ingresos mínimos.

– Aumentar las ayudas en efectivo para las familias con hijos.

5. Recomendaciones para promover la inversión empresarial en innovación

– Continuar con la implantación de la Ley de Unidad de Mercado y aprobar la reforma de los servicios profesionales

– Reasignar parcialmente partidas de préstamos a ayudas a Investigación y Desarrollo para proyectos e investigadores.

– Cuando la condonación de la deuda no sea automática, reducir el periodo durante el cual los emprendedores en quiebra estén obligados a devolver deudas pasadas.

– Crear fondos de bonos de pymes con avales proporcionados por el Gobierno y los beneficiarios.

– Aumentar la financiación pública y privada para empresas innovadoras de reciente creación.

PIB real de España, variación interanual (en porcentaje)11 Fuente: OCDE (2017), OECD Economic Outlook: base de datos de estadísticas y proyecciones, marzo.

Un portal de la CNMV para fomentar iniciativas empresariales “fintech” en España

Mario Cantalapiedra – Economista

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) considera que los modelos de negocio fintech, que unen tecnología y finanzas, suponen una oportunidad para mejorar los mercados financieros puesto que se orientan más al inversor final e incrementan la eficiencia y la competitividad de dichos mercados. En este sentido, el organismo público acaba de habilitar un portal con la intención general de promover iniciativas empresariales fintech en España y dos objetivos concretos:

1. Facilitar ayuda a promotores y entidades financieras sobre aspectos normativos del mercado de valores que pudieran afectar a sus proyectos.

2. Crear un espacio informal de comunicación con promotores y entidades financieras sobre sus iniciativas en este ámbito.

Como sabes la CNMV se encarga de autorizar e inscribir en un registro oficial a las plataformas de financiación participativa que recurren a préstamos, valores o participaciones en sociedades de responsabilidad limitada, y que están reguladas por la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial. No obstante, opina que existen otra serie de productos, servicios o procesos innovadores relacionados con el mercado de valores que podrían precisar de su autorización. Entre otros ejemplos cita al asesoramiento automatizado o la gestión de cartera automatizada, a los canales de distribución alternativos aplicados al mercado de valores, al big data o a la tecnología blockchain. De este modo, se trata de que las startups que consideren que sus proyectos fintech pueden estar relacionados con el mercado de valores se pongan en contacto con la propia CNMV para clarificar sus dudas sobre normativa aplicable y plantear sugerencias o facilitar información, para lo cual se ha previsto el siguiente mecanismo: se ha habilitado un formulario para que los emprendedores lo remitan por email, el cual una vez recibido debe ser contestado dentro de los tres días hábiles siguientes. Las comunicaciones serán de carácter informal y tendrán lugar por email o teléfono, inclusive podrán concertarse reuniones físicas con los emprendedores si así lo considera el organismo público. Una vez evaluados los proyectos, los que se requieran autorización serán derivados al departamento de la CNMV correspondiente. No obstante, los contactos a través del portal fintech no implican el inicio de un procedimiento administrativo ni tienen la consideración de asesoramiento legal con efecto vinculante. También se asegura que la información aportada será tratada de forma confidencial.

El daño colateral a la innovación de la prórroga presupuestaria

Mario Cantalapiedra – Economista

El próximo 15 de octubre España, al igual que el resto de sus socios comunitarios, debe presentar ante la Unión Europea su presupuesto de ingresos y gastos públicos para el año de 2017. El problema es que la imposibilidad de formar gobierno a la que estamos asistiendo no permite la elaboración de uno nuevo, por lo que pocos dudan ya de la necesidad de prorrogar el correspondiente a 2016. No estamos hablando de un tema menor, puesto que este presupuesto define el marco jurídico y financiero al que deben ajustarse el conjunto de las administraciones públicas del país.

Entre los problemas que conlleva esta situación me gustaría centrarme en uno que afecta especialmente al futuro de nuestra economía, como es el de la inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i). Prorrogar unos presupuestos supone continuar en esta materia con las partidas de gasto aprobadas para el presente ejercicio sin que se puedan acometerse nuevas iniciativas. Si pensamos que la reducción del gasto en I+D+i ha protagonizado gran parte del ajuste vivido en los últimos años, la situación nos debería preocupar. Ya que es donde realmente debemos invertir si queremos ver a nuestra economía ganando peso en el concierto internacional.

En este sentido, el Marcador de la Innovación Regional (Regional Innovation Scoreboard) correspondiente a 2016 y publicado por la Comisión Europea, no deja muy bien paradas a las comunidades autónomas españolas. Dicho estudio evalúa los resultados de la innovación a nivel regional europeo a través de un número limitado de indicadores expresados en términos relativos (población que termina estudios superiores, gasto en I+D de los sectores público y privado, pymes que realizan innovación interna y externa, solicitudes de patentes, trabajadores en industrias con tecnologías media-alta y alta, así como en servicios intensivos en conocimiento, etcétera). Como puedes observar en el gráfico al final del post, únicamente el País Vasco se salva del resultado muy modesto que observa el resto de país en materia de innovación.

Los frutos de la inversión en I+D+i normalmente son difíciles de observar en el corto plazo, no obstante, son los que pueden permitir a una economía generar el valor añadido necesario para competir con las economías más avanzadas. Cuando políticos de uno y otro color no son capaces de encontrar salida a la situación de bloqueo institucional, deberían tener esto muy presente. Ya no se trata de pensar en las próximas elecciones de este país sino en sus próximas generaciones.

Marcador de la Innovación Regional en Europa

regio-final-1

Fuente: Regional Innovation Scoreboard – European Commission (2016).

Cinco citas relacionadas con la innovación en la empresa

Mario Cantalapiedra – Economista

Comienza septiembre y para muchos es el momento de la “vuelta al cole” que, en algunos casos, se acompaña del propósito de cambiar y mejorar las actividades que se vienen realizando, fruto de la reflexión durante la época estival. Cambiar y mejorar en la empresa suele significar innovar, por lo que este puede ser un buen momento para repasar algunas citas que se relacionan con el proceso de innovación en la empresa:

1. “La competitividad de una nación depende de la capacidad de su industria para innovar y mejorar. La empresa consigue ventaja competitiva mediante innovaciones”. Michael E. Porter.

Un debate ya clásico es el que hace referencia a si innovar es una mera opción para la empresa o algo que tenga que afrontar necesariamente. Una compañía de éxito, con cierto historial en el mercado, puede llegar a considerar que lo que le ha funcionado hasta la fecha, su modelo de negocio, lo seguirá haciendo en el futuro por lo que no es necesario que cambie nada. Considero, al igual que el profesor Porter, que la competitividad de una nación, y de sus empresas, depende de su capacidad de innovar. En una economía global, la innovación es obligatoria para poder competir y estar presente en el mercado, de tal modo que la compañía que no innove, tarde o temprano, dejará paso a otra idea, a otra compañía que le sustituirá. Por ejemplo, un país como España líder en el sector turístico a nivel internacional con condiciones “naturales” excepcionales para la atracción de turistas (localización, clima, patrimonio histórico, etcétera), no puede dejar de innovar pensando que los turistas “seguirán viniendo como siempre”. Conseguir que el sistema turístico español siga siendo líder pasa por avanzar en propuestas innovadoras (destinos turísticos inteligentes, automatización de bienes y servicios relacionados con el turismo, tendencia verde, etcétera), que consoliden nuestras ventajas competitivas.

2. “Para innovar hay que estar dispuesto a cambiar de opinión”. Eduard Punset.

Realmente el maestro de la divulgación científica lo que piensa es que para innovar hay que estar dispuesto a cambiar de opinión “como lo hacen los simios”, y no imitar a los homínidos que “no lo hacen ni muertos”. Además Punset añade que “este consejo, se hace más necesario precisamente en tiempos de crisis que es cuando se debe aprovechar el cerebro”. En cualquier caso, parece claro que la innovación precisa de cierta flexibilidad mental que permita abandonar una línea de pensamiento y pasar a otra. El pensamiento empresarial innovador no depende tanto de las experiencias pasadas o de los hechos que ya se conocen, sino que imagina un futuro deseado e intenta diseñar un plan para alcanzarlo. Es un pensamiento intuitivo y abierto a distintas posibilidades.

3. “La innovación es lo que distingue a un líder de los demás”. Steve Jobs.

Los procesos de innovación, sobre todo aquellos que puedan considerarse más disruptivos, es decir, donde se incorporen al mercado bienes o servicios no conocidos anteriormente, precisan de personas que se coloquen al frente. Para el fundador de Appel, la innovación no es una cualidad más que deba reunir un líder, sino que precisamente es la que le define como tal. Y aquí no se trata tanto de que el líder innove como que cree un entorno organizativo donde otras personas apliquen el pensamiento innovador para resolver los problemas y desarrollar nuevos bienes y servicios. Gestionar innovación, por tanto, precisa conectar personas y crear una cultura de innovación alrededor de ellas.

4. “El crecimiento es un proceso de prueba y error: es una experimentación”. Benjamin Franklin.

El proceso innovador supone cambiar las actividades de la empresa con objeto de mejorar los resultados. No obstante, hacer las cosas de forma distinta a la forma tradicional, supone enfrentarse a la incertidumbre sobre dichos resultados, de ahí que para muchas empresas la innovación sea algo incómodo de gestionar. Lo que se ha de procurar es que la empresa pruebe las veces necesarias para conseguir los objetivos de mejora perseguidos con la innovación, antes de que se le agoten los recursos disponibles.

5. “Las ideas son inútiles, a menos de que se usen”. Theodore Levitt.

Termino esta selección de citas referentes a la innovación con esta del profesor Levitt, que considero que tiene mucho sentido desde una perspectiva empresarial. Las nuevas ideas susceptibles de aplicación industrial son un paso previo y necesario para innovar, pero solamente si se llegan a explotar, teniendo impactos en la producción y en el mercado, podremos hablar realmente de innovación.

Análisis del recorte de la financiación de Enisa para 2016

Mario Cantalapiedra – Economista

El 29 de abril de 2016 el Consejo de Ministros español aprobó un acuerdo de no disponibilidad de créditos en los Presupuestos Generales del Estado de 2016 por importe de 2.000 millones de euros, con el objetivo de reducir el déficit público, que debía ser asumido entre todos los Departamentos ministeriales.

En este sentido, el pasado viernes se hizo público cómo afecta este recorte general a la Empresa Nacional de Innovación (Enisa), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la cual juega un papel muy importante en la financiación de proyectos innovadores y viables impulsados por pymes y emprendedores a través de la concesión de préstamos participativos. Estos instrumentos de financiación, a medio camino entre el capital riesgo y el préstamo bancario a largo plazo, proporcionan recursos financieros a las empresas sin interferir en su gestión, caracterizándose por la participación de la entidad prestamista en los beneficios de la empresa financiada a través de un interés variable, además del cobro de un interés fijo. Tienen la ventaja de considerarse deuda subordinada, es decir, su exigibilidad queda por detrás de todos los acreedores comunes por cualquier otro crédito u obligación de la empresa, lo que permite a esta mantener su capacidad de endeudamiento. Pues bien, el anuncio del recorte efectuado por el Consejo de Ministros del 1 de julio, ha causado revuelo en los distintos foros de emprendedores, tan necesitados de buenas noticias, por lo que conviene puntualizar lo que pasados unos días sabemos del mismo:

  • La dotación presupuestaria para financiar proyectos en 2016 de Enisa se ha visto reducida en un 27 por ciento (inicialmente era de 113 millones de euros).
  • El recorte fundamental se ha producido en la línea de préstamos participativos a proyectos promovidos por empresas de base tecnológica, la conocida como línea EBT, que se fija ahora en un importe máximo de 1,7 millones de euros, lo que supone reducir en 18,6 millones de euros, su cuantía inicial.
  • Desde Enisa se quiere tranquilizar a los emprendedores, subrayando como siguen contando con 82,6 millones de euros para financiar proyectos innovadores y viables impulsados por pymes y emprendedores, incluidas startups y empresas de base tecnológica, así como cualquier otro sector de actividad (con ciertas excepciones en el inmobiliario y el financiero). Se trata de no dejar atrás a las compañías de base tecnológica, haciéndolas encajar en otras líneas de financiación donde por su amplitud tienen cabida.

Préstamos formalizados por Enisa en 2015enisaFuente: Empresa Nacional de Innovación (Enisa).

Economías no bancarizadas: una gran oportunidad para las “fintech”

Mario Cantalapiedra – Economista

Según los datos aportados por el Banco Mundial en su estudio “The Global Findex Database 2014: Measuring Financial Inclusion around the World”, existen dos mil millones de adultos en el mundo que no están bancarizados, es decir, que no poseen una cuenta bancaria. Para este organismo, el poder acceder a los servicios financieros, lo que se conoce como “inclusión financiera”, es algo fundamental para reducir la pobreza y lograr el crecimiento económico. En su opinión existen evidencias de que la inclusión tiene beneficios sustanciales para los individuos, de tal modo que, al participar en el sistema financiero, están en mejores condiciones para iniciar y expandir negocios, invertir en educación, gestionar riesgos y afrontar crisis financieras.

Lo cierto es que el grado de bancarización, que a nivel global está en el 62 por ciento de los adultos, difiere bastante entre países. Hay economías como Dinamarca, Finlandia, Noruega, Nueva Zelanda o Suecia donde alcanza al cien por cien de la población adulta. No muy lejos está España, donde el 98 por ciento de los adultos tenemos cuenta bancaria. Sin embargo, en países de nuestro entorno como pueden ser Italia o Portugal, el porcentaje baja al 87 por ciento. Y si acudimos a los datos de economías de América Latina nos encontramos que, en países como México o Colombia, solamente un 39 por ciento de los adultos poseen cuentas bancarias. El farolillo rojo de la clasificación (de un total de 143 países) lo ocupa Turkmenistán, donde solamente un 2 por ciento de los adultos tienen cuenta bancaria.

Las personas no bancarizadas en el mundo parecen representar una gran oportunidad para las empresas fintech, las cuales utilizan la tecnología para ofrecer servicios financieros. Si pensamos que en muchas regiones del mundo hay más personas que tienen teléfonos móviles y acceso a Internet que cuentas bancarias, las fintech pueden aprovecharlo para hacerles llegar servicios financieros que hasta ahora tenían vetados.

Ranking economías con nivel de bancarización ≥ 90% (2014)

Imagen1

Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de Demirguc-Kunt, Asli, Leora Klapper, Dorothe Singer, and Peter Van Oudheusden. 2015. “The Global Findex Database 2014: Measuring Financial Inclusion around the World.” Policy Research Working Paper 7255, World Bank, Washington, DC.

Fabricar sin obsolescencia programada

Mario Cantalapiedra – Economista

Recientemente viví el clásico pequeño drama familiar consistente en que el electrodoméstico de turno, en este caso, un frigorífico, dejara de funcionar de la noche a la mañana sin causa aparente. Sí, ese tipo de situaciones que generan un gasto extraordinario en las economías domésticas que lleva a trastocar todavía más sus maltrechos presupuestos. En este caso, lo primero que me vino a la mente fue el concepto de obsolescencia programada, polémico donde los haya, el cual básicamente viene a señalar que “los productos fallan de manera predeterminada por el fabricante al cabo de cierto tiempo o uso”.

Sobre este tema me parece interesante la iniciativa emprendida por Feniss (Fundación Energía e Innovación Sostenible sin obsolescencia programada), nacida en septiembre de 2015, y que otorga el denominado sello ISSOP (innovación sostenible sin obsolescencia programada), certificación que distingue a aquellas empresas que no incluyen la obsolescencia programada en la fabricación de sus producto o que, al menos, fabrican productos reparables por un coste menor al de comprar uno nuevo. Para obtener este sello las empresas aspirantes deben cumplir el decálogo siguiente:

  1. Priorizar la compra de productos y la contratación de servicios que sean respetuosos con el medio ambiente, fabricados sin obsolescencia programada, y si es fabricante de algún producto, fabricarlo sin obsolescencia programada. Utilizando preferiblemente producto local y el “Comercio Justo”.
  2. Contribuir a la mejora energética y a la disminución de emisiones, con el objeto de reducir las huellas de carbono y ecológica corporativa.
  3. Realizar la correcta gestión de residuos.
  4. Promover la cultura del consumo social y ambientalmente responsable.
  5. Apostar por una responsabilidad ambiental

    y la preservación del Medio Ambiente local.

  6. Facilitar el acceso a la formación ambiental y de integración social.
  7. Evitar hacer uso de una publicidad engañosa o ambiental y socialmente irresponsable.
  8. Promover la igualdad e integración social.
  9. Facilitar la conciliación laboral, familiar y personal.
  10. Promover y difundir los compromisos adoptados hacia un modelo de gestión más sostenible y responsable. Incluir en sus contratos con terceros cláusulas que impidan la corrupción.

En la web de Feniss, observo que, entre las empresas que ya han obtenido el sello ISSOP, figura Casio España. Pues bien, tengo una calculadora de esta marca desde el primer año de mi carrera universitaria, hace casi treinta años, y ahí sigue funcionando perfectamente. Se me ocurre que, o bien, es más fácil fabricar calculadoras que duren en el tiempo que frigoríficos, o bien, hay otros intereses detrás ¿no te parece?

imagenselloISSOP_22

Leer artículos anteriores: Pág. Anterior 1 2 3 4 Pág. Siguiente